miércoles, 9 de marzo de 2016

DEUDA EXTERNA: Una posición ortodoxamente peronista

No sé quienes integran el grupo P+K (que descuento quiere decir peronismo + kirchnerismo) pero estoy de acuerdo con su declaración.  Realmente, creo que quienes respalden al Gobierno amarillo en esta emergencia, venden su alma al diablo y no podrán seguir reivindicandose peronistas sin que cualquier peronista los mande a la mismísima mierda en cualquier lugar público. No puede ser que tamañas felonías se perpetren sin costo. Utilizo la palabra "ortodoxamente" sabiendo perfectamente que se trata de una provocación. Y es que me parece que en esta posición bien podrìan haber coincidido los montoneros y Herminio Iglesias. Que los Bossios y los Massas estén en otra no le puede extrañar a nadie. Es algo tan previsible como el vaciamiento del Grupo 23 por Sergio Szpolsky. Y es que son neoliberales mal arrepentidos que siempre estuvieron más cerca de María Julia y Alderete que de Perón y Cámpora.

La Argentina convierte a comunistas libertarios en mazorqueros y viceversa (siempre es bueno recordar que los tres fundadores argentinos de Prensa Latina habían pasado de jóvenes por la Alianza Libertadora Nacionalista: Ricardo Masetti, rodolfo Walsh y Rogelio Garcñia Lupo), relativizando los conceptos europeos de izquierda y derecha.

 

Una declaración peronista


Quiero acercar a ustedes una declaración de una de las muchas agrupaciones peronistas que hoy se están pronunciando sobre el acuerdo con los fondos buitres que el gobierno de Macri impulsa.

Creo que sirve para dar una idea de la situación en el peronismo. Una mayoría -imprecisa- de los gobernadores están dispuestos a negociar con el Ejecutivo nacional y dejar en él la responsabilidad de esta política. El conjunto de la dirigencia del peronismo -territorial, sindical, de agrupaciones- aparece hoy estar dividido, en cuando a la disposición de negociar, en mitades, aún más imprecisas. Los legisladores nacionales… lo sabremos en pocas horas. Pero, hasta donde puedo apreciarlo, la gran mayoría de los militantes empuja para rechazar lo que ve como una capitulación, de la nación y del peronismo.

El que viva -algo más de unas horas, quizás algo más de un año, pero no mucho más- lo verá.

kp

Resistir el chantaje

En pocas horas más, nuestros diputados y senadores deberán dar cuenta ante el pueblo de su compromiso con los intereses nacionales. La pretensión de presentar la capitulación vergonzosa ante los fondos buitres y un juez municipal norteamericano, como llave mágica que abriría las puertas a masivas inversiones extranjeras que solucionarían todos los males de nuestra patria, sólo puede impresionar a quienes están predispuestos a vender su alma al diablo.

Los argentinos debemos resolver nuestros problemas con nuestros recursos y defendiendo nuestra dignidad. Es falso que hayamos negociado lo mejor posible para el país. Es falso que debamos arreglar a cualquier precio esa demanda de usureros. El ejemplo reciente de Grecia debe alertar a todos. Cumplir con todas las exigencias de los acreedores sólo le trajo a Gracia nuevas y más dolorosas exigencias de quienes solo buscan castigarla por haber tenido la osadía de desafiar por un momento el orden del capital financiero mundial. Eso mismo nos tienen reservado si cedemos en este momento.

Detrás de los buitres viene el FMI. Otra vez se pretende con deuda externa maniatar la posibilidad soberana de decidir sobre nuestro destino. Otra vez se pretende enajenar el futuro de los argentinos argumentando que vivimos la peor de las crisis.

Ellos son la crisis. Desde que asumió Macri se sucedieron devaluación sin techo, disparada de los precios, despidos que se multiplican, obras paralizadas, caída en el consumo interno, tarifazos en los servicios y salarios recortados. La crisis que vivimos es producto de sus decisiones de gobierno, pues buscan intencionalmente provocar una fuerte recesión que les permita volver a concentrar el ingreso nacional.

Ahora además, nos retrotraen 40 años a la violencia política desembozada. No alcanza con reprimir salvajamente a los obreros de Cresta Roja, los municipales de La Plata, los bancarios porteños, o los docentes santiagueños. No alcanza con violar todas las normas legales para detener arbitrariamente a Milagro Sala. No les basta con torcer expedientes judiciales para tratar de imputar supuestos crímenes a ex funcionarios. Ahora también recurren a los balazos.

Los ataques sufridos por un local político en Mar del Plata y los asistentes a un acto en Capital no pueden analizarse de manera aislada en un proceso político encabezado por un Presidente que estima que los derechos humanos son un "curro" y un alto funcionario opina que el número de desaparecidos en Argentina fue "arreglado para obtener subsidios".

En esta circunstancia, asegurar la gobernabilidad futura de nuestro país es no acatar las imposiciones del Juez Griesa, no votar el acuerdo con los buitres, no dar quórum para convalidar este atropello a la recuperación argentina, que tanto esfuerzo colectivo nos costó desde el 2001.

Buenos Aires, 7 de marzo de 2016

No hay comentarios.:

Publicar un comentario