nestor-kirchner-en-la-rosada

Hoy, a seis años de su muerte, hay muchos homenajes, diversos. En el blog he hablado bastante de él -no siempre bien, es cierto, pero eso es también un reconocimiento a alguien que deja una huella perdurable en nuestra historia. Hay una expresión fácil que, curiosamente, casi no se ha usado "el peronismo del siglo XXI". Bueno, del siglo XXI ya transcurrió una sexta parte, y el peronismo "realmente existente" en estos años ha sido -guste o no guste- el de Néstor. Y Cristina, porque, fueron una pareja en la tradición política peruca, si las hay.

Como sea, prefiero no repetirme. Y los homenajes convencionales tampoco me gustan mucho. Así que voy a subir un informe estadístico del Centro de Economía Política Argentina, sobre servicios de deuda y presupuestos nacionales, que sólo lo menciona una vez. Casi todo son números y porcentajes (es breve, eso sí). No sería necesario publicarlo -ya lo hace Artemio aquí- pero quiero que puedan acceder al informe completo, con gráficos -cliquear aquí. Y les acerco un fragmento, porque me parece que la actitud ante el endeudamiento externo es una de las cosas que lo ponen a Néstor aparte de la tradición política argentina. Y de muchos gobernantes peronistas también.

Porque, seamos francos, endeudarse en moneda extranjera no sólo es el mecanismo de control hegemónico en el sistema global y blabla. También, es muy fácil, para el que gobierna, ya sea nación, provincia o municipio. No tendrá que pagarla de su bolsillo.

Entonces, es bueno que homenajeemos a alguien que tenía prejuicios contra el endeudamiento externo. Son tan raros... El gobierno actual no los tiene, por supuesto, y eso dejará un problema serio para el que viene. Pero no será más grave que el que enfrentó N. K. cuando él asumió.

"...Resulta interesante analizar la relación de los servicios de deuda sobre los recursos y gastos del presupuesto.

La incidencia de los Servicios de Deuda sobre los Gastos Totales ascendía a 21,56% en el presupuesto del año 2001, se redujo a 13,23 en 2002 para volver a incrementarse en 2003 a 22,63%. Ya en el presupuesto del año 2004, primero elaborado por la gestión de Néstor Kirchner (aprobado por el Congreso a fines de 2003), los Servicios de Deuda representaron 11,55% de los Gastos Totales presupuestados.

De allí en adelante la curva que se visualiza es descendente. En efecto, el promedio del peso de los Servicios de Deuda en el Gasto Total de los presupuestos de 2004 a 2016 (aprobados entre 2003 y 2015) es de 10,09%. Un análisis similar puede extraerse de la relación Servicios de Deuda/Recursos Totales y de Servicios de Deuda/Ingresos Tributarios.

En los tres casos se marca un contraste en el proyecto de presupuesto del año 2017, elevado recientemente por el Poder Ejecutivo al Congreso Nacional. Para 2017 los Servicios de Deuda se incrementan un 137% respecto del presupuesto 2016 aprobado por el Congreso (aunque respecto del crédito vigente para 2016 a raíz de las ampliaciones dispuestas por el actual Jefe de Gabinete de Ministros como resultado de los nuevos compromisos asumidos, el incremento es de 21,61%), mientras que los Gastos Totales lo hacen 50,5%, Recursos Totales 27,9% e Ingresos Tributarios 22,7%. En este sentido, la incidencia de los servicios de deuda sobre el Gasto Total presupuestado para 2017 alcanzará el 10,48 (incrementándose 58% respecto de lo presupuestado para 2016). En efecto, un total de 143 mil millones de pesos es el monto en términos absolutos de aumento de los Servicios de Deuda en 2017, que representa 3,84 puntos porcentuales adicionales del Gasto. Es una cifra que ya no podrá destinarse a educación, salud o a inversión en ciencia y técnica, dado que tendrá que dirigirse al pago de Servicios de Deuda.

Adicionalmente, el peso de los Servicios de Deuda sobre Recursos Totales casi duplica al año 2016 (un aumento de 85,89%), al igual que la relación Servicios de Deuda/Ingresos Totales, la cual crece 93,9% entre 2016 y 2017.

Es dable advertir que a raíz de las numerosas emisiones de deuda que vienen llevando adelante las actuales autoridades, el gasto en Servicios de Deuda para este 2016 se amplió hasta el momento a 203 mil millones de pesos, es decir, un aumento del 95% de lo presupuestado originalmente.

No puede dejar de señalarse que 83 mil millones de pesos de los casi 248 mil millones que se pretenden destinar a Servicios de deuda en 2017 obedecen a las emisiones de deuda realizadas a partir del 10 de diciembre de 2015 y representa un incremento del 50% sobre los servicios de deuda que hubiesen correspondido abonar de no verse incrementado el endeudamiento en títulos públicos.

De no ser por las nuevas emisiones de títulos públicos, los Servicios de Deuda hubieran representado en 2017 un 6,95% de los Gastos Totales, considerando el nivel de gasto total propuesto por el Poder Ejecutivo para 2017. Es decir, se hubiera mantenido la tendencia declinante del peso de los servicios de deuda sobre las erogaciones del Tesoro nacional, permitiendo atender otros gastos".