martes, 20 de septiembre de 2016

Nestornautas


Nestornautas

Nestornautas



DOLARIZANDO TODO

Posted: 20 Sep 2016 08:00 AM PDT


Una de las conclusiones más claras y mas graves que arrojaron las audiencias públicas por el tarifazo del gas es que el gobierno plantea volver a los 90', con un esquema de dolarización de las tarifas de los servicios públicos.

Es decir que el precio de éstos no lo determinen los costos internos sino la evolución de los precios internacionales de la energía (en ese caso del gas), más la evolución del tipo de cambio: tomando las propias cifras del gobierno, pasaríamos de pagar 1,24 dólares por millón de BTU con un dólar a $ 15,35 (dato de ayer) éste año, para llegar por el "sendero de precios" propuesto por Aranguren a pagar en el 2019 6,78 dólares por el millón de BTU a $ 23,53 por dólar; según las estimaciones del presupuesto 2017 que el Ejecutivo acaba de enviar al Congreso. 

O medido en pesos, de pagar $ 19,03 el millón de BTU hasta octubre (cuando se oficialice el aumento), a pagar $ 159,53 (más de ocho veces más), en menos de tres años; y un aumento del 446,77 % en dólares en el mismo lapso.

Algo parecido en cuanto a "importar inflación" supone haber eliminado las retenciones a las exportaciones de los productos básicos del consumo familiar, los denominados "bienes salario": se desacoplan sus precios del mercado interno, pasando a estar fijados por el internacional.

Y exactamente lo mismo está pasando con el perfil de la deuda pública, que además está creciendo velozmente: ayer Clarín contaba acá que el volumen de la deuda creció 12 puntos del PBI desde diciembre del año pasado, y el pago de intereses aumentó un 77,6 % en relación al mismo lapso; incrementando su incidencia sobre los gastos globales del Estado. 

Hoy el humorista Sticco en Infobae toma nota del fenómeno, pero lo atribuye a la "pesada herencia": al gobierno no le quedaría más remedio que endeudarse porque el kirchnerismo hizo mal el presupuesto 2016, subestimando los pagos de deuda; cuando la realidad es que las políticas económicas aplicadas por Macri desde diciembre generaron recesión, caída de la actividad (y por ende de la recaudación en términos reales) y un mayor agujero fiscal, como consecuencia también de los generosos beneficios fiscales otorgados a los exportadores y grupos más concentrados de la economía. Por no mencionar que haber devaluado la moneda en más de un 50 % desde diciembre incrementó considerablemente el peso financiero del pago de la deuda contraída en dólares.

Poniéndolo en números, el presupuesto 2016 votado por el Congreso el año pasado contemplaba servicios de la deuda por 103.970 millones de pesos, que el gobierno de Macri elevó a 186.908 (casi un 80 % de aumento) según la proyección de las ejecuciones presupuestarias contenidas en el presupuesto 2017 enviado al Congreso; presupuesto que a su vez lleva esa cifra (la de los pagos de deuda) a 247.328 millones de pesos, más del doble de lo previsto originariamente para éste y un 32,32 % de que gastará éste año en el rubro, cuando el promedio de aumento del gasto público previsto es del 22 %. 

Como consecuencia de esas cifras "Servicios de la Deuda" pasó de ser la cuarta jurisdicción del Estado por el volumen de partidas presupuestarias asignadas el año pasado, a ser la segunda; y representará en conjunto más que todos los gastos de capital del Estado nacional (la obra pública e inversión en infraestructura).

Pero además de endeudarse más, el gobierno toma en forma creciente deuda en moneda extranjera, emitida en el país o en el exterior; en su mayoría con acreedores privados: en el Boletín Oficial de hoy está publicada la Decisión Administrativa 1019 del Jefe de Gabinete Marcos Peña (completa acá), por la cual se modifica el presupuesto usando los famosos "superpoderes" (esos que prometen eliminar gradualmente en tres años, con el nuevo presupuesto), por casi 95.357 millones de pesos (más o menos el presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social) en el rubro "Servicio de la Deuda Pública".

También en el mismo Boletín de hoy hay dos letras del Tesoro en dólares por un total de 700 millones de verdes, que serán suscriptas por los gobiernos de Buenos Aires y Córdoba: la nación los autoriza a endeudarse, las provincias toman deuda en dólares, venden los dólares (porque sus gastos son en pesos), y el gobierno se los compra a través de las letras; juntando dólares para pagar otros vencimientos de deuda en moneda extranjera, mientras les otorga a los exportadores hasta cinco años para liquidar sus divisas. El mejor equipo de los últimos 50 años, que le dicen. 

La modificación aprobada por Peña suprime partidas destinadas al pago de deudas por ese monto (95.357 millones), de los cuáles 74.727 millones (más del 78 %) estaban originariamente destinados a atender servicios de deuda en moneda nacional, para crear compensatoriamente partidas por el mismo monto (95.357 millones) para atender pagos de deuda, de los que 49.822 millones (es decir el 52,25 % del total) corresponden a deudas contraídas en moneda extranjera, básicamente dólares.

Este brusco cambio del perfil de un endeudamiento que además crece velozmente, yendo hacia su progresiva "dolarización" suma un factor más de tensión a la política cambiaria, porque aumenta la necesidad del gobierno de hacerse de dólares para atender el pago de los servicios de la deuda. 

Pensemos en los futuros vencimientos derivados por ejemplo del acuerdo con los fondos buitres, y en el hecho de que todo indica que el Banco Central no atenderá la orden impartida por Macri a través de un DNU de cancelar con las reservas unos 3952 millones de dólares en vencimientos de deuda, de acá a fin de año. Acaso por eso esté "mangueándoles" dólares a las provincias.

Y pensemos también en que todos los días se suman quejas por el "atraso cambiario" y reclamos por una nueva devaluación para "recuperar competitividad" dada la inflación producida en el año: de producirse no solo volvería a retroalimentar la inflación, sino se incrementaría el peso presupuestario y financiero de los servicios de la deuda contraída en moneda extranjera; achicando el margen de maniobra fiscal del gobierno, en las vísperas de un año electoral. 

Otra bomba de tiempo que la impericia de un gobierno adicto al endeudamiento viene armando en forma constante desde el mismo día en que asumió.   

LA LÓGICA BINARIA DEL MINISTRO

Posted: 20 Sep 2016 01:00 AM PDT


Por A.C.

Es conocida la actividad de Prat Gay en el ámbito privado, y su especialización en la creación y utilización de plataformas bancarias orientadas allavado y fuga de activos, es decir un creativo de la ingeniería financiera orientada a sacar dinero del país sin pagar impuestos y sin la incómoda necesidad de tener que justificar en Argentina el origen de esos fondos llevados al exterior, más precisamente a paraísos fiscales.

En su función de asesor de la empresaria Amalia Lacroze de Fortabat, y luego como albacea de la fortuna de esa familia, éste "family office" o administrador de activos, se encontró por su actividad involucrado en la causa en la que se investigaron por evasión 4.040 cuentas del Banco HSBC, cuentas no declaradas ante la AFIP.

A diferencia del resto de los países donde hay imputados por esa enorme evasión y las causas siguen su trámite, en Argentina ha sido paralizada la causa judicial y silenciada por los grandes medios desde la asunción de Macri.  En el año 2005, la cementera de Fortabat, Loma Negra, fue vendida a la firma brasileña Camargo Correa, y Prat Gay tuvo a su cargo el manejo del cobro y la administración de los 1.025 millones de dólares declarados en la operación de venta. Declarados. Este solo ejemplo, muestra algunas de las cifras que administrara privadamente el ahora Ministro y dimensiona el volumen de los montos evadidos a través de su actividad.

Pero la actividad que se debe desplegar en la gestión pública es muy diferente, o debería serlo, primero desde la exigencia técnica, y también en función de los intereses que se administran desde un Ministerio de Hacienda.

La complejidad de los procesos económicos y la diversidad de intereses en juego en la economía de un país,  es algo más complejo que la lógica binaria empresarial de costo-beneficio. 

Este hombre declaraba en Diciembre de 2015, cuando la cotización del dólar oficial era de $9,80, que en realidad la economía del país ya se encontraba funcionando en base al dólar paralelo, es decir un dólar de más de $15,  y que había que "sincerar" la economía del país.

Ignorando que los principales volumenes de la economía, como las operaciones de exportación y exportación, los insumos o los precios del mercado interno estaban inexorablemente atados a un dólar de $9,80, éste Ministro propició una devaluación catastrófica cuyos resultados están a la vista. Una inflación inmanejable superior al 45% anual siendo optimistas, un crecimiento vertiginoso de la pobreza ,una caída imparable de la actividad productiva, un PBI negativo, un deterioro profundo de los salarios y por lo tanto el derrumbe del mercado interno, sin que tampoco el supuesto "sinceramiento" del dólar produjera un incremento en las exportaciones y un mayor ingreso de divisas.

Pero entonces ¿había un error garrafal de diagnóstico? ¿las consecuencias profundamente negativas a causa de la medida del Ministro eran imprevisibles?. Las desastrosas consecuencias en la actividad económica y también en el plano social, generando desempleo masivo, eran resultados tan pero tan previsibles, que confirman que no hubo ningún error por parte del gobierno y su ministro.

La transferencia de ingresos que produjo la devaluación, en perjuicio del sector asalariado y en beneficio del sector exportador y financiero, demuestran la claridad del objetivo y evidencia que el Sr. Prat Gay nunca abandonó su actividad de asesor privado, maximizando ganancias para sus clientes, pero ahora a través de la gestión pública, siempre bajo la lógica binaria empresarial de disminuír los costos y aumentar los beneficios. Y para su política de transferencia masiva de ingresos a sus clientes, Prat Gay cuenta con un socio estratégico en el Banco Central

El Sr. Sturzenegger, quien fijando tasas astronómicas a través de las Lebacs, garantiza un extraordinario negocio a los bancos entre lo que pagan a sus depositantes y lo que le cobran al Banco Central de intereses; promueve la bicicleta financiera con posiciones en pesos y compra posterior de dólares para fugarlos al exterior, objetivo para el cual desde el Banco Central se eliminaron las restricciones a la salida de divisas, por lo que también así se posibilita la libre salida de las utilidades de las grandes empresas ; a las cerealeras se les da un plazo de hasta cinco años para liquidar las divisas que obtienen de sus exportaciones, lo que en la práctica se traduce en que muchas de esas divisas generadas aquí no ingresarán nunca al país.

Y ésta sociedad entre el ministro y el presidente del BCRA, también fue clave en la implementación del endeudamiento externo que tomó el gobierno macrista, con 30.000 millones de dólares a tasas altísimas en solo seis meses. El presidente del BCRA es especialista en endeudar al país y en el cobro de altas comisiones, y fue principal protagonista en otro enorme endeudamiento, el del gobierno de la anterior Alianza en el 2001 a través del Megacanje. Por eso, el supuesto enfrentamiento entre ambos socios del que hablan algunos medios, solo es humo amarillo. Diferencias solo podrían surgir por desacuerdos en los porcentajes propios, pero nunca en los objetivos.  

Y a éste ministro tan preocupado por la inflación ¿no se lo consultó antes de lanzar un aumento de tarifas demencial que en el caso de la energía industrial superaba el 1.000%? ¿Era imprevisible que un tarifazo de esa magnitud se trasladara a los precios? Otro error de diagnóstico, sin poder preveer las consecuencias desastrosas que traería sobre la economía productiva?

Tampoco hubo error en ésta medida, detrás de la cual se encuentra otro socio de lógica binaria, el sr. Aranguren, accionista de Shell y lobbista de las petroleras, ansioso por lograr urgente grandes rentabilidades y a costa de la población, utilidades en divisas que saldrán del país inmediatamente gracias al sistema de transferencias liberado desde el Ministerio Hacienda y el Banco Central.

Excepto que se esté especulando de manera poco inteligente con que la situación social se torne explosiva, sin que importe el daño que mientras tanto se produce en el tejido social, resulta inexplicable la pasividad de la mayor parte de la dirigencia sindical. El dinero de las obras sociales que les entregó el gobierno, no sirve para evitar los despidos. Del mismo modo, que en éste marco, algunos dirigentes políticos solo estén ocupados en armar o desarmar bloques legislativos, como si no vieran lo que está ocurriendo, resulta una actitud cómplice o cercana a la imbecilidad.

No hay prueba y error en éste gobierno, ni hay intenciones de corrección alguna. Tienen un objetivo claro, seguir por éste camino, instalar un sistema de exclusión, de bajos costos y altas rentabilidades, sin importar el costo social que eso signifique. Solamente la organización de los sectores populares, las medidas de fuerza y las movilizaciones, pueden evitar que cumplan su objetivo de empobrecimiento masivo.

PARA ESCUCHAR EN VIVO

Posted: 19 Sep 2016 03:00 PM PDT


A las 19 estamos arrancando en FM Chalet 100.9 con "Y nadie hace nada", hasta las 21.

Siguiendo este enlace pueden escuchar el programa en vivo:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario