sábado, 14 de mayo de 2016

Lo que cuesta al país un ministro sin experiencia

El latin lover Francisco Cabrera, como llama Mauricio Macri en broma a su ministro de la Producción desde que su escapada a Punta con Juana Viale copó la portada de las revistas del corazón, admitió ante la cúpula de la UIA que la brusca apertura aduanera del primer trimestre respondió a un descuido en la gestión y no a una decisión política. 
Luego de haberse mostrado "enojado" y "decepcionado" con los capitanes de la industria por su parsimonia a la hora de invertir y su contrastante rapidez para remarcar precios, el jefe de la cartera productiva visitó la sede de la central fabril. Ante el reclamo de un fabricante de artículos para el hogar, su jefe de Gabinete, Ignacio Pérez Riba, argumentó que la "inexperiencia" los había llevado a otorgar de un plumazo todos los permisos de importación que dejó pendientes la gestión anterior, lo cual inundó el mercado local de productos importados en pleno ajuste del consumo.
La admisión del yerro no reducirá la duración de sus efectos, en ciertos casos devastadores para fábricas locales ya afectadas por un cóctel que incluyó tarifazos, encarecimiento del crédito y aumento de costos por la devaluación
Los containers de la discordia entraron al país en el primer trimestre del año con un 64% más planchas que en el mismo lapso de 2015, un 44% más licuadoras, un 120% más minipimers y un 20% más hornos eléctricos, en su mayoría importados por las mismas cadenas de hipermercados que traen el triple de cortes de cerdo de Dinamarca que un año atrás
Una apertura que también arrasó con los carroceros rosarinos que compiten con la brasileña Marco Polo, que aumentó sus compras a la casa matriz en un 50%.
¿Sólo inexperiencia o...?.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario