domingo, 14 de febrero de 2016

Escándalo en el consejo de la magistratura

-La investigación sobre el Consejo de la Magistratura está en manos del juez federal Rodolfo Canicoba Corral y del fiscal Ramiro González, tras una denuncia que hizo el abogado Ricardo Monner Sans en base a información anónima, pero con aportes concretos sobre obras y nombres de personas involucradas.
-No es la primera sospecha de fraude con fondos públicos, ya que hubo otras denuncias sobre irregularidades en el manejo de fondos del Estado destinados a obras públicas y por las que está bajo sospecha la Dirección de Infraestructura del Consejo así como su anterior administrador, Germán Krieger.
-Canicoba Corral ya tuvo bajo la lupa la construcción de un "edificio inteligente" sobre la calle Uruguay 772 y que está frenado hace años, mientras que su par Daniel Rafecas investigó el alquiler de lugares por los que se pagaron millones de pesos y nunca se utilizaron.
-En esta nueva causa, el fiscal González pidió investigar a Krieger, al abogado Luis Alberto Devoto, quien fuera titular de la Dirección General de Administración y Financiera de la Administración General, y al contador Diego Martino de la Comisión de Preadjudicaciones. El pedido incluye también al exsubdirector del área de Infraestructura, Hugo Cayetano Lazzarini, al exsubdirector adjunto, Carlos Jorge Susini Burmester; y al exprosecretario letrado de la Secretaría General del Consejo, Gabriel Saliva.
-Krieger es un hombre que fue desplazado como administrador tras una avanzada del kirchnerismo en el Consejo de la Magistratura y a quien todos sindicaban como hombre de confianza del presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, a través de su contador y secretario general administrativo del máximo tribunal, Héctor Marchi.
-El expediente 60/14 surgió a partir de la presentación de técnicos de la Dirección General de Infraestructura Judicial (Dgij) ante Krieger. En ese informe se hace referencia presiones a las que se habría sometido a profesionales para firmar certificados de obras que en verdad estaban paralizadas y también que se habrían desatendido advertencias sobre incumplimientos y demoras en los contratos de obra pública.
-Una de las obras bajo la lupa es la del Centro Judicial de la Ciudad de Resistencia, en Chaco, otorgada a una empresa que no reuniría antecedentes necesarios para llevarla a cabo: sólo tiene un avance del 30% pero ya se pagó por el 60% del total.
-La denuncia también hace referencia al expediente 10-25191/15 por el cual se informa a Juan Cubría, hijo de la jueza federal y actual administrador del Consejo de la Magistratura, sobre el estado de las obras para el Poder Judicial. Al respecto, según cita la denuncia, se informó que cuatro obras están paralizadas y otras cuatro tienen demoras significativas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario