viernes, 6 de mayo de 2011

Las prioridades de la Iglesia


31


Asunto:



Las prioridades de la Iglesia
Fecha:Sun, 03 Jan 2010 17:51:55 -0300



Repasando la historia, surge nitidamente que para la Iglesia Catolica, no es de ninguna manera prioritaria 
ni la justicia, ni la reparacion, si ello afecta a alguno de sus miembros.
Un ejemplo la CONDENA A STORNI, DERECHO NATURAL Y CULTURA DEL SIGILO
Las babas del diablo
Podran rasgarse las vestiduras, hablando de los pobres, una categorìa imprescindible de las sociedades 
capitalistas, para hacer posible la caridad cristiana, fuente de lavado de conciencias, pero guay que se toque 
a las fuentes de la injusta distribucion de riqueza.

Podran ignorar los vejamenes de sus miembros adscriptos como capellanes, en los tormentos de sus victima 
politicas, al final de cuentas subversivos que pretendian hacer ondear el trapo rojo en vez de la virginal bandera 
amarilla y blanca del Vaticano, pero blandiran como el mejor sus lamentos por la inseguridad ciudadana.
Podran ser cómplices de las fugas de criminales nazis de la Europa del 45, e ignorar las masacres del holocausto, 
pero seran fieles custodios de los valores de Occidente.
Pero impacta por su desvergonzado descaro, el silencio cómplice de la Iglesia, en las  aberraciones sexuales de 
sus miembros.
Grassi, Storni, por solo nombrar los mas actuales, revuelven el estomago.
De tanto asustar con el libertinaje con la mujer, terminan incorporando el abuso sexual y la sodomía como prácticas decorosas.
La jerarquia imperterrita, preocupada por temas de poder, ignora, oculta, elimina, todo rastro de corrupcion moral 
en sus filas.
Cuando escuchamos admoniciones supraterrenales, debemos preguntar frontalmente: ¿desde donde las hacen?
Y la disciplinada feligresía, ¿no advierte que con su silencio, es tambien cómplice?
Alguna vez por razones de realpolitik aparecieron las ventas de indulgencias, Lutero, el oportuno pedido de perdón, 
llantos en algun Muro de Lamentos, abrazos ecumenicos, trafico de reliquias, etc.
Incorporaron sabiamente a su politica la paradoja de Lampedusa, expresada en que algo debe cambiar, para que el 
todo permanezca igual.
La farsa continúa.
Y el pobre Gauchito Gil, tiene poca prensa, y no jode a nadie, es solo un nativo.
TIBURON

No hay comentarios.:

Publicar un comentario