domingo, 31 de enero de 2016

Diluvios son los de ahora

Al cabo de 40 días, según cuenta la tradición bíblica, el creador dio termino al diluvio universal, un castigo impuesto a la humanidad por sus impiedades, y con la aparición de una paloma con un olivo en su pico sobrevolando el arca, anotició a los sobrevivientes, que dejaba sellada la grieta entre los pecadores y la divinidad.
Pero con la exposición de su fuerza, dejaba implícita la amenaza de otro proceso similar, por si acaso se repitiesen las causas del enojo divino, y con ello, no olvidasen los humanos, las inevitables consecuencias.

Han pasado mas de 40 días de la asunción de Macri, fecha que comenzó este nuevo diluvio que azota a nuestro país, y se abate con especial fiereza sobre los mas vulnerables, que  son los mas desprotegidos en términos de derechos humanos, como son los derechos al trabajo, a la educación, a la alimentación, a la vivienda, a la protección social, al bienestar en general.

Quienes han creído y todavía creen, que este vendaval es solo para domesticar y hacer mas fácil la transferencia de ingresos de los "muchos" mas necesitados a los "pocos" mas poderosos, se equivocan dramáticamente, pues solo ven la cresta de la ola, y no perciben el tsunami arrollador que se esta engendrando en el fondo de la economía.

Con este diluvio, que arrasa con todos los cimientos del edificio      democrático y republicano, que entre todos los sectores democráticos reconstruimos después de la etapa neoliberal del Proceso Militar, lo que intenta esta experiencia neoliberal, es reconstruir bajo conocidos materiales y herramientas, los cimientos de aquel viejo país para pocos, aquel del que se adueñaran desde la batalla de Pavón, y que solo por periodos cortos "los desconocidos de siempre", nosotros, pudimos arrebatar luego de forzadas luchas populares, para devolvernos por corto tiempo la equidad y el derecho.

Así como fueron implacables con su poder de fuego para derribar a los gobiernos populares, así de blindada esta su capacidad de fuego para operar contra cualquier reclamo popular, apoyados por el cono de silencio que los medios dominantes de comunicación construyen.
       
         Para volver al ejercicio del poder constitucional sin saltear una generación (20 años) hace falta mucha inteligencia para no confrontar internamente, mucha dedicación para tejer alianzas que amplíen la fuerza propia, mucha generosidad para dar cabida a nuevos espacios y dirigentes, mucho sacrificio para dar lugar a los mas aptos, mucho compromiso con los "otros" para que nadie se sienta solo y abandonado, y mucha capacidad estratégica de la conducción para que los avances sobre el renovado proyecto restaurador, se consoliden sólidamente sin retrocesos.

Acaso mas que nunca, la "Conducción" debe tener presente un viejo precepto guerrero, que expresaba que tanto se consolida un avance sobre el territorio enemigo, como se consolida la retaguardia.
Estas luchas nacionales, no son solamente luchas de "vanguardia", que son necesarias para esclarecer, para tomar conocimiento de la realidad, para advertir flaquezas del enemigo, pero no toman territorio, y por lo tanto no ejercen poder de cambio.
En la guerra, la retaguardia era la infantería, que llegaba a ocupar el territorio, después de ser ablandado por la artillería y la aviación para forzar el retroceso del enemigo y poder imponer sus leyes.

En este caso, la retaguardia son las organizaciones sociales, sindicales y políticas que contengan los reclamos del pueblo, ingrediente imprescindible para volver a estar presente en la resolución del conflicto político y el territorio a recuperar, son las mayorías expresadas electoralmente y transformadas en poder efectivo para imponer leyes, en el seno del Congreso Nacional.

Sin estas organizaciones en acción, poco servirán para reconquistar poder, las proclamas aisladas ni los gestos heroicos de personas o grupos.

En la practica, esto se canaliza con la incorporacion de la retaguardia al debate y a la representacion, para lo cual como primera etapa, es vital el ejercicio de la difusion de ideas, del conocimiento del estropicio que causa el regimen oligarquico, de la perdidas de derechos, de las exclusiones, del aumento de la pobreza y de la marginalidad que trataran de ocultar.

Hoy existe un vacio de reclamos organicos, por que la dirigencia sindical y politica, se ha distanciado de sus representados, y esta cuestionada su legitimidad.
Hay olor a compra de voluntades de la dirigencia sindical, lo que explicaria el silencio de los cementarios que rodean las dispersas expresiones civicas de los damnificados por estas politicas de despidos y cierre de institutos.
Tambien se advierte una actitud vergonzante de especulacion politica en la dirigencia peronista mostrada por el estruendoso silencio de los gobernadores e intendentes que gestionan territorio, que por promesas de no retacear obras comprometidas o en acción, prometen un "ausentismo" estratégico del debate político.

En cuanto al atropello a los ciudadanos y a las instituciones, salvo las honrosas excepciones de CFK, Agustin Rossi, Capitanich, Scioli, Taiana, Maximo Kirchner y otros pocos, el espectro politico de otros agrupamientos da verguenza ajena.

¿Los ajenos?
¿Solanas-Binner-Alfonsin-Sanz-Donda-Duhalde?. Nada y por ello, y con anticipcion la ciudadania ya les extendio elcertificado de defuncion.
Massa tan funcional desde afuera al proyecto neoliberal, como Urtubey lo es desde adentro.

Reconstruir ese tejido entre dirigencia y bases es el camino, y como todo proyecto con objetivos profundos, nada facil, y nada rapido.
El tiempo es un factor a tener en cuenta, ya que se necesita decantar imporvisaciones y arrebatos.

Lo demas viene por añadidura, pero esto llevara mas de lo pensado y hay que templarse para pasar el desierto.
No esperen milagros, que aqui no habra condescendencia divina para cesar el diluvio, ni paloma de la paz, solo habra garrote para no dejarnos ejercitar la memoria, y hacernos creer que esta realidad es la historia a la que estamos destinados.
Y como en toda experiencia humana, la decada ganada deja tambien sus improntas.
Nos equivocamos en aspectos estrategicos, acaso el mas importante, en no desbaratar para siempre la fuente de financiamiento del proyecto liberal.
Demasiadas herramientas quedaron en pié, con remiendos que no modificaron sus objetivos.
Comercio Exterior, ley de Entidades financieras, son algunos aspectos donde nos quedamos en deuda, ni que hablar de no haber sabido revisar a tiempo la imposición de ganancias a la cuarta categoría.
En otros aspectos vitales, como la vigencia de la ley de medios audiovisuales o el Concejo de la Magistratura no tuvimos la fuerza electoral para obtener mayorias en el Congreso, necesarios para modificar algunos mecanismos del poder Judicial.
Asi nos fue y debemos aprender.
Pero eso sera para otra historia.

Jorge Carbajal


No hay comentarios.:

Publicar un comentario