encuentro

Como seguramente saben -o no estarían leyendo un blog tan politizado como éste- Jorge Capitanich recibió hoy en Resistencia (Chaco) a intendentes peronistas de todo el país con dos objetivos centrales: acordar una posición común para reclamar al Gobierno por los fondos coparticipables y designar una mesa de conducción para "participar activamente" de la toma de decisiones que adopten los bloques de diputados y senadores en el Congreso.

El impulsor del encuentro fue el ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner, el Coki, que se planta como candidato a la presidencia del PJ nacional. Asistieron más de cien jefes municipales de Santa Cruz, Catamarca, Misiones, Formosa, Entre Ríos, Corrientes y Chaco. Pero aún en un encuentro federal como éste, los medios resaltan la presencia de los bonaerenses!  Por ejemplo, Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Gustavo Arrieta (Cañuelas) y Julio Pereyra (Florencio Varela), más los de Berazategui, Patricio Mussi; y de La Matanza, Verónica Magario. Hasta los medios chaqueños lo hacen notar, aunque ahí les dicen "porteños".

Si quieren más detalles, pueden ir a los enlaces que puse arriba. No voy a competir como portal de la interna con mis amigos de la bloguería Sentís o Sbariggi. O como vocero del capitanichismo con Artemio (aunque el Coki tiene toda mi simpatía en la difícil tarea de proyectar una imagen a la vez cristinista y moderada).

Si les acerco esta noticia es por dos reflexiones que me inspira: Una es que los viejos barones del conurbano -tan criticados, sobre todo ahora que varios de ellos perdieron (algo que a nadie en política le pasó nunca, claro)- pueden dar ejemplos de sabiduría y equilibrio.

La Federación Argentina de Municipios ha sido manejada, desde casi tanto tiempo como Grondona la AFA, por Julio Pereyra, de Florencio Varela. Pero le queda claro que esa vieja etiqueta ya no alcanzaba para un rol más dinámico. Y colaboró para que en su seno surja el Bloque Federal Justicialista -que también será del Frente para la Victoria- como su brazo político. Que encabeza Capitanich, pero su presidencia será rotativa: en marzo será Enrique Cresto, intendente de Concordia.

Y don Julio fue el que dijo en su discurso la frase que puse como título: "No es de peronistas hablar mal de otro peronista" (pero) "Nosotros no nos vamos a pintar de amarillo".

Eso sí, con el debido respeto a los veteranos (yo soy uno), me queda claro que el peronismo necesita, urgentemente, nuevas caras. Los gobernas son pocos, y la mayoría veteranos. Los bloques legislativos... están en un escenario muy visible de rupturas y negociaciones, con poco para mostrar. Los intendentes... son aire fresco para la política del peronismo; los que sean reivindicados por sus votantes, obvio.

Hace un poco más de dos años estábamos hablando de "municipalismo". Todo pasa y todo queda, diría Machado.