martes, 7 de junio de 2016

¿PERDÓN REPSOL?, Documento de la Comisión de Desarrollo Tecnológico de Carta Abierta.




Compañeras y Compañeros:


Compartimos el documento "¿Perdón Repsol?" de la Comisión de Desarrollo Tecnológico de Carta Abierta. El texto trata sobre el pedido de perdón de Prat-Gay a Repsol, con una visión técnica del bandolerismo de Repsol.



Cordiales saludos

EQUIPO DE COMUNICACIÓN

www.cartaabierta.org.ar





¿Perdón REPSOL?



Cuando las negociaciones entre países están encabezadas por gobiernos neoliberales, los intereses nacionales no existen: las elites empresariales, nacionales y foráneas, se unen en un "interés común" y los recursos propios pasan a ser usados como mercancía en una extranjerizacion creciente del poder económico local. Por eso cuando esa relación se rompe...."Los Prat Gay piden perdón..."

Desde la óptica del estado nacional, la justificación de la negociación con Repsol fue la de siempre: se necesitaban inversiones externas para una industria que por sus características las requería para lograr el, por entonces, "ansiado autoabastecimiento energético".

Fue una de las últimas joyas vendidas por el Estado Menemista". Una decisión eminentemente política aunque, seguramente,  teñida de aspectos vinculados a la corrupción de la época.

Para REPSOL fue la oportunidad de convertirse en una empresa petrolera internacional integrada.

Hasta ese momento, REPSOL, era una empresa dedicada en forma exclusiva a la refinación y comercialización de derivados de los hidrocarburos (en la jerga "DOWNSTREAM") y sin ninguna experiencia en el tema de exploración y explotación de yacimientos de hidrocarburos (en la jerga "UPSTREAM"). Mientras tanto, YPF sí era una petrolera integrada "EXPLORACIÓN, EXTRACCIÓN y REFINACIÒN".

Cuando en 1999, REPSOL tomó el control de YPF, "NUESTRA PETROLERA", esta tenía activos en Estados Unidos, Indonesia, Rusia, Venezuela, Colombia, Guyana, Ecuador, Brasil, Perú y Bolivia. Lo primero que hicieron los españoles fue vender o transferir una buena parte de estos activos internacionales a otras empresas extranjeras u otras subsidiarias de REPSOL, radicadas en el extranjero. La venta de todas las firmas aportó 3.063,5 millones de dólares que luego fueron girados a REPSOL España como dividendos extraordinarios

La realidad es que en esos momentos REPSOL compró un paquete  barato con deuda contraída con un interés muy bajo, considerando que el valor pagado por la compañía de Argentina era aproximadamente un tercio del valor real, comprando incluso la ACCIÓN DE ORO que permitía al Estado Argentino el control de la empresa.

De esta manera, al poco tiempo del desembarco de REPSOL se pudo advertir la verdadera intención de la compra de YPF: Argentina aportaba su producción de petróleo y gas y los ingresos generados eran utilizados para comprar áreas en distintos lugares del mundo, donde esperaban mejores rentabilidades.

Por ejemplo, les resultaba más rentable explotar gas en Bolivia y exportarlo a Argentina, que invertir en nuestros yacimientos gasíferos, que además no fueron explotados con las mejores "Técnicas del Arte". Entre otras consecuencias eso nos acarreó la actual "crisis gasífera". Todas las decisiones estratégicas pasaron a definirse en Madrid, sin interesar las necesidades nacionales ni sociales de nuestro país.

REPSOL nunca se interesó en la exploración, limitándose a explotar las reservas ya exploradas y descubiertas con anterioridad. Eso produjo una fuerte disminución de las reservas petroleras de la empresa y consecuentemente de su valor. No invirtió en la explotación secundaria y terciaria de los campos maduros. Su consiguiente deterioro produjo importantes pasivos ambientales y obligó a mayores inversiones a la YPF nacionalizada. Coherentemente con esto, Vaca Muerta, desde la visión estratégica de REPSOL, era tan sólo un recurso a desarrollar (o concesionar a precio conveniente para la empresa) cuando subiera el precio del petróleo y la ecuación oferta- precios así lo aconsejara.

Esta fue claramente una visión estratégica desde una perspectiva de empresa multinacional a la que no le interesaba agregar valor local al recurso (desarrollo de tecnología, equipos, PyMES, en suma, "puestos de trabajo"). De ninguna manera una visión estratégica desde los intereses argentinos en relación a un recurso (los hidrocarburos no convencionales), que con las estimaciones disponibles a la fecha conforma la cuarta reserva en importancia del mundo en petróleo y gas (shale oil y shale gas) y la segunda reserva en gas (shale gas).

Tampoco se interesó en el desarrollo de "TECNOLOGIAS PROPIAS", completando el desmantelamiento del antiguo "LABORATORIO de INVESTIGACIÓN y DESARROLLO" (Florencio Varela), que sirvió de modelo para laboratorios similares montados en otros países hermanos de "NUESTRA PATRIA GRANDE". Afortunadamente solo después de la nacionalización de YPF se fundó YTEC que marca un hito histórico con la unión de CONICET con una empresa productiva para conformar una empresa de tecnología.

La historia puede resumirse en "DESINVERSIÓN Y VACIAMIENTO DE NUESTRA EMPRESA DE BANDERA, pero: 


¿QUIÉN DEBERÍA PEDIR PERDÓN?



CDT-CA (mayo-2016)



--
--
Has recibido este mensaje porque estás suscrito a Grupo "Espacio Carta
Abierta" de Grupos de Google.
 
Para anular la suscripción a este grupo, envía un mensaje a
espaciocartaabierta+unsubscribe@googlegroups.com
---
Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo "Espacio Carta Abierta" de Grupos de Google.
Para anular la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a espaciocartaabierta+unsubscribe@googlegroups.com.
Para acceder a más opciones, visita https://groups.google.com/d/optout.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario