miércoles, 27 de abril de 2016

Reflexiones de un amigo


https://www.facebook.com/anibal.kesselman?fref=nf

Una amiga de la que no voy a decir su nombre, porque no le pedí                                      permiso para hacerlo público, creyó en el nuevo gobierno argentino.
Como muchas personas, (más de la mitad de los votantes que le dieron                                     el triunfo al nuevo equipo de administración del país), simplemente se                                     guió por los medios de comunicación de Argentina que se reproducían en España. 
Confió en la imagen y los discursos. 
Simplemente confió.
Como es buena persona, para no contradecirme por lo que escribo, me dijo                                 en varias oportunidades que "escribo en difícil".
Pero haber confiado no la convirtió en un títere
.                                                        Haber confiado la convirtió en víctima de una estafa.
Hoy la escuché decir simplemente "¡como me equivoqué!".
Así de simple.
A mí me dolió escucharla.
Me dolió porque parecía una confesión de culpas.
... No lo merece... No es culpable de nada.
Ella es víctima de una estafa. Como muchos otros.
Es buena persona, como muchos otros.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario