sábado, 2 de enero de 2016

msj de navidad curas opción por los pobres dic 2015


Grupo de Curas en la Opción por los Pobres  20 de diciembre de 2015 a las 14:03 ·    MENSAJE DE NAVIDAD    Se acerca la Navidad, fiesta en la que celebramos al niño que se hace pobre para enriquecernos   con su pobreza.   La pobreza del niño, de sus padres, de todo su entorno en el pesebre, la cual más allá de lo   tradicional que año a año recordamos, es a su vez una siempre nueva y buena noticia.   La noticia de los caminos de Dios que elegimos y por los que intentamos avanzar.    Queremos andar los caminos de una "civilización de la pobreza" como los llamó hace años el querido  mártir Ignacio Ellacuría sabiendo que la "civilización del consumo y el derroche" sólo es para   pocos y en nada se parece a los caminos de Jesús, el Nazareno.    Con el pesebre y el niño ante nuestros ojos, hablando desde la Doctrina Social de la Iglesia no   podemos convalidar el modelo económico en marcha y las medidas anunciadas.   El neoliberalismo engendra ricos cada vez más ricos a costa de pobres cada vez más pobres; valora   la especulación financiera y el capital por encima del trabajo y el salario.     Nos parece evidente que la transferencia de ingresos hacia los grupos concentrados contradice la justa distribución de  la riqueza.    Mirando la fiesta de la vida queremos señalar con serenidad y firmeza que el camino económico   elegido "mata", como lo repitió el Papa Francisco y nos enseña nuestra historia reciente.   No es eso lo que la Navidad nos enseña ciertamente.    Celebramos que se aspire a un país con "pobreza cero", pero en la práctica nos parece un exceso   de discurso, un slogan vacío.   El camino de la "pobreza cero" entendido como un horizonte utópico empieza a hacerse real en la   creación de empleo, y en la distribución de la riqueza.   Es ampliar derechos con contención social y regulación del Estado.   La libertad supone límites y nos resulta inaceptable una libertad desconectada de la solidaridad   social.    Quienes hemos hecho una opción por estar del lado de los que este sistema excluye, anhelamos un   país que construya su destino con todos y todas los argentinos incluidos.    Quisiéramos que estas fiestas nos encuentren a todos brindando por la vida y celebrando la paz y  la esperanza, por lo que quisiéramos soñar con los ojos bien abiertos que sentados en las mesas   de las y los argentinos habrán hermanas y hermanos que comparten, no la alegría hueca que parece   pretenderse, sino la de la vida que emerge, el pan partido, el vino celebrado.    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres  Diciembre 2015    


No hay comentarios.:

Publicar un comentario