miércoles, 13 de enero de 2016

Multitud en Plaza de Mayo...ninguneada por los genuflexos

El periodista Víctor Hugo Morales estuvo acompañado de dirigentes políticos del kirchnerismo y referentes del mundo de la cultura y la comunicación. Foto: Fotosur.com.ar
Buenos Aires, Argentina 12 ene (Andes).- Un día después de haber sido despedido de Radio Continental, el periodista Víctor Hugo Morales habló ante unas diez mil personas en la Plaza de Mayo.

El periodista y relator deportivo Víctor Hugo Morales llegó al escenario, armado a menos de 100 pasos de la Casa Rosada, rodeado de dirigentes políticos del kirchnerismo y referentes del mundo de la cultura y la comunicación. Apenas un día después de su despido, una multitud convocada por organizaciones políticas y a través de las redes sociales, se congregó para escucharlo y mostrar su apoyo frente a esta situación de censura encubierta.

Morales, en un tono alejado del acostumbrado para los actos políticos, explicó con detalle los casos como el suyo que se han quedado sin aire y cuestionó la política que lleva adelante el gobierno de Macri en materia de medios de comunicación, en contradicción con lo expuesto en la campaña electoral.

"Dijeron que iba a haber más democracia, ¿es democracia burlarse del Congreso? Les digo a los medios, a ese donde trabajé y a otros, que no nos retaceen la información, la verdad es muy potente".

En estas horas había afirmado en entrevistas que a su modo de ver no existe posibilidad de que la medida fuera motivada por razones empresarias ya que luego de 30 años en la radio, los programas que conducía -uno deportivo y otro de actualidad- representan los picos de audiencia de la emisora. Radio Continental emite en el 590 de la banda de Amplitud Modulada, una frecuencia sumamente codiciada, que hasta hace poco tiempo pertenecía al grupo multinacional Prisa -cuya nave insignia es el Diario El País de España-, con intereses en buena parte de la región. 

El periodista reiteró que no tiene dudas de que el motivo de su salida del aire es su histórico enfrentamiento con el Grupo Clarín y las "devoluciones de favores" que le hace el gobierno de Mauricio Macri. "Le pido a la empresa (que me despidió) que deje de tener miedo", al decirlo explicó el problema de la mayoría de los medios de comunicación en Argentina que son crónicos demandantes de los dineros de la pauta publicitaria oficial, cuya distribución es discrecional por parte de los gobernantes. Según su interpretación los dueños de la radio estarían haciendo gestos para ser receptores de esos dineros públicos.

La Argentina no cuenta con una ley que regule la distribución de pauta publicitaria a los medios de comunicación, cuestión que hay quienes especulan que podría ser parte de la agenda parlamentaria a partir de la apertura de sesiones ordinarias en marzo próximo.

Una multitud se volcó a las calles de Buenos Aires en solidaridad con el periodista Víctor Hugo Morales.  

Durante el día de hoy, el periodista había sostenido un contrapunto con el presidente Macri, que en una conferencia de prensa matutina había afirmado "No estamos dedicados a ver qué periodista trabaja y en qué tipo de medio. No opinamos. No es cierto lo que ha dicho Víctor Hugo. Es totalmente falso." Luego de esas afirmaciones terminó calificándolo de "fanático kirchnerista".

Como respuesta, Morales le recordó que durante la campaña había anunciado que con él como Presidente no seguirían al aire ciertos programas de televisión, como 678 un magazine de la TV Pública, que antes de fin de año fue levantado.

El periodista agradeció la presencia de dirigentes políticos y sociales, diputados nacionales y referentes como el ex ministro de la Corte Suprema de Justicia Raúl Zaffaroni y Hebe de Bonafini presidenta de las Madres de Plaza de Mayo.

El caso levantó numerosos apoyos de distintas sectores e incluso de periodistas claramente opositores al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, como Nelson Castro quién en su programa de la misma Radio Continental afirmó: "La pluralidad hoy está profundamente afectada en la Argentina… es grave que una parte de la sociedad argentina convalide que la voz del otro no deba ser escuchada… si nosotros aceptamos vivir en estas condiciones, la democracia en la Argentina muere".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario