martes, 11 de octubre de 2016

El juez y verdugo pistolero Claudio Bonadio

El juez y verdugo pistolero Claudio Bonadio

bonadino-bang-bang2

En el 2001, el juez "de la servilleta" Claudio Bonadio protagonizó un polémico caso de justicia por mano propia. Acribilló de siete balazos a dos presuntos delincuentes de entre 19 y 20 años, en la vía pública, con balas prohibidas de punta hueca con una pistola Glock calibre 40. Uno de ellos estaba desarmado. El otro murió con seis balazos, dos por la espalda. A pesar de que todo indicaba que había existido el delito de "exceso en legítima defensa", con irregularidades el juez fue rápidamente sobreseído por haber actuado en "legítima defensa".

Por Lázaro Llorens.

En estos días los casos de justicia por mano propia están en el centro del debate. Como si fuese una fisura más de la "grieta" que divide a los argentinos. Hasta el presidente Mauricio Macri fijó posición cuando públicamente pidió por la libertad por el carnicero Daniel Oyarzún, que persiguió, atropelló y mató a un ladrón en Zárate.

Sobre este tema, en nuestro país, hay algunos antecedentes por demás estremecedores. Entre ellos el que protagonizó el actual juez de la "servilleta de Corach" Claudio Bonadio, quien en septiembre del 2001 con su pistola Glock, calibre 40, se encargó de hacer justicia por mano propia, ante dos jóvenes delincuentes de 19 y 20 años, acribillándolos con balas ilegales de punta hueca. Hecho por lo cual algunos pasaron a llamarlo como "el juez-pistolero" o el "juez Glock".

Leer mas...



No hay comentarios.:

Publicar un comentario