viernes, 8 de julio de 2016

4 patas, y ladra, es perro

No me inmiscuyo en las intenciones personales de la conduccion del Evita.
Persico, Taiana y el Chino Navarro, tienen una trayectoria que los identifica con la identidad Nac & Pop.
Pero su estrategia, me hace acordar a los 60, el de las epocas oscuras del Onganiato, cuando las estructuras politicas
del peronismo habian sido puestas en hibernacion por los militares.
El sindicalismo participacionista, complice con los gobernantes militares, a favor del kiosco que crearon con las Obras Sociales,
pergeñaron la tactica de "un peronismo sin Peron".
Demasiado parecido aunque no se explicite, con una intencionalidad de "Kircherismo sin Cristina", expresado en diversos idiomas,

por los apresurados, traidores, falsos profetas y acomodados al nuevo oficialismo suelen aparecer en momentos de crisis, sin
reparar que la historia tiene sus fundamentos para considerar, que ésta, CFK, es la única figura política con accion e imagen de

oposicion al gobierno restaurador de Macri.
Y nadie advierte con anticipacion, de que lado soplara el viento que traerá el tsunami que barrera con estas endebles construcciones
superficiales levantadas entre gallo, medianoches, e indiferentes, por los rapiñadores de turno.

Vandor y sus socios, intentaron sellos electorales diversificados, que no tenian otro objetivo, que quedarse a la larga
con la representacion del peronismo apostando a una desaparicion pronta del General, y a la corta, que al dividirse
el campo popular, el partido oficialista, es decir el radicalismo pudiera ser gobierno.
La realidad los superó. Peron vino cuando el Pueblo. con sus diversas manifestaciones de oposicion a politicas de ajuste
e ilegitimidad, desbordo el marco institucional,  y se hacia insostenible el gobierno militar.
Es dificil de creer que este gobierno dara marcha atrás con sus politicas de transferencia de recursos de los pobres a los mas ricos.
Y tambien es dificil de creer que la ciudadania acepte pasivamente una derrota en todos los terminos, no solo economicos,

sino culturales y sociales, despues de una experiencia de 12 años de protagonismo.
Peron  en su momento, el 55, no fue derrocado solamente por el odio de la oposicion, ni por el exito de sus politicas de recuperacion
de la soberania y dignidad ciudadana.
Tambien sufrio, el malentendido basico que suelen deglutir las capas medias, que reniegan del bienestar alcanzado, embelesados

por ciertos "cambios" de modales que brillan en el firmamento de los "que son como uno".
Tambien coadyuvaron para acrecentar su debilidad, la perdida de fortaleza interna de quienes fueron los favorecedores primarios de

sus politicas de consumo y recepcion de nuevos derechos, que olvidaron que rodos los derechos se deben conquistar y mantener

a sangre y fuego, es decir con militancia de base y no agradeciendo al gobernante y sus acolito, como si fueran dadivas.

En el 55, se prometia que no seria conculcados ninguno de los derechos adquiridos y esa intención, solo duro unas semanas .

Años mas tarde
Vandor y sus partiditos creian otra vez que podian copiar el envase, con ingredientes truhos, y triunfar.

Pues bien, los del Evita tendran que demostrar con hechos que saben distinguir al aliado historico del aliado coyuntural.

No parece ser un buen sintoma tener alianzas con Massa,  que no es otra cosa, que una oferta del conservadorismo

popular para cooptar al movimiento Nacional y esterilizarlo.

Debiera estar muy en claro "para que" volveriamos al poder.

Cristina con sus gestos y declaraciones pareciera señalar un camino, acaso largo y costoso, pero sin atajos.

Siempre volvemos al mismo dilema: Si frente a la lucha contra los voraces de adentry afuera, queremos administrar un pais con regulaciones

mas humanitarias frente al capitalismo voraz, o si queremos gobernar para construir "el proyecto autonomo posible",  que todavia está

pendiente.

Ninguna de las declaraciones del "Evita" me trasuntan una fortaleza indelegable como para enfrentar el tremendo poder de fuego

del neoliberalismo.

Tampoco ayuda demasiado las posiciones de Randazzo, mas cerca de ver como encaja en una version ligth de oposicion, que en un

compromiso total con la recuperacion de un proyecto popular.

De goberndores y sindicalistas ni hablemos.

Jorge Carbajal


Kirchnerismo
La salida del Movimiento Evita del bloque kirchnerista en Diputados y los devaneos con Sergio Massa no solo han provocado una fractura en el Frente para la Victoria sino al interior del propio Evita. Aquí Pablo Vera, jefe de gabinete de Avellaneda y cofundador de la organización, anticipa la creación de un espacio interno. (Leer nota)

Documento de la mesa nacional del Movimiento Evita: "No nos vamos del Proyecto" (Leer nota)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario