Demasiada política es demasiado, aún para mí. Así que aprovecho esta noticia que me envió el amigo Víctor Arreguine -fáustico, diría Spengler, como yo- para informar que todavía algunos argentinos hacen innovaciones tecnológicas, valiosas. (No tengo los conocimientos técnicos necesarios para evaluar el dispositivo, pero el Instituto Nacional de Tecnología Industrial sí, y no se ha mostrado muy fácil de entusiasmar en estos desarrollos).

Un investigador argentino desarrolló un sistema que hace posible realimentar motores y disminuir más de un 30 por ciento su consumo energético. El INTI participó en el proyecto realizando ensayos y la evaluación final del dispositivo.

El motor eléctrico es una pieza clave para una amplia variedad de aplicaciones domésticas e industriales, desde transporte y maquinarias hasta electrodomésticos. Con el objetivo de reducir su consumo de energía, el investigador argentino Hugo Rucci desarrolló un sistema que logra un ahorro mayor al 30 por ciento. El nuevo desarrollo ya ha sido patentado en Estados Unidos y se está tramitando su registro en Argentina.

"Lo que motivó el desarrollo fue mi inquietud de lograr un sistema propulsor de motores eléctricos de máxima eficiencia, que sea benigno, ambientalmente sustentable y con un sistema simple para dar lo máximo con la mínima complejidad posible. Esto me llevó a experimentar con métodos alternativos a los utilizados tradicionalmente", explica Rucci, quien vive en la ciudad rionegrina de General Roca, donde montó su laboratorio.  (completo aquí)