domingo, 1 de septiembre de 2013

La ciudadanía acomodará los melones

Honorables contertuli@s:

Fue una inédita experiencia hacia las profundidades del pensamiento del grupo Clarín, las exposiciones habidas en la audiencia pública convocada por la Corte.

Seguramente se prepararon con lo mejor de la extensa lista de asesores que lo entornan, pero las preguntas de la Corte los desacomodó ostensiblemente.

No pudieron superar por falta de argumentación sólida respaldatoria, como compatibilizar su defensa de lo patrimonial, que en realidad no era materia de disputa, con la demostración de que su limitación, afectaba el principio de la libertad de expresión.

Como contrapartida quedó en evidencia el contrasentido, siguiendo la linea argumental de Clarín, que a mayor escala de negocios, mayor libertad de expresión.

Todo se centró en sus expertos, en
un esfuerzo para salvar la contradicción que expresaba el núcleo de sus fundamentaciones, basados en que el deterioro de su capacidad de sustentabilidad económica, es decir que la rentabilidad empresaria (un interés económico) sería producto directo de la adecuación a la ley y por ende, sobrevendría una perdida de la capacidad de ejercer la libertad de expresión.

La dificultad para dar respuestas al fondo del planteo juridico motivo de la elevación a la Corte, como es el reclamo de inconstitucionalidad a la la ley de Servicios Audiovisuales, fué evidente. 


Estos articulados rechazados por Clarín de la citada ley, según la parcial óptica del particular reclamante, afectan al principio de libertad de expresión.
Sin embargo, pese a ser esperable que el eje del debate fuera justamente ese punto, las preguntas de la Corte que orbitaban en derredor, fueron un escollo impiadoso que los martirizó cada vez que el tribunal exigió precisiones.

Quedó una vez mas expuesto sin maquillaje, el desinterés por la preservación de la libertad de expresión, (un valor menor, parodiando una ya celebre frase de Magnetto dicha a Menem sobre la importancia de la presidencia), que es el tema de fondo, y por el cual se elevó la definición a la Corte, argumento al cual acude superficialmente Clarín (tarde y mal) para adornar su defensa patrimonial, como si una cuestión, la obligación de adecuarse a la ley que les exige desinvertir, fuera decisiva para la preservación de la otra, la libertad de expresión y la ampliación de voces.

En ningún momento sus voceros pudieron armar alguna argumentacion sólida vinculando la posibilidad que la ley fuera anticonstitucional por afectar a la libertad de expresión, si se debián adecuar.
Es un dato relevante pués sobre ella deberá girar la argumentación del fallo de los "Cortesanos".

Lo manifestamos al toque de terminar las respuestas de los representantes de ambas partes, al término de la última audiencia, ya que hasta para los más profanos, quedó en evidencia, que había sido desnudado el "plan Clarín", que no es otro, que amontonar diversos argumentos que no tienen que ver con el fondo de la cuestión, mientras los lobbistas hacen su tarea.

Muy pobre los "bogas de Clarin", expuestos a argumentar en publico, que no es el mejor escenario para mostrar el peso de sus bagajes, ya que solo brillan como expertos operadores de las sombras.

Sería razonable pensar que la balanza se inclina por los valores en juego de la sociedad, y no a favor de los intereses del empresario.

Sí, eso seria razonable, pero como no es razonable como se llega a esta instancia, es mejor curarse en salud y tener en cuenta que el Poder Judicial, también juega su partido.

Desde fallos de 1ª instancia sospechosos de parcialidad manifiesta, hasta cautelares confirmadas por Camaristas paseados por Clarin en Miami, más el peso de lobbistas de los grupos mediáticos (incluídos extranjeros) y de los estudios que los asesoran, como los de Saenz Valiente y Alejandro Carrió, nos advierten que el terreno es más proclive para que el fallo, contemple mecanismos que contenten en alguna forma a Clarin.
La Corte no le regalará nada al Gobierno, sin pasarle su propia factura.

Me inclino a pensar que aunque no les será facil a la Corte fallar como inconstitucional estos articulos, van a procurar que Clarín no quede a la intemperie, una forma de seguir presionando al Gobierno.

Los artilugios pueden partir de
que se dicte algun fallo, que otorgue la razón al Estado, pero con algunas variables contemporizadoras, que diluyan o atenúen sus efectos.

Puede ser que se le otorgue alguna gracia en tiempo a Clarin para cumplir la cláusula de desinversión, lo suficientemente extenso como para quedar a la espera que nuevos vientos
electorales, acerquen al poder a sus empleados, los suplentes, que ya han manifestado su compromiso de eliminarla.

O podría dictaminar que el Estado debe resarcir pecuniariamente a Clarín con algñun monto que lo torne casi inviable, sin dejar de atender a los benditos plazos, o algún atajo para seguir embarrando la salida, a la espera de algun "Renovador favorable".



Queda un saldo inmensamente favorable de esta convocatoria, acaso un saldo no querido por quienes instrumentaron la convocatoria.
La mayor visibilidad del debate donde se volvieron a cruzar argumentos contra slogans, como viene siendo una constante en el espacio de controversia pública, erosiona la credibilidad del mensaje corporativo y consolida la arquitectura legislativa que respalda a la ley.



Como expresamos en anteriores opiniones, la sentencia de la Corte tendra mucho que ver con los votos de Octubre, y por ello este plazo que se abre, será de muy pesadas apuestas para esmerilar al kirchnerismo.

Seguramente este procedimiento de las audiencias, fué instrumentado para ganar algunos meses hasta fin de año, no solo con los números de los legisladores ya puesto, sino con la percepción a dos años vista, si el Kirchnerismo tiene polenta para dar pelea, o si fué una estrella que entra en extinción.

Y si los vientos electorales fueran decisivamente desfavorables al gobierno, no será sorprendente que aún con todo lo expuesto sobre la precariedad de la denuncia de inconstitucionalidad de la ley, los Cortesanos resuelvan dar un "golpe de estado blando", dandole la razón totalmente a Magnetto en la controversia.

Si antes de Octubre, habrá suspenso y confrontación impiadosa, para esa fecha esperemos que la ciudadanía acomode los melones.


¿Querrá, podrá , sabrá acomodar los melones?

Magnetto ya expresó, que iba a matar o morir.
Pero el gobierno retomó la iniciativa.
Todavía el resultado está abierto.

Jorge Carbajal.
TiBU

EL PAIS › UN EXTRAORDINARIO DEBATE EN LA CORTE SOBRE LA LEY AUDIOVISUAL

El destape

El extraordinario debate sobre la ley audiovisual convocado por la Corte Suprema muestra un rasgo de madurez de la democracia argentina, que en diciembre cumplirá 30 años. Fue un paso gigantesco hacia la transparencia y expuso con nitidez el contraste entre la defensa de un interés económico y los derechos de la sociedad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario