miércoles, 13 de enero de 2016

V.H.M: Reflexiones populares y anonimas x Facebook



Echaron al tipo que convirtió a un penal de Maradona en una lágrima que se suelta, así, como al pasar.

Al que se emocionó y emocionó a un país con un relato épico, en todo el sentido de la palabra, cuando el gol (los goles) de Maradona a los ingleses.
Echaron al tipo ese que hacía que no importara quien relatara en TV, poníamos la imagen y atrás él.

Echaron al que nos acostumbramos a ver luego por TV en la primera mañana de ATC (¿ATC era?). Al que pasó los goles de Boca al Madrid.

Al que primero vio el negociado del fútbol codificado.

Al que se cansó de decirnos
, y muchos lo escuchábamos incrédulos, lo que Clarín era como empresa.

Echaron al que respetaba a Alfonsín y no le tenía confianza a Kirchner cuando empezó. Al que desde "La Mañana", en Continental, se le plantó a todo el poder instalado: al del campo con la 125, al de los que se oponían a la Ley de Medios, a ese que impone y arma gobiernos y sus equipos.
 
Hacía tiempo que no escuchaba Continental. Hoy a la mañana pensé, después de este fin de semanita de persecuciones vergonzosas que tuvimos en Argentina, tan bien retratado minuto a minuto por Crónica y esas placas excepcionales, que estaría bueno el pase entre el Dr. Nelson Castro y Víctor Hugo.
Y "La Mañana" después, a ver qué dice Morales. (A Continental la había cambiado por Nacional y ahora ando en busca de otra emisora en la que quedarme, tal vez haya que intentar con Del Plata, ahí, está Dolina, vengo pensando).

Y engancho justo, justo, cuando le dice "Paulino (a Rodrígues, que cubre las vacaciones de Castro) querido, disculpame, me están echando de la radio".
Se me vino a la cabeza entonces, e inmediatamente, a medida que lo escuchaba en esos 5 minutos que le dieron para explicar a su audiencia que lo echaban, lo de la lágrima, lo del barrilete cósmico. Agrego, como hincha de Vélez, el gol de Chilavert a Burgos. ¿Se acuerdan de eso? Yo lloré ese día.
 
Como dan ganas de llorar hoy, que creen que lo apagan a Víctor Hugo sacándolo de una emisora, sin darse cuenta que ya está, para siempre, en el aire de nuestras almas y corazones, los mismos que deberemos poner, enteros, para defender la libertad amenazada.







1 comentario: