jueves, 4 de febrero de 2016

Fracaso de Macri y Massa en romper al peronismo

Por Alfredo Silletta

Desde la misma noche del 25 de octubre de 2015 cuando Daniel Scioli  y el Frente para la Victoria le sacaron solo dos puntos a Mauricio Macri, tanto el PRO como Sergio Massa y los medios concentrados trabajaron para que en el balotaje Cambiemos le sacará más de 20 puntos al peronismo y con ello estallara en mil pedazos. Fracasaron por la gente común que se empoderó de la candidatura de Scioli  y salió a militar las calles, las plazas y los transportes públicos explicando los peligros de un triunfo de la derecha. No alcanzó pero se perdió por solo 2 puntos.

A partir de ese 22 de noviembre,  el macrismo trabajo intensamente para romper al peronismo, tanto en la provincia de Buenos Aires como en la Legislatura nacional, donde el FpV tiene un bloque mayoritario. Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados, es la figura central del "cambio" pero no le atiende el teléfono a Héctor Recalde, el presidente del bloque del FpV y trabajo para su ruptura.
El trabajo fue intenso y todo el establishment mediático trabajo día y noche con la consigna de romper el bloque del FpV. El premio mayor de la ruptura era llevarse a José Luis Gioja que asoma como la prenda de unidad en el PJ nacional entre los gobernadores y los sectores más kirchneristas. Gioja les dijo a los rebeldes que se quedaba en el bloque, pero la presión de los sectores que quieren buscar acuerdos con Macri y  sacarse fotos – ya se anunció que Macri, Massa y Urtubey tendrán su foto en Jujuy- fue tal que un sector de entre 10 y 12 diputados encabezados por Diego Bossio y Oscar Romero rompieron el bloque que estaba compuesto por 95 legisladores. Más de 80 legisladores sobre un total de 257 miembros seguirá siendo un número clave para la aprobación o rechazo de leyes. Las malas lenguas dicen que Bossio rompió el bloque aterrorizado por denuncias que le presentaría  el macrismo por su paso en la Anses. A partir de hoy, los medios concentrados le pondrán la alfombra roja.
Daniel Scioli, José Luis Gioja, Máximo Kirchner y Wado de Pedro trabajaron para que no se rompiera el bloque explicando la importancia de la unidad, más allá de las diferencias.
Un pequeño grupo de diputados se han alejado del bloque. No es la primera vez que sucede en el peronismo. En los años sesenta dirigentes políticos y sindicales, cansados de luchar por el regreso de Juan Domingo Perón, prefirieron negociar con el poder de turno y se los conoció como neoperonistas. Su principal referente fue Augusto Vandor que lanzó la consigna "para salvar a Perón, hay que estar contra Perón".
El general desde el exilio los enfrentó y en las elecciones provinciales de Mendoza de 1965 puso su propio candidato y les ganó las elecciones. Allí  Perón dijo: "Muchos se están ya probando mi ropa, pero creo que a los candidatos de marras les queda grande ahora". Pareciera que Macri y Massa se quieren probar el traje del peronismo pero les queda grande, inmensamente grande.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario