lunes, 19 de septiembre de 2016

Bernal: una voz capacitada de los marginados

TARIFAZO : SE ACABA LA TREGUA





| En primer lugar, mi agradecimiento a Fernando Espinoza y al PJ Bonaerense por haberme elegido para representarlo en esta audiencia. Adscribo al documento "No al Tarifazo" elaborado por dicha fuerza política. En segundo lugar, mi solidaridad con los compañeros y las compañeras excluidos. Debo decir que yo también fui excluido, pero gracias a la gestión de las PyMEs de Empresarios Nacionales pude participar en lugar de Andrés Winkler, metalúrgico que debió vender sus camiones para poder pagar la tarifa. En tercer lugar, mi agradecimiento al CEPIS, por el ejemplo de lucha y coraje en defensa de la seguridad jurídica del pueblo argentino.

Dirigiré mi exposición al Presidente de la Nación, Mauricio Macri, pues siguiendo las palabras del ex accionista del Grupo Shell, Juan José Aranguren cuando fue interpelado en el Parlamento para que informe los costos del gas en boca de pozo, también "me resisto". Pero me resisto, no a dar información "veraz, adecuada e imparcial" como se niega a hacer el representante de la firma angloholandesa, me resisto -e invitamos a la ciudadanía toda a hacer lo propio- a aceptar y a reconocer al ministerio de Energía como tal. Señor Presidente Macri: los ministerios no se crearon para ser ocupados por empresas; para eso están las Cámaras. Y la verdad es que los argentinos desde el 10 de diciembre tenemos ocupado el ministerio de Energía con empresas privadas locales y extranjeras, con el agravante de tener en la Subsecretaría de Coordinación de Política Tarifaria a un señor que durante los últimos diez años representó a empresas de distribución y transporte de gas y electricidad en sus demandas contra el pueblo argentino ante el CIADI: el señor Andrés Chambouleyron aquí presente. Inaudito. Vergonzoso. Indignante.

Divido en 3 partes mi exposición. La primera, la "razonabilidad" del tarifazo. Como violando la Constitución Nacional y lo dispuesto por la Corte no nos han provisto la información pertinente para conocer la rentabilidad de las petroleras, no nos queda más que explicar el tarifazo desde la lógica de los intereses de la Cámara de empresas con poder ministerial que tomó la medida. No nos quieren informar qué rentabilidad están percibiendo y es esperable. Se han hecho del poder. Y mienten descaradamente para justificar esta estafa. En el informe que el accionista de Total Marcos Pourteau (me resisto a llamarlo Subsecretario de Producción y Exploración) envió desde la Cámara de empresas que ocupa el ministerio de Energía al ENARGAS, presidido por un ex Total, ex Wintershall, ex Metrogas y ex testigo de Methanex (empresa vinculada a las exportaciones masivas de gas que explican la pérdida del autoabastecimiento), se lee claramente que la producción de gas venía cayendo. Vergonzosa mentira, señor Aranguren.

Ayer el ministro Nicola, YPF, Total y hasta el consultor privado que siguieron a Aranguren lo desmintieron. Es que hasta los datos del propio Ministerio desmienten a Aranguren: las políticas hidrocarburíferas y sobre todo gasíferas desde la renacionalización de YPF decretada por la Presidenta Dra. Cristina Fernández de Kirchner ha recuperado la producción de forma espectacular, logrando a través de una política eficiente de subsidios que las empresas inviertan como corresponde y, en un contexto de consumo ascendente, sustituyendo miles de millones de dólares en importaciones (5.000 confirmó ayer Nicola entre 2014 y 2015) y como el mismo Nicola auguró: pudiendo alcanzar al autoabastecimiento de acá a 2019. Todo esto se logró, Presidente Macri, sin ningún saqueo a los bolsillos de la ciudadanía ni atentado contra nuestra seguridad jurídica.
Lo segundo que quiero decir, es que la Cámara de empresas con poder de ministerio, especialmente las transportistas y distribuidoras que ayer expusieron, nos quieren hacer creer que hay una demanda insatisfecha, como Aranguren mismo explicó. Es cierto, pero lo que no dicen y que es de jardín de infantes, es analizar entre períodos, básico de toda comparación estadística. ¿Qué pasó entre 1992 y 2003? Porque estas empresas están en el país desde principios de los noventa, y si por algo se caracterizaron fue por plegarse a la estafa exportadora y a precio vil hacia Methanex en Chile, con 15 millones de compatriotas sin acceso a gas y las mismas provincias que hoy tampoco tienen gas por redes. En los últimos doce años, más de 2,5 millones de compatriotas accedieron al gas por redes como demuestra el ENARGAS, en una incorporación record y producto de haber construido más de 3.000 km de gasoductos cuando en los noventa se construyeron para saquear nuestro gas. Además, estas empresas y las petroleras son las que elaboraron el documento que mencionaba de Pourteau. Son los mismos argumentos que dieron acá y sobre los que basaron y basan sus denuncias ante el CIADI contra nuestro país. ¡Vergonzoso! El señor Chambouleyron, que representó a muchas de ellas, no me puede dejar mentir.

Tercero y último. Desde el Observatorio que presido invitamos a la ciudadanía a no dejar la calle, a rechazar un ministerio de Energía cooptado por empresas. Invitamos a los juristas, y vaya nuestra solidaridad con Martina Forns, a estudiar esto inédito que nos sucede, vergonzoso y repudiable por ser anticonstitucional y antidemocrático: en el ministerio de Energía funciona una Cámara de empresas que carteliza, actúa con abuso de posición dominante y pretende borrar de un plumazo el éxito de la política gasífera de los últimos tres años que nos iban a llevar al autoabastecimiento sin tarifazo y 3 años antes de los que nos promete Aranguren. ¡Se les venía el autoabastecimiento y bajo un modelo populista!

Entonces, a las calles la ciudadanía a rechazar las políticas energéticas de una cámara de empresas que ha dado un verdadero Golpe de Estado Institucional y se ha apoderado del ministerio de Energía. El modelo energético neoliberal es por esto mismo nulo de toda nulidad, y por supuesto, también por los 9 meses de actuación de Aranguren que no se abstuvo de intervenir siendo accionista del Grupo Shell en ninguna medida que tomó. Este tarifazo, que ni le falta previsibilidad ni gradualidad ni es inoportuno, sino que es una vil estafa contra el pueblo argentino y es la primera medida del golpismo institucional que afecta al Ministerio de Energía, es ilegal, ilegítimo, injusto, anticonstitucional y antipopular. No podemos permitir ni un centavo de incremento.

La energía es un derecho humano y por tanto sólo la puede garantizar un ministerio que represente a la ciudadanía, esto es, un Estado genuinamente democrático y no representante de una oligarquía como ahora. Nuestra seguridad nacional y viabilidad social, industrial y productiva depende de ello.

¡Viva el Pueblo Argentino!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario