lunes, 11 de noviembre de 2013

OREJEANDO LO QUE SE VIENE

Honorables contertulios:

Sin que nos de respiro, han pasado en estos ultimos 60 días, cimbronazos que dejan huellas para los tiempos venideros.
Enfermedad y operación presidencial, elecciones legislativas, y sentencia de la Corte, sosteniendo la constitucionalidad de una ley del Congreso, se sucedieron sin dar en algunos casos espacio para la reflexión.
Y es a própósito de uno de ellos, hablamos de aquel traumatismo, transtornos derivados, operación y reposo absoluto post operatorio de la Presidenta, ligado a otro como fue la elección legislativa, lo que nos mueve a procesar todo lo sucedido, y lo que vendrá.
Ya estan los resultados de las urnas, y ya termina el período de reposo de la presidenta.

La reaparición en el ejercicio del Ejecutivo de CFK, conlleva no solo un trámite institucional, sino mas importante aún, es el símbolo del inicio de su último tramo presidencial, al que llega con todas las energías intactas, con todo su "imperator" republicano, y con el total y notorio dominio del escenario político.

Cuatro grandes conflictos atravesaron la década ganada, que fueron consecuencia de politicas básicas para transformar el eje histórico de dependencia al que estuvo sujeto el poder político durante largos períodos históricos, que nos sumieron en un final de siglo de catastrofe.
En medio de una dispersión cultural con una identidad cuestionada, una disgregacion politica que atravesaba todo el espectro partidario, un vaciamiento industrial que determinaba la instalacion de un modelo de usufructo para muy pocos, y una desesperanza generalizada que parecía imborrable e irreversible.

La primera se basó en las politicas de reparacion, memoria y justicia por los genocidios de la dictadura civico-militar, y el encubrimiento eclesiástico,  con el consiguiente rechazo provenientes de minúsculos pero activos sectores pro-dictadura, que se oponen al imperio de la ley y de las politicas de derechos humanos, traducido en la ampliacion de los juicios a los genocidas directos y a sus cómplices empresarios.
Le siguió la definición sobre la resolucion de la permanente dependencia con organismo financieros, proponiendo y logrando una quita sin precedentes de la Deuda Externa, que pesaba para futuras generaciones como la mochila mas pesada y agraviante que nos inmovilizaba para un desarrollo con equidad.
La siguiente fué la resolucion 125 sobre la reformulación de las retenciones a las exportaciones agrarias, beneficiadas excepcionalmente por el valor de la moneda de intercambio, que era sostenida por el peso total de la poblacion, poniendo sobre el tapete, que las rentas extraordinaria serían un sustento más, para la industrializacion del pais, la defensa del empleo y para ampliar la demanda interna.
La ultima ha sido el debate publico a lo ancho del país, para culminar en el Congreso en una voluntad abrumadoramente favorable, para aprobar una ley de Servicios Audiovisuales, que abriera nuevas voces que socializaran y democratizaran la palabra, para beneficio de estas generaciones y futuros gobiernos.

Las cuatro medidas, que traducen una coordinada política de apertura, tuvieron una compleja trama de actores opositores que se enancaron detrás de los intereses de los reales beneficiarios, que apelaron, incluso desde las sombras o a traves de testaferros, a cuanto medio, institución o sector estuviera disponible, para mantener sus atacados privilegios.
Algunas veces hasta se apeló y se sigue apelando a no tener Memoria ni Justicia para dejar que las víctimas queden sin reparación.

Recordemos la defensa que se hizo de hacer honor a la deuda, enmascarando detrás de una supuesta defensa del pago de obligaciones espurias esgrimida por los sectores financieron, el negocio de la bicicleta financiera que desde los tiempos del 1800, nos condenaba a una hipoteca sucia y denigrante, o el desguace de la industria nacional o la rapiña sobre las empresas del Estado, como FFCC o YPF, fruto del ahorro nacional.
 
Al mismo tiempo nacía aquella amenaza de quedar afuera del mundo, si unilateralmente arreglabamos un default del cual el pueblo y el gobierno de turno, eran ajenos.
Recordemos el alzamiento de los sectores altos, y medios altos, base social y sustento de los agroexportadores para que no se toquen sus rentas extraordinarias.
Tengamos presente las mil y una artimañas que demoraron con el beneplácito de los mismos sectores la vigencia de la ley, con la anuencia de sectores conservadores enquistados en el poder judicial, impugnada vanamente por inconstitucional.
Acaso en un tono de conflicto apenas menor, pero tambien con su "impronta" de cambio y consiguiente conflicto, asistimos al debate sobre la estatizaciónes de las AFJP y la de YPF, la AUH, la movilidad jubilatoria, el matrimonio igualitario, aquel debate para no olvidar, donde un Bergoglio desbordado demonizara al gobierno.
Y no fué una mera anécdota la actitud frontal del establishment, hoy alineado como su mejor opción detrás del Frente Renovador (Redrado dixit) resistiendo a que el pago de deuda se hiciera con Reservas del BCRA, y no refinanciando esa deuda, o reflotando una maxidevaluación, o "ajustando los beneficios sociales", insistentemente pedida "para mejorar la competitividad" por los sectores "gurkas" de la UIA, via De Mendiguren como mascarón de proa, licuando con ello la "carga" de pagar esos salarios justos obtenidos en paritarias.
De esas políticas de cambio y conflicto, nace el Kirchnerismo como una anomalía dentro del universo de la chatura politica que nos rodea, "siempre dispuesto a acordar con el enemigo para no levantar polvareda", ofreciendo una nueva oportunidad para crecer en un proyecto de desarrollo y equidad autónomo.
De esos debates y tomas de conciencia, nace el Kirchnerismo como una identidad propia dentro del universo peronista, re-asumiendo el historico rol de justicia social e independencia economica que esta en los genes desde el nacimiento en el 45, que venia destrozado e ignorado ideologicamente después de las experiencias de Menem- Duhalde.

Y del conglomerado que ejerció presión para desbaratar esas políticas, de esta nueva "Union Cacerolera Democratica  ", o su sigla UCD, nacen las distintas opciones para congelarlo.
Fin de ciclo claman, para autoconvencerse, suponiendo que repitiendo la consigna como jaculatoria, lao veran hecha en la realidad.

Si el Kirchnerismo es lo mas "izquierdista y progre" que resiste la sociedad, estamos en una dificil situación ideológica.
Pareciera que solo es el gobierno, el que sostiene, alienta y construye alternativas de cambio, y cuando éste toma aire o se detiene en su andar, o se equivoca, nada revulsivo ocurre desde el Nac & Pop.

La experiencia histórica nos indica que debiera ser la sociedad, sus distintos actores sociales, politicos, sindicales, intelectuales los que empujen los cambios, y con ello desafíen al gobierno a adoptarlos.
La soledad del gobierno, acaso traducida en votos, parte de una sociedad que se acostumbró a recibir, como un hecho natural e irreversible, sin demandar previamente, sin estar preparada para defender sus conquistas.
Me remito al gobierno de Peron del 46, un dador excepcional de derechos sociales, que cuando estaba al caer y quedaban en peligro las conquistas obtenidas, el pueblo en su conjunto no se movilizo para defenderlas, y solo años posteriores tomó conciencia de lo cuantioso de su pérdida, retomando tardiamente desde el llano o desde la resistencia, los planes de lucha, que permitieron el Regreso, tardiamente y con un Líder ya sin fuerzas, un lider que habia dejado de ser el "Padre Eterno".

En la vereda de enfrente, bien enfrente y sin posibilidad de un punto de encuentro, confluyen los opositores de derecha en sus muy diversas etiquetas.
La más sutil y mas efectiva, la encarna el viejo "peornismo bonaerense", depositario de los sectores mas derechosos, atendiendo a las maniobras de la estrategia Duhaldista, que con un discurso light, pretende encarnar el cambio, sin .........confrontación, un oximorón superlativo, apelando al masomenismo vacuo como meollo de un discurso, que parece dictado por el Ejército de Salvación.

Nadie puede apostar a que en un plazo corto no tengan éxito.
Menem lo hizo, claro que también mintiendo sobre sus intenciones.
Las salidas cómodas, tienen su corte de adeptos.

Se cuentan de a miles, quienes en cuanto pueden tener un respiro, creen estar en el paraíso y se olvidan de los infiernos de donde provienen, sin evaluar la necesidad de consolidar lo ganado, y para cuando adviertan el cambio de rumbo, se habrá recorrido un camino difícil de remontar nuevamente.
Pero es la naturaleza humana, que no es un dato a despreciar.
Entender esas particularidades, y saber como comunicar las propias posiciones, es un saber que a veces excede los voluntarismos, sobretodo en épocas donde la tecnología de punta y los medios económicos, están en manos de las propias corporaciones afectadas por los cambios.

Así que estos dos últimos años del mandato de CFK, que en las próximas horas retomará la gestión política-administrativa activa, estarán impregnados por la estrategia para consolidar en un nuevo período el proyecto de transformacion, y por la gestión para darle sustento a las futuras decisiones ciudadanas, y será impiadosamente atacada por los medios pasibles de ser afectados por la consolidación de las politicas de cambio.

El resultado final que se dilucidará en octubre del 2015 es abierto, pero el gobierno tiene una ventaja estratégica; TIENE LA INICIATIVA.
Si la mantiene, si redobla las apuestas, si impone su agenda, si es creativo, si auna esfuerzos, si sabe ser convocante, es favorito.

Gestión, acuerdos provinciales, coincidencias sectoriales, aperturas políticas, remozamiento del gabinete, serán preanuncios que perfilarán no solo, cuales serán los temas movilizadores y quienes serán las primeras espadas hasta el fin del mandato y que seguramente también serán los candidatos a portar con mayor potencia la identidad kirchnerista en el 2015, sino fundamentalmente expondrán la voluntad de poder del Kirchnerismo.

Abrimos pues un parentesis para analizar "que y quienes" seran protagonistas.
La conduccion del peronismo de CFK, es evidente que sobresale por sobre cualquier alternativa.
De lo que se trata, es de imprimirle a ese universo tan amplio y  a veces tan contradictorio de un nuevo volumen, mas abarcativo, mas inclusivo y más confrontativo, que garantice el ADN kirchnerista, en la dilucidacion de la interna peronista.
Que la elección de la formula presidencial para el 2015 en el peronismo (Frente de la Victoria, mediante) se definira institucionalmente en las PASO de agosto del 2015, es un hecho incontrovertible.
Y que habra dos posiciones antagónicas, con sus respectivas candidaturas que expresarán esas posiciones muy nitidamente, también.
Una será la que expresa el gobernador Scioli, de alguna manera en sintonía con el peronismo "masomenista" que expresa el peornismo disidente que encabeza Massa, pero peleando adentro del partido, y acaso pactando con los restos del DeNarvaismo, que está en camino a su extinción.
Si pierden, en la generales votarán a Massa, no los separa nada ideologicamente.
El otro candidato sera la expresión del proyecto Kirchnerista.
El candidato saldrá de quienes ejercen poder territorial, sean ganadores y respondan a una percepción de la pertenencia al kirchnerismo, esto es del manual del poder.
Se perfilan acaso un par de actores con similares, aunque no iguales perfiles: Uribarri y Capitanich.
Por algunas razones y señales, que me reservo destacar, me inclino a creer que el candidato será Uribarri, a quien prefiero largamente sobre el chaqueño.
Si así fuera, que el candidato sea el gobernador Uribarri, estará solidariamente acompañado por los gobernadores kirchneristas actuales.

Seguramente Scioli llevará algún compañero de formula de las provincias norteñas, Urtubey, con buenos enganches con el establishment mas tradicional y conservador, incluida la Jerarquia, parece un candidato posible para acompañarlo.
Por otro lado, Uribarri llevará a algun bonarense en la fórmula, que no debieran salir del ex ministro de Agricultura y actual Pte. de la C. de Diputados, Dominguez o del actual Ministro de Interior y Transporte, Randazzo (y el que no sea compañero de fórmula, acaso podrá ser candidato a gobernador o viceversa).
Para ello hay que posicionar a esos potenciales primeros actores en el escenario nacional y darle libreto, es decir poner en acción, políticas que les exijan protagonismo decisivo, que se traduce, en conocimiento público.
El candidato debe estar en primera linea del nuevo Gabinete.
Si fuera Uribarri deberá saltar al escenario nacional, antes que tarde.
Y ese lugar debe ser preeminente y potencialmente protágonico.
Creo que el cambio de figuras en el gabinete nacional, es un hecho necesario en que coincidimos la mayoria de los observadores.
Creo que en el próximo gabinete habra nuevos espacios para los nuevos actores y el mas importante, sería la asuncion en la Jefatura de Gabinete de Uribarri.
En ese caso, acaso se desdoble el actual Ministerio de Interior y Transporte, un engendro creado fruto de la necesidad y de las circunstancias.
Interior recibiria a Abal Medina y Randazzo asumiria la totalidad de la conducción y responsabilidad a través del nuevo ministerio de Transporte, de la transformacion de todo su espectro, una tarea ciclópea, y que parece le cae al dedo.
Dominguez es muy posible vuelva al Ministerio de Agricultura, un enclave  estratégico para tener una mirada total de la provincia de Buenos Aires.
Ya Agustin Rossi, un potencial (acaso teoricamente el mejor) que no llega por no tener en su haber gestión en su terruño, alcanzó un lugar en el gabinete y nos quedan incógnitas a resolver.
El area de Salud pide a gritos una figura de relieve a su frente, y ya que Manzur fue electo diputado ¿por que no volvemos con el mejor, el ya probado Gines Gonzales Garcia?
Economia debe emprolijar su elenco. Hay demasiado ruido entre pares que a veces emiten señales contradictorias.
La vuelta de Taiana a la política pública es alentadora, aunque todavía lejos de los niveles de  decisión.
Y un cuadro como Filmus, acaso de los mejores que dió la nueva democracia, debe tener su espacio de gestión; es imperdonable perder su talento, experiencia, conocimiento y compromiso, por haber tenido que competir y casi naturalmente que perder, en un territorio hostil para los cambios.
Se hablará menos de la Campora como factor de poder interno, y más de la Liga de Gobernadores, de los movimientos sociales y de los Intendentes del Conurbano, los posible titulares del "Gran juego del poder".
Enfrente lo de siempre, el republicanismo que vive de la denuncia y el escandalo, y el menemismo que se encarna en el PRO y se circunscribe a la Autónoma, ambos con acotados escenarios.
Lo nuevo en materia electoral, aunque tan viejo como que se puede remontar a diversas etapas de variables "de oportunistas para arreglar con el enemigo", como supo ser el vandorismo, la "patria metalúrgica", el pacto militar-sindical, la entrega de Menem, la aquiescencia y mafias conurbanas del Duhaldismo, sale de las entrañas del peornismo bonaerense, con la etiqueta de un envase contradictorio: un llamado Frente Renovador que es el envase electoral en que se convierte el "Masomenismo Renovador", nutrido de distintas capas geológicas de ese peornismo anquilosado: menemismo privatizador, barones del duhaldismo sectario, gremialismo corporativista y cerrado, más el kirchnerismo ligth de ocasión, y una porción nada despreciable de cómodos instalados, que nada quieren de confrontar y arriesgar.

Aqui hay variables que sobrevendrán inexorablemente.
La imposibilidad de reelección de Cristina es la más importante y decisiva, y de ella devienen todas las situaciones que nos dan pié para especulaciones análiticas que podrán tener alguna, o ninguna realidad.
Que si Cristina pudiera ser candidata, ¿de que estariamos hablando?
Que el kirchnerismo dará pelea, es una verdad de perogrullo.
Hay puntas para sacar conclusiones; que después se conviertan en realidades, es otro cantar.
Hasta el proximo cimbronazo.

Jorge Carbajal






jueves, 12 de setiembre de 2013

El "Chicho" y sus circunstancias

Honorables contertuli@s:

   
Allende nos dejó experiencias, trayectoria y admiración.
    Fué fiel seguramente, a aquella definición del "Hombre y sus circunstancias".
    Murió sin abandonar ninguna de sus convicciones y murió por ellas.

    Mucho y bueno, se ha escrito en estas ultimas horas, sobre la tragedia política que vivió el pueblo chileno, hace 40 años, como fruto del consiguiente golpe cívico-militar que impulsaba el Hermano Mayor desde Wahington y se concretaban en todas las regiones del continente cuando no se seguía su libreto colonial de exacciones, modelo al que tan sumisamente se adherían periódicamente las burguesías de cada región.

    Dentro de poco tiempo, también se cumplirán los mismos 40 años del golpe civico-militar en Uruguay.
    Y en algo mas de dos años y medio, el correspondiente aniversario de uno similar en la Argentina.

    Claro que las características puntuales difieren, pero en todos los quiebres constitucionales, hubo un común y sostenido apoyo de los sectores tradicionales del empresariado vinculado con el sector externo, de los sectores financieros, de la Jerarquía Católica, y de los medios de comunicación, lo cual no sorprende, pués son los sectores que fueron beneficiados en las naciones latinoamericanas con esas políticas económicas, y otros privilegios y supieron sostenerse entre sí.
    Dueños y señores del dogma ortodoxo, mal pueden cobijar algún interés en que se produzcan cambios en la reglas de juego, que les pueda hacer perder sus décadas de privilegio.
    Distinta es la actitud de aquellos sectores que estan sumergidos y sufren, como las clases medias urbanas dependientes económicamente, los sectores más amplios y diversos del proletariado y los pertenecientes a la creciente marginalidad nacida bajo esas políticas de exacción y violencia institucional.

    En las luchas de reivindicación, suele llegar un tiempo, en que todos esos sectores castigados se aglutinan en un solo movimiento, que los representa social, cultural y politicamente.

    Es el tiempo de la maduración de la conciencia nacional, que tiene como bandera, el paradigma del desarrollo económico autónomo y la justicia social, como las herramientas para focalizar el único rumbo capaz de beneficiar al conjunto del pueblo,
    Esa conjunción de fuerzas, que generalmente se alcanza en un contexto de crisis extrema, donde aparecen quienes son capaces de encabezar sus demandas, transforma las distintas miradas hasta entonces solo testimoniales de sus parcialidades, en aportes sustantivos de poder popular.
    En la práctica política es la aparición de un herramienta electoral confiable, que incorpora diversidades hasta entonces dispersas, bajo una conducción lúcida, que se transforma bajo esas condiciones, en una opción real para disputar con ciertas posibilidades de éxito, una cierta porción del poder real, poder para transformar en parte, lo establecido, lo injusto, lo discriminatorio, lo dogmático.
    Hablamos de cierta porción de poder, no del poder; con el mismo realismo que hablamos de transformar en parte y no del todo.

    Por que les proponemos maduramente hablar de realidades posibles, no de deseos.

    Hablamos del poder que proviene del reconocimiento de la Constitución a las mayorías, que adquieren de esa forma capacidad para instalar en el ejecutivo y en el legislativo mandatarios que representen sus intereses y que por ello deben inevitablemente confrontar, con los que inequitativamente los detentan.
   
    El acceso al poder politico No significa por si mismo cambios en la relación de fuerzas económicas, ni cambios culturales, ni que el cambio se produzca por decantación. Hay que sudar, trabajar, sacrificar, debatir y convencer.
    El cambio también es un aporte cultural y de esa apoyatura deviene su sostenimiento en el tiempo.
    Es solo un paso, en un largo y difícil camino para aumentar el poder para hacer posible los cambios, en donde debe enfrentar al establecido poder económico.

    Habrá innumerables zigzagueos, ya que lo posible, no siempre va de la mano de los deseos y mucho más allá de traiciones a sus mandantes, como pasó sin ir demasiado atrás en la memoria con los gobiernos de mayorías, como fueron lo del peornismo menemista y el de la Alianza radical-socialista.

    Pero también suelen aparecer tempranamente dudas y defecciones en el campo propio, ya que no todos tienen la misma mirada cooperativa y solidaria, como para poner sus propios intereses dentro del mismo interes comunitario, ni todos aprecian por igual los plazos requeribles para materializar ciertos cambios.

    Allí es donde debe aparecer la mano de la conducción política y mostrar su capacidad para vertebrar una organización que sepa dialogar y dar respuestas.
    También pesan las limitaciones y el desgaste del poder político, y por eso es tan importante tener una fuente de gestación de nuevos dirigentes y funcionarios técnicos-políticos, con real validación en la vida cotidiana.
    No todos los estamentos responsables de los proyectos y de la administración son ajenos a errores conceptuales, ni a ventajas personales o de grupos, ni a transas ilegales, todas acciones condenables, algunas politicamente y otras, acaso las menos, penalmente.
    Superar esa defecciones obliga a un  largo trayecto donde debe primar la mirada del beneficio del conjunto sobre lo individual, y es una conciencia que solo se logra con años de formación solidaria y colectiva.
    No es extraño entonces que un sector con capacidad de movilidad económica ascendente, en cuanto aparecen los conflictos sociales inherentes al tiempo de cambio, como son las pujas distributivas, las luchas por nuevos derechos, la reacción de sectores afectados en sus privilegios, se retraigan en sus compromisos y renieguen de su primaria adhesión, y en consecuencia debiliten su pertenencia al proyecto de transformación, si al tiempo que acceden a cierta plataforma desde la cual comienzas a superar sus necesidades, dejan de tener demasiado en cuenta que lo lograron como sujetos de un proyecto colectivo, no por méritos solamente individuales.
    La herencia de una cultura neoliberal, de exaltación del individuo, más un bombardeo mediático que hace foco en falencias de un proyecto colectivo, les hace trastabillar rapidamente en sus convicciones políticas.
    Es en esos sectores donde más rapidamente penetra un mensaje disociador.

Pero NO todo el debilitamiento de un proyecto popular, es una consecuencia de los sectores externos al movimiento popular.
También dentro del propio sector se producen las contradicciones que facilitan esas aflojadas.

    ¿Por que estas disquisiciones vinculadas con los días de Allende?

    Por que creo que en un contexto de intento de transformación, esos días nos dejan alguna enseñanza, que es bueno tomar en cuenta para nuestros días.

    Por ello voy a tomar algunas característica del gobierno de Allende  como un homenaje a sus esfuerzos no comprendidos para conciliar opuestos.
    Aprovecharé para vincular los conflictos entre cierto sector de la sociedad chilena y de su gobierno, más allá de la ingerencia vital externa, con las propias debilidades de su Frente Popular, que esterilizaran muchas de sus posibilidades de mantener el poder, a partir de extremar sus contradicciones internas.

    Allende era el representante de un Frente de Izquierda, en el cual, él, el presidente era una minoría.
    Allende tenía una escasa fuerza propia como para homogeneizar su frente interno que le permitiera darse una política de acuerdos con otras fuerzas políticas ajenas al frente de izquierda que lo sostenía y le permitiera hacer posible políticas de reformas que fueran consolidadas por la adhesión de otros sectores de la sociedad política.
    Tampoco tenía ni la fuerza ni el eco necesario en sectores ajenos a los propios de la sociedad para hacer una revolución, aunque su autoridad moral y trayectoria estaba fuera de toda duda y era su mayor capital político. Nadie le concedió tiempo para estabilizarse.

    Esas contradicciones suele pesar en los países que declaman una revolución socialista sin tener el poder total para llevar a cabo dicha revolución, aunque se expresan con un discurso extremo al que no llegan a plasmar en la realidad, y solo consiguen auyentar a sectores medios.
    Son precisamente esos sectores medios, los que aportan su diversidad y son tan imprescindibles para consolidar cambios que no tengan retroceso en sistemas democráticos, como siempre lo han sido los sectores mas homogéneos de los trabajadores, que de eso se trata prioritariamente la conformación de "Frentes políticos", que el resto vendrá por añadidura solo con el tiempo y la aceptación cultural de los cambios, y con el éxito mensurable con una mejora en el nivel de vida de la población en general.
    Vale tomar nota de ello, por que de lo que se trata, es que saber que posibilidad cierta existe de consolidar un movimiento con raíces nacionales, populares y democráticas, que tenga fortaleza en el tiempo para ser una herramienta verosímil para el cambio.

    Volviendo a Allende, los sectores mas duros e intransigentes provenian del partido socialista adonde convergían una mixtura de variado izquierdismo donde existía una gran influencia de los sectores trotskistas gravitantes desde los inicios de la izquierda y de las nuevas corrientes guevaristas, muy vigentes para la época.
    Lo que significaba que el gobierno como tal no era una unidad de pensamiento y acción que se logra, con las necesarias divergencias internas fruto de la diversidad que enriquece, cuando todo se encolumna bajo la conducción de un liderazgo que unifica.
    En la realidad se asistía a una gestión que parecía vacilante, pues los sectores internos enfrentados, tenían sus propias parcelas de poder, desde las cuales acometían con más entusiasmo y compromiso que inteligencia, sobrepasando la misma estrategia dialoguista del Presidente al cual le impedían con sus intransigencias conciliar intereses, resaltando de sus resultados más contradicciones que logros.
    El resultado fué que la gestión fué perdiendo espacio y apoyos.
    Así más que cierta parálisis en la gestión, reinó una cierta confusión, que El Mercurio y sus repetidoras, (todo esta inventado, Clarín) no se cansaban de resaltar, para lo cual el fogoneo de la huelga de camioneros fue decisiva para horadar la paciencia y confiabilidad de los sectores medios.

    Lo cual trae a nuestro tiempo y lugar para entender que nos pasa, cuando en algun sector de poder prima una característica definible como propia del pensamiento de izquierda pero no excluyente de ella, como puede ser confundir deseos con realidad.
    En nuestra historia si un movimiento político ha sabido demostrar que "sabe de acumular poder", es el peronismo.

    En nuestras tierras, y por extensión hablamos de Latinoamerica, los pueblos han expresado contundentemente su hartazgo de las propuestas neoliberales.
    Pero ello no significa automaticamente su adhesión a determinadas opciones electorales, que historicamente han sido la columna vertebral del Nac & Pop.
    Todo en política exige reválida.
    Traemos a colación, a propósito de la fecha y de sus recordaciones, que la experiencia chilena tiene que habermos dejado enseñanzas.

    "Tanto se consolida el avance de los sectores populares, cuanto avance su retaguardia".

    Y la retaguardia son aquellos sectores medios y proletarios, que aunque menos ideologizados, menos homogéneos en su interior, menos blindados a la penetración cultural, menos organizados, con menores experiencias colectivas, con débiles vínculos de solidaridad, están dispuestos acompañar experiencias de cambios.
   
    Pero si no están dentro del movimiento Nac & Pop, aún con sus dudas, sus retracciones, sus condicionantes, sus idas y vueltas, no será el Nac & Pop una mayoría con capacidad de homogeneizar un proceso de cambio y transformación.
    Así como nunca debe dejarse al voluntarismo disperso la estrategia para el poder, tampoco se debe creer a libro cerrado que las verdades exitosas, son para todos los tiempos.

    Cuando son las élites iluminadas las que quieren ser vanguardias populares, o grupos menores enquistado dentro de un movimiento de masas los que dictan estrategias, o cuando falta una conducción unificadora, las experiencias son traumáticas y de alcance limitado.
    Como también tienen plazo fijo de extinción las recetas magistrales que creen tener todo resuelto, y los objetores a la crítica interna, que cuando se pierde su práctica, se congela el pensamiento creativo.

    Entonces......ni tanto, ni tan poco.

    Nadie tiene una receta inviolable para el éxito, si lo sabrán radicales, conservadores, socialistas, liberales y peornistas, que intentan cuanta alquimia se les ocurre a los hombres del círculo rojo, y miren que tienen a su favor todos los "fierros mediáticos y económicos".

    También en estos aspectos de luchas desiguales, ha sido siempre muy rica la experiencia peronista, como lo ha demostrado en estos años el kirchnerismo, aunque con baches perceptibles en estos tiempos, que se advierte se ha propuesto remediar.
    Habrá que ver en que plazo se espera revertir resultados electorales; si es para este Octubre nos parece irreal, pero si es para el 2015, apostamos a su éxito.

    Es decir, ha escuchado, ahora hay que conocer la devolución y como reaccionan n los jugadores.

    Que escuchar en un buen puente para entender y conducir, cuando se trata de los intereses y preocupaciones del pueblo argentino.

    Ya nos lo dijo el General cuando confesó que se llevaba en sus oidos la música más maravillosa.

    De aquel tremendo día del 11 de setiembre del 73, de aquellos sucesos históricos que siempre vuelven a estar presente, no puedo agregar mucho más.


    Acaso que en paralelo de historias grandes, suelen desenvolverse historias menudas, medidas ciertamente por la trascendencia de los protagonistas.

    Debo confesar que para esas horas mucho más que el destino de don Salvador, que ciertamente me desgarraba, me preocupaba el devenir de mi familia, la cual me merecía mi máxima atención.
    Justamente en la víspera, el 10 nacía mi hijo Rodrigo, mi mujer estaba con el crío en la clínica y yo amanecía con la alegría de otra nueva vida.
    Ya tenía dos hijos, vivíamos todavía en democracia y otra vida más llegaría en el tiempo de la dictadura.

¿Será eso lo que significa "el hombre, y sus circunstancias"?.

Jorge Carbajal
TiBU


miércoles, 4 de setiembre de 2013

CONVERGENCIA DE TITULARES CON MILITARES Y MEDIOS


Honorables contertuli@s:

    Los poderes en las sombras (en las sombras solo para distraídos, indiferentes o cómplices) que modelaron " a su piacere" al país desde su organización apelaron para usufructuar del poder y "ordeñarlo", a variables de acuerdo a las condiciones que cada época permitía.
    Hasta el año 1912, lo decidían las minorias de altos ingresos, identificados como los sectores agroexportadores, que no necesitaban de "gerenciadores políticos afines"; personalmente los mismos beneficiarios del poder económico asumían el poder político.
    Con el voto universal, se acomodaron a ser representados por partidos políticos que defendían sus intereses y por gerenciadores que elegían dentro del panel político que les ofrecían.
    Desde 1912 hasta el 30, con la inclusión de los hijos de los inmigrantes y el poder que lograban a través del voto, aparecieron los conflictos sectoriales.
    Desde el 46 al 55 se profundizaron los conflictos con la inclusión de los trabajadores en la decisión política y la consecuente resolución de la distribución de ingresos a su favor.

    En estos dos casos paradigmáticos, ni Yrigoyen ni Perón que encabezaron sendos movimientos reivindicatorios y de beneficios populares, de similar identidad histórica, aunque de muy disímil intensidad, compromiso, y trascendencia entre sí, pudieron ser manejados por los factores de poder.

    Por esos la agudización de los conflictos, y por esos las rupturas al régimen constitucional, por que esos conductores políticos no aceptaron los condicionantes que quisieron imponerles y las minorías no aceptaban las condiciones que impone la democracia.

    El poder en las sombras asimiló que si no podía resolverlos a su favor a través del voto de las mayorías, debería buscar y encontrar los atajos que estaban a mano: en este caso y en ese tiempo, el asalto al poder por la fuerza de las armas y la convergencia civico- militar para disfrutar de esos privilegios.
    Por oposición de la representación popular, nucleada en los sectores gremiales combatientes, aún informal y contradictorio en algunos casos, soportaron las debilidades a las que están expuestos los predadores y así estuvieron obligados a fluctuar entre sistemas políticos de semilegalidad e ilegítimos y sistemas de rupturas, ilegales e ilegítimos, siempre con las mayorías proscriptas.

    En ambas situaciones los medios de comunicación, anticipando su futuro rol de cómplicidad, rapidamente se subordinaron y aceptaron las nuevas reglas de juego.

    En esas crisis recurrentes del sistema político, ausente la democracia, siempre tuvieron a mano a quien recurrir para sostener los mismos intereses con otras formas: allí se renuevan los gerenciadores políticos que en colusión con el poder económico en las sombras y bajo la férula de los gendarmes custodios de esos privilegios - los hombres de armas - se convierten más que en voceros de sus intereses, en subordinados representantes a través de propuestas económicas pergeñadas en los laboratorios de sus mandantes, sean nativos o de ultramar.

    Los gerenciadores sin poder propio, administraron la Nación bajo máscaras legales y los gendarmes a su turno, anularon la Constitución e impusieron su propia ley para destituir a aquellos gobiernos que estaban legitimados por la voluntad ciudadana y que aún fuertemente condicionados por la presión económica adversa, gestionaban en favor de la preservación y primacía del bienestar popular.

    Desde el 55 al 83 la suspensión o condicionamiento de la democracia, abrió una herida en el cuerpo social, que expuso las miserias consecuentes a la negación de la voluntad de la mayorías, y que prohijaba la consolidación del modelo económico que les era necesario: 

-privatización de los servicios públicos transfiriendo el ahorro nacional a empresarios extranjeros; 
-endeudamiento público para ponerle un cerrojo a la soberanía económica; -endeudamiento del empresariado privado para transferir posteriormente las deudas al Estado y a la población en su conjunto, licuando sus pasivos;
-ajuste para disciplinar a los trabajadores;
-devaluación de la moneda para abaratar costos a través de la transferencia de ingresos de los trabajadores a los empresario;
-acentuación del perfil agroexportador de la economía en desmedro de la sustitución de importaciónes y del desarrollo autonomo industrial, para beneficio directo del poder en las sombras,  
Todas políticas económicas diseñadas por los centros de poder, algunos de los cuales se completaron en diversos períodos aún en tiempos de democracia, que tuvieron en común la preeminencia cultural del neoliberalismo.

    Rupturas de la Constitución y proscripciones de la representatividad popular; persecusiones y cárceles, torturas, muertes y desapariciones de dirigentes de base y de familiares; eliminación de la dirigencia sindical y destrucción del aparato productivo; caos social, desocupación, indigencia de los sectores populares; corrupción estructural, inseguridad, todas aquellas lacras y miserias que acompañan como preanuncios la disolución de la nación.   

    Desde la recuperacion de la democracia en el 83, y con la extinción del poder destituyente de los militares, nuevos instrumentos se utilizan para presionar y para esmerilar el poder constitucional.

    Paralelamente todavía nos quedan lacras de aquellas prácticas abusivas, inseguridad, trabajo marginal, inequidades sociales, educativas, todas deudas no saldadas de los tiempos del neoliberalismo.
    Solo un cambio de óptica de 180º y a favor de un proceso de recuperación bajo plazos que siempre deben ser exigentes, permite ir paliando esas asignaturas pendientes y dar vuelta la hoja de la historia, que hace solo 10 años nos parecía inmutable.

    La complejización de los intereses económicos y la interacción con grupos diversos a favor de la influencia de la globalización de la economía mundial por un lado, y por otro la demanda de nuevos derechos por minorías discriminadas, la toma de conciencia de sus derechos por las mayorías, la lucha por la vigencia de los derechos humanos y sociales, conforman un contexto muy delicado donde hay que encontrar además de equilibrio, equidad y regulación, una necesaria acumulación de poder para hacer realidad las adeudadas respuestas.

    Todo ello, en conjunto plantean un problema básico a resolver por los gobiernos populares.

    Cuando los tiempos están conducidos por gobernantes con Conciencia Nacional,
y convergen en una idea de desarrollo económico con equidad y bienestar popular, suelen quedar a la defensiva ante el ataque que a través de los medios dominantes se desatan.

    Nadie puede estar ignorante de la incidencia que en la sociedad produce la explosión tecnológica en la comunicación, cuando a través de las nuevas aplicaciones se puede manipular en tiempo real, como nunca se vió en el proceso histórico que conocemos, a la opinión pública.

    Esa sumatoria de intereses, que sin regulación son contrapuestos con el bienestar popular, potencian los conflictos por la distribución del ingreso, o por demandas de justicia, o por reclamos de equidad, todos legítimos o por denuncias sobre la corrupción, o sobre un irreal autoritarismo, o un hipotético cercenamiento de la libertad de expresión, todos argumentos falaces y contundentes.

    Todos en la misma bolsa de reclamos, ya que pretenden instalar como denominador de la época una sensacion negativa de lo que ellos bautizan, "fin de ciclo", asumiendo como una realidad solo su propio deseo, que el actual se convierta en un proyecto moribundo, para inocular a los sectores que les interesa neutralizar, el desánimo y la dispersión.

    Así con estos ingredientes entramos al siglo XXI, que es muy distinto a lo conocido y que exige para la preservacion de la democracia, no solo el compromiso de otros sectores mas amplios que los que solo aportan los partidos políticos, sino que exige en algún momento adecuado, una reforma constitucional que permita incorporar a la Ley Fundamental nuevos recursos para defender y ampliar los derechos de los ciudadanos, mucho más importante, que un simple debate sobre una hipotética posibilidad de reelección presidencial.

    Nucleamientos sectoriales, de trabajadores, de las PYME, de la incipiente burguesía nacional, de jóvenes estudiantes y artistas, de organizaciones barriales y sociales, de intelectuales, deben aportar lo suyo para sostener en un nuevo contexto, con más vigor, más diversidad y más horizontalidad la representación popular, más la capacidad y presencia del Estado, y garantizar con esa sumatoria una masa crítica de apoyo que haga viable una reforma y con ello, la profundización de la democracia.

    Nunca será poco ni gratuito, hablar de ese del poder en las sombras, "de los titulares", que pretende imponer sus condiciones, ni del nuevo poder condicionante en que se convierte un medio de comunicación, cuando es absolutamente dominante y no le alcanza una regulación que permita un equitativo reparto de voces, y que serán el mayor obstáculo para modernizar la Constitución.


    Uno y otro se necesitan para congelar el "statu quo", trascender y ganar espacio y poder.

    Esa ingerencia perversa por sus controversiales intereses particulares, tiene el correlato de su amplísima capacidad de mimetizarse con los saberes comunes, de penetrar en el sentido común y de consagrar como verdades absolutas e irrefutables, solo lo que realmente puede serles util a sus intereses, sin tener en cuenta ni la veracidad de lo que difunden, ni la divulgación de lo que los perjudica.

    Saber de su existencia, tomar conciencia de su poder, percibir sus intenciones, es parte importante del camino para conocer y defender la conciencia nacional, aquella define que "no puede haber Nación, si no existe bienestar popular".

    Por lo que putas pasare.

Jorge Carbajal
TiBU


1º.
Sobre la meneada corrupcion K
, uno de los pivots sobre los que gira el mensaje medáico para debilitar el apoyo de las clases medias al gobierno, un tema tan fácil de introducir en cualquier debate público o privado, que no se puede sostener con seriedad:

EL PAIS › LOS TESTIGOS PROPUESTOS POR MIRIAM QUIROGA DESMINTIERON SUS AFIRMACIONES TELEVISIVAS

En la Justicia, los bolsos están vacíos

Uno es el resultado del tramite mediático que el común absorve sin filtros y otro es el resultyado cuando se explaya la Justicía, y qal común no le llega. Hasta ahora solo Jaime. Ni hablar de las islas Sycheilles, la bóveda en Santa Cruz, el vuelo de Boudou a Carmelo, todas las sanatas semanales de Lanata.


Sadous seguirá procesado   POR "FALSO TESTIMONIO"

2º   Sobre el poder de las corporaciones las presiones que ejerce, los políticos que se le subordinan y sus objetivos:

CFK: "Aparecen los verdaderos intereses y los jugadores titulares
Macri explicó qué es el "Circulo Rojo" y anunció su primer candidato a legislador
Crece el misterio por el "círculo rojo" alrededor de Mauricio Macri
Macri admite que el "círculo rojo" del establishment trabaja para debilitar al gobierno nacional

Dos posiciones que hacen la diferencia y dejan expuesto quien tiene y quien  no, "Conciencia Nacional".
Ya la presidenta lo adelantó y Macri lo confirma, con una evidente diferencia:

Cristina los enfrenta y Macri los obedece.


EL PAIS › OPINION

Titulares y suplentes

3º Sobre la valoración posterior de algún cómplice, sobre el método de resolución de los conflictos de las elites:

Dos ejemplos opuestos: Uno de Brasil y otro de Argentina: golpes cívicos-militares enel 64 en  Brasil y en el 55 en Argentina, tienen a los años diferentes posiciones en medios que sostuvieron y fueron cómplices de esos golpes de estado:

Unos se arrepienten y hacen mea culpa y..................



O Globo aceptar el error de apoyar el golpe de Estado militar de 1964

.......Otros se vanaglorian de su participacion y los consagran como un  tributo a la democracia, sin que incluyamos consideraciones éticas y humanitarias sobre los vuelos de la muerte de la aviacion naval sobre Plaza de Mayo y la muerte de unos 800 civiles.

La Nación justificó en un editorial el golpe de Estado contra Perón en 1955




Comisión Investigadora para delitos económicos durante la dictadura


Honorables contertuli@s:
La creación de esta comisión, la propone Verbitsky
, para que la tome el Estado y la presente como un proyecto de ley al Congreso, para conformar una Comisión con rango institucional.
El diálogo con los periodistas de Continental, no tienen desperdicio.
Jorge Carbajal

En el programa de radio de María Odonnell por Radio Continental, Verbitsky presenta su libro donde propone crear una comisión de investigación de cómplices económicos de la dictadura. Pero además, y eso es lo más jugoso, se produce un intercambio entre María Odonnell y Verbitsky en atención a las críticas que ella le hace al gobierno y que Verbitsky revierte con inteligencia, fortaleza de criterio y argumentos impecables. Vale la pena escuchar todo. Sobre todo la frase "Acá lo que estamos hablando es si se aplica o no se aplica la doctrina Tenembaum-Lanata, eso es lo que está en discusión".
Tampoco elude su opinión sobre el tema del general Milani y la posición del CELS.





lunes, 2 de setiembre de 2013

AHORA TE LLAMAN MARGOT


Honorables contertuli@s:

El largo camino recorrido por el antikirchnerismo, que incluye a sectores del republicanismo, del progresismo de pasadas posiciones revolucionarias y del peornismo antidiluviano, asumen dos posiciones muy nítidas y distintas.

Quienes se conforman con una representación testimonial se nuclean dentro del FAP, con un discurso de solo apelaciones éticas.
Quienes tienen vocación de poder,  confluyen detrás de un candidato potable para el pan-peornismo, con un mensaje cauteloso para "no levantar la perdiz".

En ese tránsito unos y otros, fueron perdiendo utopías y proyectos, y se adhirieron convenientemente al mensaje del "denuncismo", variable mediática para poner en tapa a una supuesta corrupción organizada, como tarjeta de presentación para devaluar la gestión de gobierno.

Ellos y sus voceros, siempre supieron que estos mensajes, eran puro slogans marketineros, que solo trataban de ensombrecer y ocultar las conquistas habidas, y que no tienen otro destino que interpretar a los satisfechos y poner dudas sobre los tibios.

Pero en la realidad no deja de pesar el mensaje, machacón, reiterado, constante, como se advirtió con los resultados de esta compulsa, dejando para el análisis material como para incursionar cuanta responsabilidad le cabe al mismo gobierno por el incremento % de los tibios.

Siempre usaron la misma táctica cuando quisieron neutralizar a gobiernos que intentaban instrumentar alguna medida de defensa de intereses nacionales.


La practicaron en el 55, cuando desataron esa campaña brutal contra el Gobierno legítimo, panfleteando contra los supuestos bienes malhabidos de Peron y su entorno, para que años después tuvieran que reparar con indemnización a sus legítimos dueños los bienes interdictados, cuando volvió a imperar un mínimo de estado de derecho.

Lo usaron durante el gobierno de Frondizi cuando machacaron hasta el hartazgo con los contratos petroleros y las coimas de Frigerio, para poder tener opinión pública favorables para su anulación, y lograr hacer añicos un intento, acaso discutible en algunas formas, de autoabastecimiento.

Lo pusieron en marcha cuando un gobierno sin demasiadas aristas como el de Illia, insospechado de actos de corrupción, intentó- muy tibiamente concedamos- dar una pelea contra monopolios farmacéuticos, y entonces se lo atacó por el lado de la ineficacia, la lentitud y la torpeza, (y por que acaso estaba resuelto a levantar la proscripción del peronismo).

Lo instrumentaron contra Gelbard y su pacto social, cuando se intentó un acuerdo productivo entre empresarios, trabajadores y Estado, que intentaba garantizar, puestos de trabajo, salarios de los trabajadores, inversión empresarial y control de la inflación.

No todos persistieron en alinearse siempre en esa tarea de décadas de demolición de opciones nacionales, cuyos resultados, como la caída de gobiernos legales, (que no eran legítimos) terminan siendo perjudiciales a los sectores populares.
Algunos reaccionaron a tiempo, despues de haber militado en la demolición.

Uno de ellos que postulaba los caminos alternativos de la revolución popular sin demasiadas adhesiones fué el Colorado Ramos, pero que en el 73 reconoció que el germen revolucionario estaba donde estuvieren los trabajadores, y estos estaban en el peronismo y por eso se alió a Perón.

Esas voces altisonantes no se silenciaron durante la década de la Dictadura genocida, esas que supieron venir desde el inicio de la Organización Nacional, cuando tomaron el poder ante la traición de Urquiza, solo que en este tiempo se escucharon ya no para esmerilar a gobiernos que instrumentaban posiciones nacionales, sino ahora se escuchaban para defender los intereses de las minorías, para apoyar las renovadas políticas de expoliación que llevaban a cabo los dictadores civico-militares.

La máxima expresión de apoyo fue la de los sectores agroexportadores, como fue el explícito apoyo brindado por la Sociedad Rural a través de Martinez de Hoz, o la participación emblemática de Jorge Aguado, gobernador de Buenos Aires con Bignone de presidente, que presidió la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), de 1974 a 1976, y la organización Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).
Como la historia suele tener un final acorde, tras el fin de la dictadura civico-militar, se desempeñó en el ámbito privado, en cargos en el Grupo Macri.


A Alfonsin le tocó lo suyo, martirizado por lo sectores financieros y las tapas de Clarin que llegó a decir a través del mismisimo Magnetto, que el problema era el presidente, que debía dejar el poder, cuando éste clamaba que lo dejaran terminar con dignidad su período.

No esperen que CFK clame por nada: dará pelea y la dará hasta el final, y esa conciencia que todos tenemos de su decisión y actitud, les es fatal.

No hablamos de Menem ni de la Rúa, pues éstos solo fueron comparsas y cómplices activos de esos poderes fácticos.

Pero sí debemos poner el acento en Duhalde que supo amoldarse con prebendas oportunas a las corporaciones en su período provisional, intentando gestar un apoyo global a una futura postulación constitucional, que no le alcanzó pero que lo convirtió en el "Padrino" en las sombras..

Lo derrumbaron los reclamos populares, y el espíritu fachoso del peornismo que representa, que afloró en su dimensión total, en los métodos policíacos de represión y muerte que instrumentó su equipo de gobierno.

Palos, tiros y represión fue la respuesta, mientras en bambalinas se trataba de acordar con los demás partidos políticos y factores de poder una salida a espaldas del pueblo y al mismo tiempo que Juanjo Alvarez, el asesor estrella de Massa, y hombre del riñon de Duhalde como ninguno, ejercía el cargo de Secretario de Seguridad Interior de la Nacion en el 2002 y tenía directa responsabilidad en la masacre de Avellaneda.

Alli se fue por la cloaca de la muerte el armado mafioso de Duhalde y de ese vacío transitorio de poder, apareció la anomalía de los Kirchner.

Kirchner asumió como una imprevista anomalía en la vida política nacional:
En la medida que pudo ir armando un poder propio, (subió con el 22% de votos y la desocupación era del 24%), fue largando lastre o sea despojandose de aliados indeseables y oportunistas que lo llevaron al poder, quedandose desnudo de apoyos corporativos, y empezando a llenar los nuevos odres donde se volcarían las demandas de una reconstrucción del movimiento nacional.

Es claro que en ese tiempo debió conceder espacios de poder, que no son la mejor carta de presentación para un candidato al Paraíso.

Pero no se trataba de un Curso de Honores para estar sentado a la "diestra del Señor", como algunos "ingenuos" pretenden de los políticos, cuando éstos transgreden las reglas no escritas del dominio de las élites.

Se trataba de acumular poder para gestionar un proyecto que iba a ir en contra de los intereses poderosos de las corporaciones que historicamente delinearon el futuro de un país dependiente, y que como consecuencia es azotado ciclicamente por crisis que se resuelven con medidas de ajuste o devaluaciones o toma de deuda, que resultan transferencias de ingresos de los humildes a los pudientes.

Desde esos primeros años de Kirchnerismo, cuando los "desinformados" creían que era un "chirolita más", fueron quedando a la vera del camino los que no entendieron los nuevos tiempos que se avecinaban, con nuevas demandas de derechos, con nuevos actores, con viejos enemigos arropados con nuevos disfraces, con la necesidad de una renovada estrategia para incorporar nuevos aliados que hicieran sustentable en el tiempo, la recreación del viejo proyecto de Yrigoyen y Perón.

Aquellos desplazados, no perdonan haberse equivocado al medir la trascendencia del mensaje del nuevo presidente, cuando se comprometió a no dejar en la puerta de la Casa Rosada sus convicciones.

Notoriamente, pese a que algunos lograron trasvestirse por un tiempo, hoy son mayoría los actores secundarios que asesoran o dan apoyo estratégico a Massa, que provienen de la experiencia de los 90, esa que hereda del Menemismo, Duhalde y que intenta trasvasarla a su Delfín.

Son los más gurkas de la últimas décadas que nunca dejaron de serlo, que siempre añoraron los buenos tiempos de los 90, donde confluyeron menemistas y duhaldistas repartiendose unos el botín de las privatizaciones, y otros los sobornos y sobreprecios que generaban las obras financiadas por el Fondo de Reparación Histórica del Conurbano Bonaerense, constituido por el 10% de la recaudación del impuesto a las ganancias, y que fué aceptado por todas las provincias.
El Fondo de Reparación fue creado por ley en 1992 y fue el producto de la exigencia que le hizo a Carlos Menem el entonces vicepresidente de la nación Eduardo Duhalde para aceptar la candidatura a la gobernación de la provincia. Con recursos que debieron renunciar las demás provincias en favor de Buenos Aires, dieron nacimiento al tremendo poder de Duhalde y sus "barones del conurbano" con su política clientelar y con la plata dulce que derramaba el gobernador para afianzar los poderes locales.


Ahora aparece en la mesa de acuerdos un nuevo jugador que expresa intereses propios.
Es el aporte del macrismo a la escena nacional, que trata de de rapìñar sobre alimentos ajenos.
Nadie de la derecha mas notoria, quiere quedarse afuera de cualquier armado que garantice minimamente una pelea con posibilidades por el poder, contra la izquierda peronista, o sea contra la verdadera izquierda nacional que representa, aún con los baches conocidos, falencias y olvidos, el kirchnerismo y sus aliados.

En el peronismo siempre anidaron dos ideas-fuerzas contrapuestas que a partir de la coincidencia básica de querer expresar los intereses de los trabajadores, colisionaron en la administración del poder, en las características de sus aliados y en las prioridades para cada tiempo y terminaron siendo antagónicas en la resolución de los conflictos.


Mucho antes que explotaran las más agudas en la década de los 70, hubieron otras, sobre todo en el campo sindical, que mostraban vertientes contrapuestas.
En los años de la proscripción, los que van desde el 55 hasta el 73, la representatividad pública del peronismo la asume el sindicalismo y allí se advierte, que siempre hubo dos sectores perfectamente definidos:
Los que pactaban con el régimen de turno, la llamada estigmaticamente "burocracia sindical" de formación derechosa y articulación con grupos de choque para-sindicales, y enfrente, los que eran combatientes al poder de turno, que representaban a las bases y que estaban influenciadas por miradas más progresistas y acuerdos estratégicos con la izquierda.

Desde la caida en el 55, esta constante se dió siempre.
El núcleo contra la Libertadora lo asumió la Resistencia Peronista, conformada por los militantes de base de los gremios mas combativos.
En la década de los 60 aparece el Vandorismo,  una versión que apostó a un neoperonismo útil para sus propios negocios y para el poder militar, quienes negociaban mutuas ventajas a espaldas de los trabajadores.
Mas tarde aparecen Agustin Tosco y Atilio Lopez, (asesinado por la triple A) que encabezaron la resistencia en épocas de Onganía, uno de extracción marxista y otro nacional-peronista, pero que en cuestiones de trabajo político y sindical, habían aprendido a estar en la misma trinchera.
Uno encarcelado y otro asesinado por la derecha.

La política económica liberal a la que Alfonsín apela ante el boycot de las corporaciones financieras, al convocar a Sorrouille, unificó en Ubaldini el rechazo y la oposición, y expone cruelmente la inviabilidad de gestión sin apoyo popular.
Parece que los Radicales, esa lección no la han aprendido, o acaso tienen conciencia de sus limitaciones ya que sus postulados no están ya en paralelo con los intereses populares, y sus adherentes tienen otras prioridades.

Menem, la máxima expresión de la ideología del peornismo de derecha , pudrió mucho del sindicalismo peronista como corresponde a un enorme corruptor, lo que obliga a las vertientes mas progresistas del sindicalismo a alejarse de la CGT oficial y resistir desde una nueva organización, la CTA.

Asi que no es novedad, que el poder se dispute dentro del peronismo, entre las dos visiones en que se divide, y entre los sectores a los que cada sector acude para aliarse,fortalecerse y ampliar identidad.

La novedad es que hoy la izquierda peronista ha tomado
una legitimidad inédita dentro del movimiento Nac & Pop, que se manifiesta por un volúmen de legitimidad inédito, ya que por eficiencia de gestión, representatividad sectorial, diversidad, riqueza ideológica y penetración entre las nuevas generaciones, la ha convertido, en solo 10 años de una anomalía pasajera, a una referencia decisiva y permanente.

Será la mayor minoría o será hegemónica, pero no se podrá ya prescindir de su alcance y gravitación, pués vino para quedarse.

Hoy a favor de la atracción de la masa crítica que se expande desde el peronismo, y que alcanza en la provincia de Buenos Aires a un 70% del electorado, es que entre sus opciones antagónicas, se dirimirá el poder dentro de dos años.

Por eso esta penosa controversia sobre intereses a la que asistimos de algunos actores, que esconde ciertos apoyos oportunistas en vista de rejuntar paisanos en los boliches, antes que venga el malón.

Para esos nuevos comensales que son los liberales escudados en el macrismo, el puente de plata que ofrece la derecha peronista, es oportuna y salvadora ya que le permite vestirse, aunque sea con trapos de ocasión, con ropaje popular y entrar al baile, "aunque sea duro para el cabeceo".

Dan ganas de reir si no fuera que uno conoce a algunos de ellos de "naranjo", como decía cachazudamente "el que te dije", cuando uno advierte que se juntaron solo para hacer número.

De los fachos nada nos extraña, a la larga terminan juntados aunque vengan de querencias distantes.
A veces nos confunde el similar lenguaje "nacionalista" que aportan, pero se desnudan en su mirada discriminadora de "patrón de estancia" si vienen de los "garcas" , o "gendarmes de la inmutabilidad de la doctrina", si provienen del peornismo antidiluviano, "tics" que no pueden disimular.

Lo que se vuelve un interrogante a dilucidar por expertos, es descubrir que profundas motivaciones han apurado esta mimetización con la derecha, que han sufrido algunos "ex-progres" (¿lo habrán sido realmente, o es que era fácil mostrarse como "progre en los 90?), ahora sostenedores que el auténtico sindicalismo defensor de los trabajadores está con los "Renovadores", aunque ello incluya a prontuariados como Moyano, Barrionuevo, Plaini, Daher o Venegas, y antaño decían mearse por Agustin Tosco, o Atilio López, o proclamar que la democracia abreva en el pensamiento de los "Guardias de Hierro" y sus discípulos.


Que nos quieran vender que las opciones económicas pasan por las recetas de Redrado, o Melconián o Stuzzeneger, nada lejanas de las de Cavallo o Lopez Murphy, cuando alguna vez miraron con simpatía los postulados de Gelbard o Ferrer, y hasta las posiciones "revolucionarias" del bisonte Alende en los 70, son piruetas como mínimo, patéticas.

Amigos, !!!!!pensar que el Kirchnerismo acostumbró al país a un nivel de debate muy intenso, muy profundo y altamente esclarecedor¡¡¡¡¡¡.

Se debatió
sobre la deuda externa, sobre la reforma del BCRA, sobre el uso de las Reservas, sobre las Paritarias, sobre las AFJP, sobre la movilidad de las Jubilaciones, sobre la ley de Género, sobre el Matrimonio Igualitario, sobre la ley de Servicios Audiovisuales, sobre la Reforma a la Magistratura, la estatización de Aerolíneas y de YPF, por poner algunas de las que le han dado una impronta a esta gestión.

Y ahora la novedad es que la derecha peornista y el macrismo que solo es derecha, debaten sobre sus miserias.

Dan ganas de llorar, no de reir.

!!Que si soy aliado, que si no¡¡. Que es por ahora, solo para frenar al Cristina.

Vaya que no solo no han podido ser claros y precisos, en exponer el país que nos ofrecen, sino que ni siquiera pueden hacerlo para afirmar con quien construirán el futuro.

Es que saben que hay propuestas que espantan y aliados que averguenzan.

Ahora te llaman Margot y te paseas del bracete con Massa, Juanjo Alvarez, Alberto Fernández, la hija de Rucci, Redrado, Cariglino, (mi dios Cariglino).
En un par de meses sumarás, a Moyano, al momo Venegas, al mellizo de Angelis, Busti, acaso de la Sota y seguro Bárbaro y Piumato, y puede ser hasta de Narvaez, antes de su extinción.

Hablarás maravillas de ellos, te juro que no me lo quiero perder de oir.

¿Un poquitín de pudor?
¿No te dá cosa?

Me pregunto con pena y tristeza: donde quedó mi Margarita?


Es el largo camino del antikirchnerismo, más lleno de contradicciones, de dudas, de ausencias, de impresentables, que de soluciones.

Jorge Carbajal
TiBU





Cruces entre Macri y el Frente Renovador tras el acuerdo




domingo, 1 de setiembre de 2013

La ciudadanía acomodará los melones

Honorables contertuli@s:

Fue una inédita experiencia hacia las profundidades del pensamiento del grupo Clarín, las exposiciones habidas en la audiencia pública convocada por la Corte.

Seguramente se prepararon con lo mejor de la extensa lista de asesores que lo entornan, pero las preguntas de la Corte los desacomodó ostensiblemente.

No pudieron superar por falta de argumentación sólida respaldatoria, como compatibilizar su defensa de lo patrimonial, que en realidad no era materia de disputa, con la demostración de que su limitación, afectaba el principio de la libertad de expresión.

Como contrapartida quedó en evidencia el contrasentido, siguiendo la linea argumental de Clarín, que a mayor escala de negocios, mayor libertad de expresión.

Todo se centró en sus expertos, en
un esfuerzo para salvar la contradicción que expresaba el núcleo de sus fundamentaciones, basados en que el deterioro de su capacidad de sustentabilidad económica, es decir que la rentabilidad empresaria (un interés económico) sería producto directo de la adecuación a la ley y por ende, sobrevendría una perdida de la capacidad de ejercer la libertad de expresión.

La dificultad para dar respuestas al fondo del planteo juridico motivo de la elevación a la Corte, como es el reclamo de inconstitucionalidad a la la ley de Servicios Audiovisuales, fué evidente. 


Estos articulados rechazados por Clarín de la citada ley, según la parcial óptica del particular reclamante, afectan al principio de libertad de expresión.
Sin embargo, pese a ser esperable que el eje del debate fuera justamente ese punto, las preguntas de la Corte que orbitaban en derredor, fueron un escollo impiadoso que los martirizó cada vez que el tribunal exigió precisiones.

Quedó una vez mas expuesto sin maquillaje, el desinterés por la preservación de la libertad de expresión, (un valor menor, parodiando una ya celebre frase de Magnetto dicha a Menem sobre la importancia de la presidencia), que es el tema de fondo, y por el cual se elevó la definición a la Corte, argumento al cual acude superficialmente Clarín (tarde y mal) para adornar su defensa patrimonial, como si una cuestión, la obligación de adecuarse a la ley que les exige desinvertir, fuera decisiva para la preservación de la otra, la libertad de expresión y la ampliación de voces.

En ningún momento sus voceros pudieron armar alguna argumentacion sólida vinculando la posibilidad que la ley fuera anticonstitucional por afectar a la libertad de expresión, si se debián adecuar.
Es un dato relevante pués sobre ella deberá girar la argumentación del fallo de los "Cortesanos".

Lo manifestamos al toque de terminar las respuestas de los representantes de ambas partes, al término de la última audiencia, ya que hasta para los más profanos, quedó en evidencia, que había sido desnudado el "plan Clarín", que no es otro, que amontonar diversos argumentos que no tienen que ver con el fondo de la cuestión, mientras los lobbistas hacen su tarea.

Muy pobre los "bogas de Clarin", expuestos a argumentar en publico, que no es el mejor escenario para mostrar el peso de sus bagajes, ya que solo brillan como expertos operadores de las sombras.

Sería razonable pensar que la balanza se inclina por los valores en juego de la sociedad, y no a favor de los intereses del empresario.

Sí, eso seria razonable, pero como no es razonable como se llega a esta instancia, es mejor curarse en salud y tener en cuenta que el Poder Judicial, también juega su partido.

Desde fallos de 1ª instancia sospechosos de parcialidad manifiesta, hasta cautelares confirmadas por Camaristas paseados por Clarin en Miami, más el peso de lobbistas de los grupos mediáticos (incluídos extranjeros) y de los estudios que los asesoran, como los de Saenz Valiente y Alejandro Carrió, nos advierten que el terreno es más proclive para que el fallo, contemple mecanismos que contenten en alguna forma a Clarin.
La Corte no le regalará nada al Gobierno, sin pasarle su propia factura.

Me inclino a pensar que aunque no les será facil a la Corte fallar como inconstitucional estos articulos, van a procurar que Clarín no quede a la intemperie, una forma de seguir presionando al Gobierno.

Los artilugios pueden partir de
que se dicte algun fallo, que otorgue la razón al Estado, pero con algunas variables contemporizadoras, que diluyan o atenúen sus efectos.

Puede ser que se le otorgue alguna gracia en tiempo a Clarin para cumplir la cláusula de desinversión, lo suficientemente extenso como para quedar a la espera que nuevos vientos
electorales, acerquen al poder a sus empleados, los suplentes, que ya han manifestado su compromiso de eliminarla.

O podría dictaminar que el Estado debe resarcir pecuniariamente a Clarín con algñun monto que lo torne casi inviable, sin dejar de atender a los benditos plazos, o algún atajo para seguir embarrando la salida, a la espera de algun "Renovador favorable".



Queda un saldo inmensamente favorable de esta convocatoria, acaso un saldo no querido por quienes instrumentaron la convocatoria.
La mayor visibilidad del debate donde se volvieron a cruzar argumentos contra slogans, como viene siendo una constante en el espacio de controversia pública, erosiona la credibilidad del mensaje corporativo y consolida la arquitectura legislativa que respalda a la ley.



Como expresamos en anteriores opiniones, la sentencia de la Corte tendra mucho que ver con los votos de Octubre, y por ello este plazo que se abre, será de muy pesadas apuestas para esmerilar al kirchnerismo.

Seguramente este procedimiento de las audiencias, fué instrumentado para ganar algunos meses hasta fin de año, no solo con los números de los legisladores ya puesto, sino con la percepción a dos años vista, si el Kirchnerismo tiene polenta para dar pelea, o si fué una estrella que entra en extinción.

Y si los vientos electorales fueran decisivamente desfavorables al gobierno, no será sorprendente que aún con todo lo expuesto sobre la precariedad de la denuncia de inconstitucionalidad de la ley, los Cortesanos resuelvan dar un "golpe de estado blando", dandole la razón totalmente a Magnetto en la controversia.

Si antes de Octubre, habrá suspenso y confrontación impiadosa, para esa fecha esperemos que la ciudadanía acomode los melones.


¿Querrá, podrá , sabrá acomodar los melones?

Magnetto ya expresó, que iba a matar o morir.
Pero el gobierno retomó la iniciativa.
Todavía el resultado está abierto.

Jorge Carbajal.
TiBU

EL PAIS › UN EXTRAORDINARIO DEBATE EN LA CORTE SOBRE LA LEY AUDIOVISUAL

El destape

El extraordinario debate sobre la ley audiovisual convocado por la Corte Suprema muestra un rasgo de madurez de la democracia argentina, que en diciembre cumplirá 30 años. Fue un paso gigantesco hacia la transparencia y expuso con nitidez el contraste entre la defensa de un interés económico y los derechos de la sociedad.