jueves, 8 de agosto de 2013

MENEM LO HIZO

Honorables contertuli@s:

Un último contacto antes de encontrarnos el domingo en el cuarto oscuro.
La puja electoral que en primera instancia pasa por la dilucidación del reparto de escaños legislativos, conlleva otros muchos e importantes significantes. 

Tiene una especial simbología , ya que hay un transfondo implícito que roza el horizonte para el período posterior al 2015, del que nadie puede sustraerse,
que se trasluce en la expectativa por el cabeza a cabeza entre Massa e Insaurralde, en la Provincia, que va más allá de una simple compulsa por escaños legislativos.
Habrá seguramente diferentes palcos donde se festejarán los resultados, nunca mas provisorios que éstos, ya que son primarias para elegir candidaturas, y de aquí a Octubre mucha agua pasará debajo de los puentes. 

En Cordoba los peornistas disidentes, seguramente los radicales en Mendoza, el Frente Amplio en Santa Fé, los habituales en la "republica de San Luis" y el macrismo en la Capital.
Ya no se puede agregar como era la tradición, que Buenos Aires será del Kirchnerismo a partir de la aparición de los renovadores de Massa, provincia que termina siendo la única incógnita de peso en cuanto al resultado.
El resto del pais, con sus propios proyectos distritales se referencian con el Kirchnerismo y son los que le dan color federal a dicho Frente, el único que es compacto, homógeneo y consistente y que responden a una conducción concentrada.
Así que, lo que resulte en términos del número de legisladores, al único que realmente le interesa el resultado es al gobierno, ya que es el que los utiliza para gestionar, como lo determina la Constitución.
Para el resto del conglomerado opositor, pispear con anticipación cuantos legisladores en mas o en menos se proyectan para recolectar en Octubre, no es de mayor importancia.
Se conformarán, con contabilizar el % de no votantes al Frente de la Victoria para proclamar, que éste aunque primera minoría, está en vías de extinción, y que en Octubre habrá exequias, como lo vienen proclamando desde el mismísimo día en que Kirchner asumío, cuando la editorial de la Nación escrita por Claudio Escribano proclamara que la "Argentina habia decidido darse gobierno por un año", ante el rechazo de un pliego de condiciones elevado a la consideracion del presidente electo que éste indignado rechazara, y que motivara sus expresivas y contundentes palabras al asumir que "no dejaba sus convicciones en la puerta de la casa Rosada".

Comienza acaso la puja por la sucesión de Cristina, entre el Kirchnerismo y el antikirchnerismo, disfrazado para la ocasion en un inicio de un inodoro, insípido e incoloro antikircherismo, y que de a poco va tomado el olor, el gusto y el color de los peores tragos de los 90.

El candidato oficial dijo lo esperable y lo incontrovertible
: mostró todo lo hecho, acepto los baches y confirmó que van por más, es decir por resolver lo que falta.

El Capriles de turno, el de cabotaje, cada día confirma aún más, que los 90 lo moldearon, y que aquel slogan de eso tiempos de penuria y devastación, "Menem lo hizo" , le cabe como anillo al dedo.

Como cualquier político en acción, sabe que lo principal es tener una identidad, a partir de la cual pueda legitimamente apoyarse para confrontar con las ideas de sus adversarios y convocar a posibles simpatizantes con quienes coincida.
Pero en este caso, la táctica de aparición y crecimiento fué la instalación de confusiones y provocación de contradicciones en su posicionamiento frente a las medidas de administración del Gobierno.

Era previsible esa maniobra en el inicio, cuando se muestra una trayectoria de saltimbanqui, que necesita para crecer del cobijo y la calidez "de cualquiera", lo cual implican "contradicciones ideológicas y amuchamientos inexplicables" para cualquier observador avisado, pero que los medios complacientes se encargaron de ocultar para consolidar su imagen, haciendo de su figura, un paradigma de la renovación política.
Y aprovechando sin demasiados escrúpulos que su último domicilio politico, fuera el FV, se le facilitó acceder a algunos sectores de poder del conurbano, con quienes compartía hasta ayer, la misma identidad.
Pero en la medida del transcurrir de la campaña, la propia dinámica que de ella emana y el mismo proceso analítico y de contraste que exige el debate político, lo obliga a sacarse las máscaras y con ello permite filtrar lo que realmente dice, por debajo "del mensaje de amor y paz", que lo caracteriza, muy semejante a aquel "no los defraudaré, siganme".

Casi un remedo del libreto del innombrable, que sintetizara con su habitual desfachatez, "que si decía lo que pensaba hacer no lo votaba nadie".
Como hemos venido desgranando, el 11 de agosto solo ( y nada menos), será la foto que mostrará cual es el punto de partida que cada bloque tiene, para recorrer el camino que durante dos meses deberá transitar para alcanzar en la eleccion de Octubre la voluntad del ciudadano .
Si los indicadores, y el sentido común tienen correlación, en la medida del paso del tiempo, las tendencias que hoy se insinuan, se debieran consolidar para Octubre.

Ayer Massa expuso en los salones del Alvear sus ideas, ante un auditorio compuesto por líderes empresariales ávidos de volver a escuchar los sonidos gratos del pasado y encontrar quien garantice amalgamar lo necesario para desbancar al kirchnerismo.
Con su estilo de analisis superficial, sin ahondar en ninguna grieta que resquebraje su módica cuota de "ir por una ancha avenida donde caben todos" que ofrece sin aristas, se permitió sobrevolar con definiciones de ocasión, una buena parte de las temáticas que estos sectores del establishment le reprochan al gobierno, dando eso sí, su versión endulcorada del camino que propone, un viejo camino ya recorrido.
Asi aplaudieron con entusiasmo de Mendiguren (UIA), Eurnekian, Etchebehere (Rural), Mendez (UIA) Ratazzi (Fiat) Blaquier, Werthein (Telefonica) y la variada habitual de los promotores de la devaluación para bajar el costo de la mano de obra, con la excusa de "obtener competitividad", y proponer el consabido "ajuste para no tener deficit fiscal", la consabida receta de la ortodoxia, para disminuir el proceso de inflación.
Todos tuvieron su cuota de esperanza, a partir de que a todos le diera su cuota-parte de razón en sus reclamos sectoriales.
Así comienza a forjar algo mas que el perfil de un legislador opositor, ya que en la medida que se consolide, nada dificil frente a la pobreza de los habituales opositores, será para el establishment, la figura que pueda dar pelea en el 2015.
Siempre pronosticamos que el poder político en nuestro país se dilucida dentro del peronismo.
Claro que ese peronismo que apoya a Massa, que es la sumatoria de menemismo y duhaldismo, es en realidad el Peornismo en su peor faceta.

La tracción del viejo peronismo, hace su parte, ya que en una misma bolsa se juntan dirigentes del Duhaldismo como Attanasof, Solá, Amadeo, Cariglino, Galmarini, Juanjo Alvarez, con cepas podridas del gremialismo como Barrionuevo, Daher, con empresarios avecindados al poder como de Mendiguren y economistas como Lavagna. No escatima confluencias de menemistas connotados como el escriba Asis, o el "golden boy" Redrado, o artistas como Gianola, que sirven en bandeja la simbiosis con el macrismo, que ya en una etapa de ocaso que pone dudas su futura identidad, va acomodando sus melones.

Y esperan turno para adherirse los Mumo Venegas, Julio Barbaro, Piumato, Moyano y quizá hasta de Narvaez si le dan ocasión de una digna retirada, o de la Sota si le complace alguna oferta.
Es el facho peronismo, que tiene su lógica, su fuerza y su cuota de poder.

Nada nuevo se escuchó, que no supieramos desde el mismo día de su arranque: desde una confesada admiración por los modelos de desarrollo con endeudamiento para volver al mundo, una explicita definición a un Estado menos regulador, o una apelacion a lograr un marco juridico de seguridad para inversiones e, infaltable recurso para "ponerse la camiseta", un fuerte apoyo al campo, sin privarse de incluir la posibilidad de una vuelta parcial a la privatizadas AFJP aunque confesara que ese metodo fue un fracaso, todo el paquete que derraman Lavagna, Delgado, Peirano y Redrado, sus mentores económicos.

Los 90, que están ahicito no más, esperan ser resucitado por un cóctel draculiano, que incluye poder económico, barones del conurbano y sindicalismo servil, bajo la protección de nuevas directivas para acentuar la seguridad, que incluye la neutralización de la protesta social.

¿Quien decía que Massa no tiene ideas?
Siempre las tuvo, desde su paso inicial por la UCEDE hasta en cada momento que le toco otras responsabilidades.
Que oportunamente se haya mimetizado, es harina de otro costal.

Solo necesitaba a partir de anidar en un distrito de enormes contradicciones y retrasos, y bajo la mirada complaciente de Duhalde, iniciar una recolección de heridos políticos que le dieran la base mínima para instalarse como opción.
Después solo necesitaba la caja de resonancia de los medios dominantes, a partir de perfilarse como un confiable administrador de sus intereses, que busca desesperadamente como frenar al Gobierno.
Así llegó el apoyo durante el periodo de instalación, acopiando adeptos de todas las veredas, aprovechando la confusión que el tiempo y las exigencias políticas ya desnudaron, logrando acorralarlo para que exponga aunque sea minimamente, sus compromisos.

Ahora sabemos donde se apoya para intentar su gobernabilidad.
En lo exterior acuerdos con organismos multilaterales, y cambio en los apoyos externos;
En el sector empresarial devaluación para mejorar competitividad y mejorar rentabilidad, marco juridico para garantizar al mundo: sobre el Estado se definió por la eliminación de regulaciones y obtener metas monetarias pata no tener déficit fiscal, que en buen romance preanuncia ajustes; a los sindicatos les prometió la eliminacion de ganancias; para con el sector agroexportador además de la devaluación, instó a la eliminacion de las fricciones, que a buen entendedor significa la eliminación de las retenciones.
No es todo pero es una punta, que para orejear, es suficiente.

Por ahora solo consta que arrancó con un buen posicionamiento, ya que es el político opositor de mayor centimil en los medios gráficos y el de mayor difusión en los medios periodísticos que inoculan diariamente a los espectadores desde TN.

Nosotros creemos que esto sirve para un tiempo relativo; como deciamos ayer "no se puede mentir todo el tiempo a todo el mundo", y día a día y así lo confirman diversas encuestas, su imagen va tomando el perfil de su realidad.
Y si su imagen y su realidad se empieza confundir con los mensajes de los 90,
¿puede un gran sector de la ciudadanía confundirse gratuitamente?
Puede, hay antecedentes válidos, ya
con Menem lo hizo.
Nos vemos con el diario del lunes, lamentando que en estos días hayan primado las referencias a la gestión muy por encima de lo ideológico, cuando uno es consecuencia de lo otro y deben ir inevitablemente de la mano, apoyandose mutuamente.

Y una última reflexión desde el estribo: Los cortesanos seguramente en vísperas de laudar, estarán viendo con un ojo los resultados electorales y con el otro la sentencia en borrador de la ley de medios.
Quizá cuando la pasen en limpio, uno tenga que ver con lo otro.

Jorge Carbajal
TiBU

No hay comentarios.:

Publicar un comentario