miércoles, 13 de julio de 2016

Tarifazo al ritmo de Tinelli



​El tarifazo baila al ritmo deTinelli y además
viene con cacerolazo por cadena nacional

Por Jorge Joury

El Gobierno volvió a improvisar y se apuró en ponerle otro parche al tarifazo del gas. Lo hizo, a sabiendas que se le venía la noche. Advirtió el escozor popular que despiertan las medidas de sus técnicos, carentes de cintura polìtica para jugar en canchas difíciles. Macri quiere amortiguar el estruendo nacional preparado para este jueves en todo el territorio. Sabe que las cacerolas del malhumor social están preparadas y tienen reservada cadena nacional para sonar a las 20 en las calles y plazas de todo el país. Seguramente a esa hora también serán muchos los que se acordarán de "Juanjo" Aranguren, el afortunado ministro de Energía. El técnico que da clases de gas y petróleo, pero que sabe poco de condiciones climáticas y  menos de sensibilidad social. Es el mismo que ayuda a que la oposición le cuelgue a Macri el cartel de que lo acompañan "un gabinete de ricos". Es el abnegado personaje que empezó como cadete y llegó a la presidencia de Shell. El que olvidándose de sus orígenes, hoy prefiere resguardar su millones en cuentas el exterior. El hombre de rostro pétreo, que cuando impulsó el naftazo del 20%, coronó con la infortunada frase: "el que no puede, que no cargue combustible".

LOS ANIMOS ESTAN CALDEADOS

El cacerolazo de este jueves, será un llamado de atención serio para el Gobierno.
Está impulsado a través de las redes sociales por las asociaciones de consumidores y es la frutilla del postre de decenas de marchas en el Gran Buenos Aires, por parte de vecinos autovonvocados, organizaciones civiles, asociaciones de defensa del consumidor y partidos políticos. ES la expresión máxima de que el horno no está para bollos. El anuncio de un tope del 400% de las facturas de gas, no alcanza para calmar los ánimos de la gente, que se ve jaqueada por una andanada despiadada de medidas contra el bolsillo. Es demasiado látigo para seis meses de gobierno, frente a salarios que se derriten al calor de la inflación.
La luz, el agua, el transporte, los combustibles, el teléfono, las prepagas y todo lo que compone el gasto de una familia, es un volúmen de carga monumental para la clase media que dejó de consumir y mandó a la economía a la noche polar.
Ni  hablar de los padecimientos de los sectores más vulnerables, que hoy están 20 metros bajo tierra y deben juntar leña para calefaccionarse y alimentarse a cuentagotas.
Sin embargo, esta no será la única protesta que se llevará a cabo.
Comerciantes de todo el país pondrán en marcha un "veredazo entre las 18 y las 20. En esta ocasión, los vendedores sacarán sus estanterías, escritorios y percheros a la calle, como una manera de repudiar el  fuerte impacto que las medidas tienen en los costos.


LA PICADORA DE CARNE DE MARCELO

El temible tarifazo también hizo una escala en el Bailando por un Sueño.
Allí la picadora de carne de Marcelo Tinelli tampoco le perdonó​ a Mauricio Macri la polémica frase sobre andar "en remera o en patas dentro de la casa". Con ironía y con una llegada de más de 20 puntos de rating, el animador le pasó factura al Presidente y lo destrozó por el tarifazo en el gas.
"No hay tarifazo porque quedamos en que es el 400% de aumento y nada más. Eso no es tarifazo, déjate de joder", dijo Tinelli con sorna.

Tinelli también le movió la estantería al jefe de Estado en respuesta a la insólita frase de Macri, cuando culpó a los usuarios por la crisis energética. "Cuando ustedes están en su casa en invierno, en remera o en patas, es que están consumiendo energía de más. En invierno tenés que estar abrigado aún en tu casa", señaló el mandatario.
Tinellì entonces mandó sus estocadas hacia el corazón del oficialismo, al contestar:
"No hay que estar en patas y en remera en la casa, ya lo dijo el Presidente. Eso es gastar energía. Me puse seis pares de medias, olvidate. Un frío en casa hoy, tremendo ¿Cocinar? No, nada, cero", chicaneó el conductor televisivo.

También ironizó sobre lo "lindo" el desfile militar del domingo y la participación del ex carapintada Aldo Rico.
"¡Qué fin de semana pasamos, eh! Una selfie de un granadero y el caballo. Aldo Rico desfilando, el presidente cansado y después fue. Qué lindo fin de semana. Todo el tránsito cortado, pasaban los militares… muy lindo la verdad, muy lindo el festejo", disparó con sorna.

Para demostrar los titubeos del Gobierno, Tinelli también se rió del ida y vuelta de Macri, que primero anunció que no iba al desfile militar por estar "cansado" y luego terminó yendo a último momento. "Hoy estaba cansado, no iba a venir. Les iba a decir 'sigan disfrutando el Bailando porque estoy cansado', estoy un ratito y después me voy'", se burló Tinelli. Para completarla, al final del programa un imitador de Macri apareció súper abrigado e iluminado con una vela.

UN ALTO COSTO POLITICO

Con el súbito y brutal tarifazo, Macri gastó una bala de plata y paga hoy un alto costo polìtico.
El programa, debería haber sido progresivo y con el sistema de audiencias públicas. Así lo marca la ley.
Explicando por qué se llegó a esta crisis.
Pero los Ceos se apuraron. Priorizaron la orden del jefe de cerrar las cuentas y las consecuencias están a la vista. La sociedad quedó patas para arriba.
Las prueba de la malaria generalizada, la marca una encuesta muy reciente. Dice que desde que gobierna Macri, el 76% de la gente admitió que tuvo que achicar sus gastos. Si bien es cierto que Aranguren reconoció que en la implementación del nuevo cuadro tarifario no calculó el impacto sobre el 25% de los usuarios, admitió que quedan más aumentos por delante, dejando otra ventana abierta para la discordia.
El funcionario, en las últimas horas también toreó a la prensa al asegurar que
Macri es quien va a evaluar "si yo le sirvo en el cargo". También dijo que "las renuncias no se evalúan, se producen": "No pensé en la posibilidad de renunciar ni me pidieron que lo haga".
Seguramente que Macri por ahora bancará a su ministro. Sería muy prematuro que salte un fusible de tanto peso, en un gabinete que ya está plagado de internas y lejos de ser aquel "gran equipo" que se pregonaba en campaña.
No obstante, Arangueren suma enemigos.

TODOS LOS PALAZOS PARA ARANGUREN

El jefe del PJ, José Luis Gioja, le reclamó a Macri que "mande a la casa" al ministro de Energía, para "barajar y dar de nuevo" . Le sugirió buscar a alguien más idóneo en el área. Para el ex gobernador de San Juan, Macri "no puede mantener en su gabinete a un funcionario con la semejante tacha moral de ser ex CEO y accionista de una petrolera multinacional y defender los intereses de YPF".
Gioja lamentó "el estado de angustia que atraviesa a nuestra sociedad, y no es la angustia de nuestros patriotas, sino de no poder pagar las tarifas de los servicios públicos y vivir al mismo tiempo". Por eso, le reclamó al Gobierno que "retrotraiga las tarifas al nivel de facturación de marzo/abril, sin el aumento del 400 por ciento, y a partir de ahí reprogramar los aumentos para que paguen más los sectores de mayor poder adquisitivo y que impacte menos en los más vulnerables y asalariados".
Gioja no es el primero que sale a cruzar publicamente a Aranguren.
Hace diez días, el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, lo insultó."Andá a hacer prueba y error con la puta madre que te remil parió, no con los trabajadores", sentenció Palazzo en un discurso.
No es poco, el peso del lugar desde donde vienen las voces condenatorias. El Presidente además tiene ahora por delante una señal de alerta muy fuerte en el Congreso, que pone en riesgo la aprobación de las leyes que mande a futuro.Toda la oposición le reclamó que suspenda el tarifazo. No basta con el tope del 400 por ciento propuesto por el Ministerio de Energía, advirtieron, e incluso algunos alientan la sanción de una ley que dé marcha atrás con las subas.
El cuadro podría convertirse en una pesadilla, con un fuerte desgaste para Macri.
Si bien es cierto que la situación de colapso en el sector energético es innegable, el oficialismo no debería relajarse y buscar nuevas vías razonables para descomprimir las tensiones. La presión social podría generar actitudes imprevisibles si el problema tarifario no lograra solución. Las cacerolas tienen la palabra.


*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP. Su correo electrónico es jorgejoury@gmail.com. Quienes quieran consultar su blogs, pueden recurrir al sitio: Jorge Joury De Tapas.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario