viernes, 9 de septiembre de 2016

Para los que estan comodos ignorando


Una politica de Estado contra el trabajo argentino

-En este primer semestre, la importación de carne de cerdo de origen brasileño y danés se duplicó (con embutidos y chacinados que saltaron un 250%), y para la carne aviar el ingreso de producto importado se multiplicó casi por 10.
-Las golosinas (+60%), chocolates (+36%), galletitas dulces (+74%), galletitas sin sal (+370%) y yerba mate (+145%)
-Los lácteos: los quesos importados ganaron un 30% en estos mismos seis meses, y empezamos a encontrar manteca y yogures que atravesaron la frontera para ser consumidos
-Las pastas importadas (+55%) bien condimentadas con pimienta y queso rallado también importados.
-Cervezas de los más diversos orígenes cuyas importaciones se duplicaron en este mismo período. como el agua mineral europea
-La cebolla seca que viajó desde India (incremento del 350%) y tomates oriundos de Brasil (producto sin importación en años previos).
-En el primer semestre se importaron 5.000 toneladas de zanahorias y papas y 3.500 toneladas de naranjas. También se encuentran importaciones de frutillas, mandarinas, ciruelas, espinaca, uvas secas, nueces, entre otros.
-Informe completo por acá.

Del informe de la UCA:



-El informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA) sumó duras palabras contra la política social y económica del actual gobierno para confirmar el dato que ya se había publicado en abril: en el país, hay 13 millones de pobres.
-Mientras que un 29% de los argentinos se ubicaban bajo la línea de pobreza en 2015, ese número saltó al 32,6% en abril, sumándose 1,4 millones de pobres.
-Y en la clase trabajadora marginal, la pobreza afecta a seis de cada 10 argentinos.
-Hay un grupo social que está experimentando un "mayor riesgo" por el aumento de precios, la suba de tarifas y la caída de la actividad, ya que no acceden a los planes sociales o los subsidios a las tarifas. Se da ante todo, en hogares del conurbano bonaerense, hogares con niños y de clase media baja.
-La tasa de indigencia se incrementó entre fines de 2015 y mediados de marzo de 2016, alcanzando al 4,1% de los hogares y a un 6,2% de la población.
-Tres de cada 10 hogares de los principales centros urbanos reciben alguna política social de empleo, transferencia de ingresos o son beneficiarios de programas de asistencia alimentaria.
-Casi el 40% de la población integra hogares receptores de programas sociales.
-El actual escenario fuertemente inflacionario contribuiría a la formación de una nueva capa de pobres. En este marco, cabe preguntarse si son suficientes y están llegando a tiempo las medidas de alivio social adoptadas para los sectores más pobres.
-El 20% de los hogares que no presentan ningún tipo de cobertura social, por lo cual es un grupo particularmente vulnerable. No se encontrarían asociados a los ajustes de ingresos a través de paritarias y tampoco tendrían acceso a la tarifa social a nivel de los servicios ni en el transporte. Se encuentran en esta situación más de dos millones de hogares.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario