lunes, 29 de febrero de 2016

¿De que nos sorprendemos?


La verdad es que no sé si hay un blindaje mediático o un apagón informativo. Más se me da por pensar que la gente que consumía los medios del sistema hegemónico lo sigue haciendo y lo que se achicó fue el dispositivo de comunicación que orbitaba en torno al kirchnerismo, básicamente por los cambios operados en Radio Nacional, algo cantado si ganaba Macri, y el previsible accionar del grupo 23, datos que no nos deberían sorprender. Lo que sí nos tendría que sorprender es que no haya habido una planificación por parte del kirchnerismo sobre qué pasaría si se perdían las elecciones ¿Era tan difícil imaginar que el macrismo iba a meter mano en la programación de Radio Nacional y que Szpolskiy y cía vaciarían el grupo 23?

Es penoso lo que está ocurriendo, pero por encima del dolor de tantos periodistas que pierden su trabajo, en algún momento habrá que ponerse a revisar la política comunicacional del kirchnerismo ¿Cómo puede ser que después de 12 años el escenario sean las movilizaciones en contra del vaciamiento del grupo 23? Y no digo revisar para autoflagelarse en la autocrítica sino para extraer enseñanzas, básicamente entender que hay que crear estructuras de medios con un fuerte basamento económico, político e ideológico, que estén en condiciones de sostenerse en el tiempo. Y digo crear, no alquilar, mucho menos comprar llave en mano como hizo el kirchnerismo que alquiló los servicios de tipos que "supuestamente" conocían el negocio de los medios. Bien, los resultados están a la vista y luego de 12 años de "batalla cultural" Clarín impone su venganza a sangre y fuego

¿Se podía esperar algo distinto?

1 comentario:

  1. Estan las dos cosas,blindaje y apagón. Del blindaje no tenemos nada que ver, pero si en el apagón.

    Estoy totalmente de acuerdo: es absolutamente incomprensible que en doce años no se hayan podido crear medios del palo autosustentables ni una empresa de cable de alcance nacional.

    Se le dió a Spolsky un dinero que se podría haber usado para crear un diario de alcance nacional y fábricas de ropa, bicicletas, calzado, muebles y supermercados para sustentarlo.

    En política hay que ser absolutamente honesto, pero no inocente.

    Tenemos un dirigente de la talla de Guillermo Moreno que sin embargo nos dijo "que hasta el 2008 no sabían que Clarín mentía".

    ¿Y que terminaron haciendo ante esa realidad?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar