lunes, 30 de mayo de 2016

digo

By Daniel Ferrer


A Germán, y a quien corresponda:

Digo que, ni tibio ni caliente, ni vivo ni tonto, ni gorila ni peroncho, ni......
Digo que la historia se repite , aunque hay historias particulares, como nos toca vivir hoy.
Nunca antes tuvimos un partido de gobierno con CASI todos sus ministros con cuentas en
paraísos fiscales, sin más motivo, obvio, que la evasión impositiva, cuando no, delitos mayores.
EL PRESIDENTE, a la cabeza, procesado y CONDENADO por contrabando, con condena indultada
por jueces y cortes supremas amigas, y tan corruptas como el reo a juzgar.
El mismo Presidente, con 13 cuentas en Panamá y ahora una más en bahamas....y las que no sabemos...todavía.
Pero lo peor no es el hecho en sí sino

a) Su ocultamiento por periodistas venales y agitadores de temas en este caso  disuasorios,   como la evasión y fortuna de Lázaro Báez, y digo disuasorio porque Báez no es ni tiene 
  ganas por ahora de ser presidente de los  argentinos.

b) Por causas menores, renunció un ministro español y fue borrado del ámbito público y
   político de España, también renunció el primer ministro de Islandia.
   Y James Cameron soporta muchos problemas en Reino Unido y no se sabe aún en que
   terminará.

c)  Pero lo peor de todo, es la tolerancia y el "yo no sé" de gran parte de la  sociedad
    argentina.
    Algunos hasta se permiten la desverguenza de aceptar
  semejante ignominia con el
    argumento de que "todos son iguales".

Dicen que el problema de los gobiernos corruptos es que son el reflejo de su sociedad, me cabe el derecho de asegurar que yo a "esa clase" de sociedad no pertenezco.
Y estoy seguro que vos tampoco.

Hay un 49 % que no concedió el poder a semejante lacra, y no deberá hacerse cargo,
ni hoy ni mañana.
Nada se gana con el rencor y el reparto de culpas, pero me parece sano que, por
lo menos, quede en claro que tipo de gobierno elegimos algunos argentinos, y éste no fué.

Conocemos a varios de estos amarillos con nombre y apellido, y a algunos los vemos venir por la forma en que disimulan, se hacen los boludos, y hasta pretenden justificar más de una aberración Macrista.

Que cada uno se haga cargo, y no pase como con el turco, de "yo no lo voté".
Esta vez no tienen excusa, Maurizio nunca ocultó de donde venía ni cualés eran sus intenciones y la calidad de sus futuros funcionarios.
El debate sin estridencias, el saber donde hay que estar parado, la solidez de nuestros argumentos, servirán para aclarar antes de que sea demasiado tarde.
Y sobre todo ,LA FUERZA DE LOS HECHOS, dará consistencia a nuestra postura.
Ah, y estemos listos para ganar la calle.
abrazo

daniel







No hay comentarios.:

Publicar un comentario