viernes, 8 de julio de 2011

Los verbos del modelo


Profundizar: Ampliar o ahondar algo para llegar su perfecto conocimiento.      Sinónimos: examinar, extender, propagar. 
Antónimos: Aplanar: Abatir fisica o moralmente a una persona haciéndole perder el ánimo o la energía; poner llana una superficie. 
Otros: debilitar, decaer, abrumar, desalentar, desilusionar, extenuar, postrar.                                                     


RenovarHacer que alguien o algo vuelva a tener vitalidad, energía, creatividad. Sinónimos: Revitalizar, refrescar, desenmohecer, modernizar, transformar, innovar,
revolucionar, actualizar, regenerar, remozar.
Antónimos: Conservar: 
Mantener una cosa o idea igual a lo largo del tiempo.
Otros: guardar, mantener, contener, custodiar, atesorar, proteger, resguardar, preservar.                                                                 


Alrededor de dos ideas fuerzas contrapuestas Profundizar/Renovar o Aplanar/Conservar, ha girado la dialéctica de los interpretadores del rumbo y de la estrategia del Kirchnerismo y como lastre o residuo, las inevitables apelaciones de las distintas oposiciones, para proponer todo lo contrario de lo que el oficialismo sostiene, como programa alternativo de gobierno.

 Como disparador, les sirve tanto la definición explícita que propone la Presidenta para englobar las ideas-fuerzas que sostienen su propuesta sometida a la voluntad popular,  "profundizar el modelo" ,  como las definiciones por los hombres elegidos por la Presidenta, para conformar las listas de candidatos y garantizar la viabilidad de su mandato.

No hay duda que "profundizar el modelo", en la visión que de la capacidad del poder político tiene la Presidenta, exige una herramienta que conjugue el verbo renovar y sus sinónimos.

El Kirchnerismo, como herramienta actualizada, continuadora y contenedora del Peronismo, es en simultáneo un instrumento renovador en cuanto va por la adquisición y ampliación de nuevos derechos,  convocante de nuevos actores  y espacios, y al mismo tiempo, un instrumento de organización popular que preserva la identidad del peronismo, que viene de la historia de pasadas y vigentes luchas populares.

Por la fuerza inherente que deviene de su identidad, tiene una tal consistencia, cohesión, organización e identidad, que permite reconocerlo como un órgano vertebrado, que recrea desde sus bases la representatividad movimientista, con una conducción estratégica, a cargo de Cristina Fernandez, que no necesita de la rigidez y anquilosamiento de un "aparato político" para ejercer la conducción.

Por que es mucho mas que una confederacion de partidos provinciales o una asociacion de intereses sectoriales, o de alianzas puntuales o de convergencia de dirigentes distritales.

Es un proyecto de poder popular, que completa un TODO con las partes que representan paralelas miradas politicas que le faltan, y que otras fuerzas sectoriales y sociales le aportan.

Por ello resulta natural y necesario que todas esas partes se homogeneicen alrededor de la fidelidad y lealtad a un proyecto de país y a sus autoridades, sin discriminar a ninguno del conjunto de los actores de todas las regiones y a ninguno de sus estamentos, pero dejando bien claro quien conduce, y quien acompaña.

Sin ese requisito, y sin otra cobertura que la propia ideología y compromiso personal, naufragarían ante supremas contradicciones del contexto económico y político las mejores intenciones, proyectos y programas, como ya nos pasó, con la 125, cuando se pretendió alterar una mínima parte de un sector del poder económico y ante la presión corporativa, defeccionaron ilustres e ignotos compañeros de ruta.

Quedan estos próximos años como el lapso para conformar un colectivo de conducción que represente a todas las diversidades, superando la conducción unipersonal, como también nos quedan un sinnúmero de asignaturas pendientes, en lo atinente a fracturar lo monolítico del poder económico, como para volver a depender de voluntades extrañas, que esterilicen los esfuerzos.



Por eso se explica, la elección de BOUDOU, como el compañero de fórmula que aunó conocimiento, lealtad, juventud, coraje e imaginación en su función ejecutiva de la conducción económica y muestra a la ciudadanía por donde pasa el eje de las futuras opciones de gobierno al definir que “EL ESTADO DEJÓ DE SER GERENTE DE LOS PODEROSOS”


A ello debe sumarse la mirada hacia el futuro que baja desde la conducción como práctica política, para promover un avance de las jóvenes generaciones, que impida que se cristalicen en puestos de poder, personajes cuya arraigo con el pasado, tiene mas consistencia que su apuesta por el futuro.

 
Esta divergencia ideologica y fáctica, surgida desde el inicio de la gestión del Kirchenismo, entre la apuesta por una Renovación que refresque y revitalice el Peronismo y la añoranza por una Argentina del pasado, que aplana, achata y desalienta, es lo que define la imposibilidad de una vuelta hacia atrás, y la necesidad de jugar muy fuerte en los próximos años.

Los viejos dirigentes Bonaerenses no supieron reinterpretar, que la opción por una matriz Conservadora, que queda en una simbología sin sujetos, solo parece querer restaurar prácticas y personajes superados, y se han olvidado que el sujeto importante es el Pueblo, al cual se debe representar con otros instrumentos de construcción política.

En ese marco es que deben analizarse las tensiones y los conflictos devenidos en lugares muy puntuales, a consecuencia del cierre de listas.

Tres casos fueron tomando cuerpo como para querer hacerlos significar como una tendencia.
La Pampa, Cordoba y el Sindicalismo.

El Senador Verna de La Pampa
, fue una figura díficil para el oficialismo, en cuanto no se integró al bloque oficialista y en votaciones claves, se desmarcó de la disciplina del bloque.
Aun asi se le respetaba, su candidatura a Gobernador, pero no podía exigir incondicionalidad para sus huestes que iban a integrar el Congreso: dos veces tropezar con la misma piedra, no es el estilo de la residencia de Olivos.

El caso de Cordoba es paradigmatico y apunta a resolver de raíz y para el futuro la representatividad y presencia del Kirchnerismo. Se prefirió la cirugia, antes que un paliativo.
De la Sota y Schiaretti, identificados con nociones tradicionales del peronismo y cada uno oportunamente, se desvincularon de la estrategia nacional. Hicieron caso omiso a un compromiso contraído de convergencia entre el PJ que representan y el Kirchnerismo, tanto en la fórmula de la gobernacion como en la lista de diputados nacionales.

En esta instancia la conduccion prefirió ir con lista propia de diputados nacionales y sin candidatura a Gobernador.
Es una apuesta muy fuerte, cuyos resultados se verán en Octubre, y al Kirchnerismo no se le caerán lágrimas si de la Sota no es gobernador, situación que se convertirá en una propicia ocasión para ganar peso y volumen en la interna de la provincia, para tener candidato propio en el 2015.

En cuanto a candidatos del sindicalismo, no es poca la representatividad obtenida en el conjunto de todos los distritos, aunque no parece un acierto no haberle dado un lugar relevante a Schmidt  en Santa Fe, del gremio de Dragados y Balizamientos, hombre de la conducción de la C.G.T. muy cercano a Moyano, pero mas importante aún, un cuadro muy formado y muy aliado al gobierno. El sindicalismo debe internalizar que tiene una deuda pendiente con la sociedad, que mientras no la salde, no gozará del prestigio necesario para recibir su adhesión electoral: la democratización  de sus prácticas y la renovación de los cuadros de sus organizaciónes.

Las listas de adhesión de diputados nacionales, permite integrar cuadros excepcionales como Rivas y Raimundi, que le daran mayor volumen político al movimiento nacional.

Lo demas es lo previsible, con la originalidad, de que hoy se quejan los gorilas, que los Kirchneristas, hayan privilegiado integrar las listas con candidatos Kirchneristas.

Nadie debiera olvidar que la prioridad es ganar la presidencial en Octubre, con la mayor cantidad de legisladores posibles, que garanticen la aprobación de leyes de dificil digestión para el poder económico.

Las situaciones provinciales son secundarias, ya que la buena gestión presidencial, cohesiona al electorado provincial con el nacional, mas allá de matices regionales, como fuera en Tierra del Fuego y Neuquen, justamente donde ganaron dos partidos provinciales, que naturalmente apoyan al modelo; o como se puede predecir en Cordoba, Capital y Santa Fé, donde quizá obtengan la gobernación fuerzas distritales, que no tienen el mismo correlato de fuerza en las demas regiones del país, pero que en la opción presidencial, es mas que posible, que allí, como en casi la totalidad de los distritos, el electorado renueve su confianza a la Presidenta, apoyando su reelección.

Lo cual encierra una verdad de perogrullo; mas allá de preferencias locales, y mas allá de la incidencia de viejos antagonismos, a favor del cual prevalecen antiguas contradicciones de clase, los pueblos no se suicidan, y las nuevas generaciones, hoy apuestan a la vida.

Solo queda el chiquitaje, excrecencia para los especialistas comunicacionales del monopolio, que con ello entretienen a los abonados al cable.

TIBURÓN

No hay comentarios.:

Publicar un comentario