viernes, 5 de febrero de 2016

Pienso que vamos a volver

Escribe Pablo Ayala (y sus palabras me representan, quisiera confirmar a cuantos más y a quienes no?  JGC)
Fundador Agupación Putos Peronistas de La Matanza
Secretario de Diversidad del Consejo Nacional del Partido Justicialista

Baje de la combi en Once, el higado me estaba matando. Hice arcadas buscando el alivio del vómito. Transpiraba frio.

Entre al PJ y como siempre nadie me cree que soy del Secretariado. Me escrutan con la mirada, me buscan en una planilla. Ahí estoy. Paso.

Adentro Fellner lee el orden del día, las internas: cierre de afiliaciones el 4 de Marzo, elecciones el 8 de Mayo.

Habla Manzur de la discriminación que hace el macrismo en la coparticipación y Parrilli pide mas tiempo para afiliar, Ishii pide que vuelvan los que se fueron y despotrica contra Cristina. Caló hace una tibia defensa de su posicion ante los despidos y Pichetto dice que hace dos meses que gobierna Macri y que le demos tiempo. Cuando se da cuenta que queda muy chupamedias PRO se ataja y dice -ojo que yo no lo estoy defendiendo-.

La lucida Haydee Giri compañera de Córdoba cuenta en primera persona la traición de De la Sota que colaboró para el triunfo del gorilaje y dice acertadamente que con esos tipos no podemos abrazarnos.
Rossi pide que el partido se solidarice con los despedidos con los reprimidos y con Milagro Sala y Capitanich dice que el peronismo tiene que ser oposición y no una comparsa neoliberal.
Parrilli interviene una vez mas y recuerda que en 2002 muchos de los que estaban ahi no podian tomar un café en un bar sin ser repudiados por la gente.

El Chino Navarro dice que hay que escuchar a los pobres y critica por elevacion a Cristina diciendo que "algunos no pusieron lo que había que poner en la elección" y entonces pedí la palabra yo.
Fellner, Rojkes y Wado dudaron y me pasaron el micrófono.

Dije que seguramente nadie me conocía y que yo era sino el unico pobre, el mas pobre del Secretariado. Que Cristina me empodero y que siendo un trabajador humilde de los suburbios tengo el orgullo de ser parte del partido de Peron que siempre fue la trinchera de los ofendidos y humillados de la Patria pero que en los 90 solo había albergado empresarios que pusieron al partido a favor de las corporaciones y del FMI. Que cuando yo era pibe no conocía jóvenes que militaran y mucho menos en el peronismo. Que hoy la militancia explotaba de jóvenes y que el peronismo es un árbol cortado a hachazos criminales que vuelve a nacer de las raices. Que tenemos, como peronistas, una responsabilidad ante la historia. Que podemos perder elecciones pero no la batalla ideológica. Que los que se fueron lo hicieron a sueldo de la embajada de EEUU para debilitar el movimiento nacional y llevados por intereses personales por sobre los del movimiento y de la patria. Que no es con los traidores que hay que dialogar sino con nuestro pueblo. Ante los pedidos de "autocrítica" dije que seguramente hemos hecho algo mal pero si la embajada yanqui y todas las corporaciones que hoy tienen sus CEOs gobernando nos tiraron los tanques encima fue por lo que hicimos bien. Que Nestor y Cristina sacaron al peronismo de la vergüenza de los 90 y se lo devolvieron a sus legitimos dueños: los trabajadores y los humildes. Y que Peron vive.

Con mi intervención se cerró la lista, fui el último orador.

Cuando termine de hablar yo estaba en trance, mi higado y estomago estaban por estallar y casi todo el mundo se largo a aplaudir. Me abrazaron Anibal, Filmus, Capitanich, Wado, Juan Cabandie, Dominguez, Vero Magario, Guillermo Moreno, Perotti, Parrilli y muchos compañeros mas mientras entonabamos la marcha peronista y yo pensaba desesperadamente en salir y buscar una farmacia.
Ahora escribo esto en un bar mientras tomo un Alikal y un Sertal y espero aliviarme para tomarme el 88 y volver a casa, con mis perros.

En que pienso?

Pienso en la nona que en su casa me hice peronista. Pienso en mamá que ella siempre cree que soy mas de lo que soy. Pienso en Andre que me banca siempre siempre. Pienso en el Yanqui, en Morata, Ernesto, Álvarez y Traki que ellos confían en mi mas de lo que yo mismo confio. Pienso en Dany Zarate porque traje una foto de el en la mochila para que me de suerte.

Pienso en Nestor y Cristina.

Pienso que vamos a volver.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario