viernes, 6 de mayo de 2011

Eran "10 indiecitos", y de a uno....!!!

32



Asunto:los 10 indiecitos
Fecha:Fri, 08 Apr 2011 15:45:51 -0300



Eran "10 indiecitos", tal el titulo de una muy popular novela de misterio de Agatha Christie.

Alli uno a uno de los personajes, los "indiecitos", que eran 10, iban saliendo de escena, lease asesinados, en muertes sucesivas en una casa asilada y misteriosa y donde nadie de afuera, podria ser culpable.
En la Argentina, a comienzos del año electoral del 2011, eran 10 candidatos, o candidatitos siguiendo el diminutivo calificativo de Agatha sobre sus personajes de ficción.
Macri, por un lado, por los 
conservadores liberales que todavia se mantiene, y Sola, Duhalde, Rodriguez Sáa, y  Das Neves, por otro lado, que bajo el rotulo de Justicialistas Disidentes Antiperonistas representan a los Conservadores Populares, seguramente como tienen necesidad de aglutinar personeria, dejaran a otros dos fuera de carrera a la brevedad.
De estos 5, ya cayeron 2, quedan 3.
De los 10 entonces, no nos quedan mas que 8.
Alfonsin, Sanz y Cobos representan legitimamente a los 
Conservadores Radicales.
De estos 3, ya cayeron 2, queda 1;
De los 8 entonces, no nos quedan mas 6. 
Solanas es el candidato del Conservadorismo Progresista.
Todavia queda, con pronostico reservado de permanencia en el cartel.
Carrio es la candidata testimonial de Clarin, llegara sin viveres, ni oxigeno.
Asi que a la fecha han desaparecido, los indiecitos, Das Neves, Sola, Sanz y Cobos.
En proxima liquidacion de invierno, desapareceran Duhalde y Rodriguez Sáa.
Solanas esta buscando alguna argumentacion heroica para desaparecer con cierta honradez,
y bajar a la ciudad, sin que se le melle el ego; y tal vez ni Macri se salve del incendio.
Carrio, con autismo, seguira dictando catedra de apocalipsis now.
Quedaran 3 o 4, no mas y ninguno con capacidad para torcerle el destino a Clarin.
Para engorro de la democracia nacional, que siempre exige para mejorar, un posibilidad de recambio, no hay posibilidad cierta de ello, visto que a la fecha, ningun candidato pudo definir un programa de gobierno, o esbozar un modelo de país a alcanzar o aunque sea balbucear una media docena de ideas, que mejoraran lo ya hecho.
Se han opuesto con tal encarnizamiento a todas las medidas que sostienen esta economía en marcha, que a riesgo de aparecer como oportunistas, solo pueden hacer grandes anuncios alrededor de la ética, de la república, y de las instituciones, en una granadilocuencia tan vacia y estéril, como sorda a los reclamos populares.
Esta penosa realidad, baja a la cotidianeidad en la misma forma y con las mismas argumentaciones.
No hay experiencia mas penosa y frustrante que al participar de alguna tenida de amigos, de esas 
sobremesas calidas, regadas con algun estimulante etilico que tan bien predisponen, o en el encuentro compinchero de algun cafecito de trasnoche al abrigo de la inclemencia callejera, disponerse a intercambiar opiniones sobre el momento de la vida que nos toca protagonizar, y escuchar lo que tenermos que escucha, las consabidas cantilenas morales, pero de efectividades conducentes, en el lenguaje del muy viejo y olvidado don Hipolito, nada.
Parece que estamos condenados, al adocenado discurso que les bajan de los medios dominantes, que hacen pie en la inseguridad o en la inflación, o peor aun, mucho peor, ya que demuestra cuan hondo ha calado la ideología del individualismo de los 90, como cuando exaltan sus discrepancias con las jubilaciones a amas de casa, o a aquellos que por razones del vaciamiento industrial fueron condenados al desempleo.
Pocas cosas son tan bastardas, como descalificar una reparación a una generación que fue condenada a la marginalidad después de haberse roto el upite para sobrevivir, y que la desvuerguenza del Menemismo y el desplome de la Alianza, los encontro en esa etapa de la vida, en que todavia falta mucho para retirarse y ya no existe edad para arreglarse. 
Parece mentira, pero es la mirada de la clase media, con aspiraciones a ser distinta, y que cada medida de universalización de derechos, le da en el plexo solar de su egosimo de clase individualista.
Gracias que percibimos que estamos en el buen rumbo, a partir de escuchar los mismos desprecios que antaño se hiciera al peronismo y ahora al Kirchnerismo.
Cuanto nos estaria preocupando, si hoy sintieramos loas a nuestra Presidenta de aquellos.
Recordemos como en los canallescos 90, esa clase instalada, viera al traidor que se proclamaba el herdero de Perón, y quien mejor asumia su actualizacion doctrinaria, como rubio y de ojos celestes y finalmente lo apoyaba con su voto vergonzante en la reelección.
No esperamos ya demasiado de los opositores, tal vez algo de realismo, un poco de amplitud de criterio.

TIBURON

1 comentario:

  1. Y como ud. dijo en su momento, los indiecitos siguieron cayendo...

    ResponderEliminar