lunes, 12 de diciembre de 2016

LA NACION: de Bartolome Mitre a Barton Corp que pertenecería a la CIA

LA NACION: de Bartolome Mitre a Barton Corp que pertenecería a la CIA, y su maraña de offshores fantasmas

El matutino fundado por Bartolomé Mitre, ha sido una "tribuna de doctrina" liberal – conservadora y tiene una historia de negocios turbios desde su génesis hasta nuestros días. Desde la donación de la coqueta sede original a Mitre por parte de un grupo de contratistas después de la guerra de la triple Alianza, la historia del diario está signada de páginas oscuras. Pasando por las comunicaciones secretas que se cursaron a través del diario, en el intento de golpe de estado de 1874 coordinando a los golpistas, hasta la adquisición de Papel Prensa tras el sangriento golpe de estado de 1976.

Pero nunca al extremo actual, con su sospechosa constitución societaria mediante empresas offshore fantasmas, creadas en paraísos fiscales, con accionistas desconocidos. Que en el 2002 dieron lugar a una fallida investigación judicial por asociación ilícita y lavado de dinero, que culminó en el 2005 con el asesinato con un "submarino seco" de uno de sus accionistas, Luis Emilio Mitre. A la par que LA NACION mediante múltiples sociedades off shore fantasmas, se convertía en una multinacional norteamericana.

No obstante nadie ha podido saber quién es el dueño extranjero que baja línea a través de esta "tribuna de doctrina". Lo cual plantea el interrogante, asistido por notables indicios, sí es la CIA norteamericana, a través de una consultora de esta agencia de inteligencia, cuyos integrantes fueron directivos en LA NACION; y además aparecen como fiduciarios en el plan de escisión que presentó en el 2014 el grupo CLARIN. Lo cual se vio reflejado en el posterior contenido de LA NACION en temas de notable trascendencia.

Ante esta posible injerencia extranjera solapada para la creación de la opinión pública interna, que resulta un crimen contra la democracia, los argentinos de cualquier bandería deberíamos exigir que se transparente exhaustivamente la cuestión, y se aclare el asesinato de Mitre que una década después permanece impune.

Por Javier Llorens

LA NACION pionera al servicio del golpe de estado de 1874 – LA NACION socia del sangriento golpe estado de 1976 – De Bartolomé Mitre, a la offshore fantasma Barton Corp. – La investigación y denuncia de El Guardián – La dictadura de Barton Corp en LA NACION – La causa radicada en la justicia contra Saguier y otros – El cierre de la causa contra Saguier con la intervención del fiscal Moldes – Las repercusiones públicas de la causa judicial– La postura de la revista Veintitrés que luego olvidó – El asesinato del accionista de SA LA NACION Luis Emilio Mitre – El asesinato de Mitre "un mensaje mafioso" – El silencio es salud dijeron LA NACION y CLARIN – Las semejanzas con el caso IBM Banco Nación – El coletazo de evasión impositiva tras la sociedad con Barton Corp.– La voraz compra de medios posterior a la irrupción de Barton Corp. –LA NACION, los Panamá Papers, y más y más offshore fantasmas – La "tribuna de doctrina" multinacional de LA MULTI – NACION – Los notables rastros que conducen a la CIA – Bartón Corp y la captura del presunto agente doble de la CIA Gorriarán Merlo – La cobertura de LA NACION al guerrillero Gorriarán – La promoción del indulto de Gorriarán por parte de LA NACION – La cobertura de LA NACION a Stiuso, al espía preferido de la CIA – La cobertura de LA NACION a la CIA – La CIA, los medios, y la Operación Sinsonte – Conclusión

Leer mas




Avast logo

El software de antivirus Avast ha analizado este correo electrónico en busca de virus.
www.avast.com


Lavado Papers: medios y cuentas offshore


Mailing de la cooperativa de trabajo lavaca
Ver el mensaje en el navegador

Lavado Papers: el análisis de la cobertura mediática de las cuentas offshore

Primera parte del informe del Consorcio de Periodismo de Investigación Autogestivo, formado por Lavaca – editora de la revista MU-, el diario Tiempo Argentino y la Red de Carreras de Comunicación Social y Periodismo de Argentina (REDCOM). En este capítulo se analizan 493 notas publicadas en medios de todo el país sobre el llamado Panama Papers. El rol de los medios en el lavado de noticias.
Leé la nota completa








This email was sent to gonzalocarbajal@gmail.com
why did I get this?    unsubscribe from this list    update subscription preferences
Cooperativa lavaca · Hipolito Yrigoyen 1440 · Buenos Aires, CABA 1001 · Argentina

Email Marketing Powered by                                    MailChimp




Avast logo

El software de antivirus Avast ha analizado este correo electrónico en busca de virus.
www.avast.com


una yapita





Avast logo

El software de antivirus Avast ha analizado este correo electrónico en busca de virus.
www.avast.com


Milagros demonizados

Por: Luis Bruschtein

Hubo una reacción violenta. Se cayó la careta del cinismo y aparecieron la cacerola y los carteles con las horcas para kirchneristas. Es la verdadera cara, un sinceramiento bestial causado por la derrota parlamentaria en la reforma del impuesto a las Ganancias. Para algunos fue sinceramiento, para otros es una cara reconocida en el ensañamiento y la persecución contra periodistas y políticos opositores, en la guardiacárcel que el jueves interrumpió una comunicación telefónica de una radio porteña con Milagro Sala para decir que no estaba autorizada. El mismo ensañamiento contra Alberto Cardozo, un dirigente de la Tupac que está preso porque no quiso declarar contra su compañera Milagro. Su sobrino Nelson fue asesinado de manera alevosa este martes en extrañas circunstancias en la cárcel. Ensañamiento que se denunció en todo el mundo y que en Argentina está silenciado por los medios cómplices. Ensañamiento que se repite en la persecución arbitraria, sistemática y humillante contra ex funcionarios, pero sobre todo contra Cristina Kirchner, con la complicidad de jueces y fiscales que abren causas inauditas contra sus hijos y contra su madre de casi 90 años, o cuando desarman a sus custodias, o cuando la hostigan con series interminables de trámites judiciales menores que una ex presidenta debería poder resolver sin tener que viajar miles de kilómetros. Una cara que muchos reconocen también en el ensañamiento contra un periodista crítico como Víctor Hugo Morales que fue avisado el miércoles durante su programa radial que estaban allanando su domicilio por enésima vez.

No se trata de una sociedad totalmente democrática. Siempre hubo y seguramente seguirá habiendo, un sector autoritario como el que ha sostenido dictaduras y otros gobiernos desastrosos y ha aplaudido estas prácticas degradantes, despóticas y, en algunos casos, también brutales. No es un sector mayoritario, pero con el respaldo de los medios concentrados pudo atraer confundidos y malhumorados con los que logró mayorías circunstanciales. Así se han generado gobiernos de derecha. No es la primera vez que la derecha gana elecciones o tuerce gobiernos democráticos con golpes de mercado. La mayoría de los gobiernos democráticos han sido de derecha, con mayor o menor énfasis, como los del menemismo y la Alianza. No existen mayorías permanentes porque la realidad es cambiante. Pero las mayorías que logra la derecha son fugaces porque gobiernan a favor de las minorías. El engañado, el iluso que creyó que tenía los mismos intereses que los grandes sojeros, el que soñaba con compartir country con el gran empresario, se da cuenta de su engaño cuando al sojero le bajan las retenciones y a él le suben las tarifas y el ABL, le bajan el salario con la inflación y lo incluyen en el impuesto a las Ganancias. O cuando se funde porque su comercio se quedó sin clientes.  Han sido mayorías fugaces con amplios sectores que después se arrepienten aunque vuelven a cometer la misma torpeza algunos años después. Torpeza por la que después tiene que pagar la sociedad en su conjunto, menos las minorías del privilegio. 

El impuesto a las ganancias rompió el esquema que  inauguró  el macrismo. El  massismo, el bloque Justicialista y los progresistas (socialistas, Gen y Libres del Sur) votaron junto al kirchnerismo desde la oposición por primera vez en un tema sensible para el oficialismo. Perdió una votación en el Congreso, pero el macrismo reaccionó como si hubieran traicionado un juramento: acabar con el kirchnerismo como primera prioridad. El discurso de la diputada Silvia Lospenato, desencajada por la ira, el rictus crispado de Macri cuando respondió a los periodistas en Mendoza y el malestar inocultable del siempre candoroso jefe de Gabinete Marcos Peña, mostraban algo más que el malhumor por un traspié parlamentario. Se había roto la magia que hizo creer a sus aliados progresistas que era progresista darle el control de la Magistratura a la derecha, o que era una estocada al kirchnerismo aprobarle o facilitarle a la derecha el pago a los buitres y la posibilidad de un endeudamiento infernal que padecerán las futuras generaciones. 

Fue la misma actitud desencajada de la diputada radical María Gabriela Burgos cuando el FPV pidió que el gobierno acate el fallo de la CIDH y libere a Milagro Salas. La rabia de la mujer la llevó al bochorno de acusar de corruptos a la CIDH y a la OEA. "¿Qué negocio hay detrás del pedido de la OEA?", dijo esta mujer casi en un éxtasis de verdad iluminada.

El grito de la mujer no era honesto. Solamente estaba repitiendo con teatralidad el único argumento que tiene la derecha. Un argumento que construyó con los medios corporativos, un sector del Poder Judicial y los servicios de inteligencia que han mantenido siempre la misma ideología desde la dictadura hasta el menemismo, los mismos que operaron contra Raúl Alfonsín y contra los gobiernos kirchneristas. Todos los argumentos, los de Burgos, Lospenato, Macri, Peña y la inefable Elisa Carrió se centraron en la vergüenza que era haber acompañado al kirchnerismo. No hubo más explicaciones políticas o económicas. Ese gran paquete de demonización de una fuerza política que los medios corporativos han logrado instalar en una parte de la sociedad es el único sostén argumental de la derecha. La demonización del kirchnerismo es el argumento que convence a los llamados progresistas y es el que fractura a los peronistas. Hay una sociedad que es llevada a girar en torno a ese solo argumento que ni siquiera tiene una formulación propositiva. 

Cuando ese argumento empieza a debilitarse, se reaviva la campaña judicial contra Cristina Kirchner y el juez Claudio Bonadio hace bailar a la Justicia en el caño como una streaper con la música del gobierno. Con ese argumento se oculta que hay un presidente con sociedades off shore en Panamá, las mismas sociedades que se usan para evadir impuestos. O se ignora que los que se enriquecieron con el dólar a futuro son los funcionarios del gobierno de Macri que compraron los dólares y después hicieron devaluar el peso. O cierran los ojos al hecho evidente de que si toda la obra pública fue corrupta durante el kirchnerismo, los que deberían estar en la mira son los socios de Macri, Nicki Caputo y Angelo Calcaterra, cuyos contratos eran varias veces superiores a los de Báez. Y como si todas estas evidencias fueran pocas, después de que el escándalo internacional de los Panamá Papers descubriera las sociedades offshore de los Macri, el presidente emite un decreto para evitar que su padre quede fuera del blanqueo. El decreto es como un mea culpa y los radicales y demás "republicanos" acompañan con alegría estas políticas. Pero se ensañan con una luchadora social como Milagro Sala que ha construido parques, hospitales y barrios populares enteros con los millones que recibió del gobierno kirchnerista. Todo eso está a la vista. Son pruebas tangibles del destino de ese dinero. Eso sí. Seguramente les hubiera hecho difícil el gobierno, porque es de otro signo político, pero la plata que le dieron la usó y sus resultados están a la vista, las pruebas son evidentes. Son crueles y caraduras cuando hablan del "relato kirchnerista" delante de las viviendas populares que construyó Milagro Sala, con piletas de natación para chicos que nunca en su vida hubieran podido siquiera conocerlas. Los radicales del gobernador Gerardo Morales y la diputada Burgos lo saben. Saben que necesitaban encarcelar a Sala porque les hubiera sido más difícil gobernar con una oposición popular estructurada. Por eso es una presa política y gracias a esos radicales la Argentina pasó a figurar otra vez en el mundo entre los países que violan los derechos humanos. Un país que después de sufrir una sangrienta dictadura se ganó el reconocimiento internacional por el respeto a los derechos humanos ahora pasó a convertirse en un país que los viola.

Solamente en el primer año de gobierno de Mauricio Macri, Argentina se incorporó al ranking internacional de la corrupción cuando los Panamá Papers pusieron el nombre del presidente Mauricio Macri entre los cuatro o cinco jefes de Estado con sociedades offshore no declaradas. Solamente en el primer año de gobierno de Mauricio Macri, Argentina pasó a figurar entre los países que no respetan la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Toda la campaña de demonización contra el kirchnerismo proviene de sus enemigos: de un monopolio mediático que se resistió a desmonopolizar, de los amigos de los represores que han sido juzgados, de los bancos que perdían gigantescas comisiones sin el negocio de la deuda, de los grandes comercializadores de soja que se oponían a las retenciones, de los bancos y empresas que perdieron las AFJP.

Es una diferencia. Porque ni aún así, ninguna de esas acusaciones supera esas dos marcas que logró Mauricio Macri en apenas un año –sin hablar del descalabro de la economía–. En cambio los actores locales no tienen ninguna relevancia en  las denuncias de la ONU por Milagro Sala y de los Panamá Papers por las offshore no declaradas de Macri. Esas son denuncias verdaderas y objetivas. Pero como está protegido por los grandes medios corporativos locales, enemigos jurados del kirchnerismo, después de un año la política sigue girando alrededor de la demonización de esa fuerza política.





Avast logo

El software de antivirus Avast ha analizado este correo electrónico en busca de virus.
www.avast.com


Dos derrotas obligan a Macri a dejar el marketing y hacer política

Dos derrotas obligan a Macri a dejar el marketing y hacer política | VA CON FIRMA
Columnistas
12/12/2016

Voto electrónico y Ganancias

Dos derrotas obligan a Macri a dejar el marketing y hacer política

"Seguir como hasta ahora poniendo el eje de la política en un lugar y el de la comunicación en otro sería suicida", señala el autor en referencia al gobierno de Mauricio Macri. Define que "el marketing político es un elemento y no puede ser nunca un argumento".

Gonzalo Carbajal

@zalet

El fin de año siempre viene con sorpresas. Lo saben los más chiquitos que esperan esta época con envidiable ansiedad. Los adultos también. Cuando faltan algunos meses en todas las conversaciones se empieza a aludir a este período del año en que —al menos en este rincón del mundo— una especie de condensación emocional comprime buena parte de la vida cotidiana.

Para la política el efecto es del mismo tenor, los analistas lo escriben, los actores políticos y sociales especulan con el efecto "fin de año" como una variable más de su acción cotidiana. Ya leímos sesudas interpretaciones de situaciones que podrían estar sucediendo en municipios populosos. Desde planes para movilización en busca de comida en supermercados, supuestamente motorizados por organizaciones sociales, hasta autoridades que acopian pertrechos para calmar los ánimos.

En eso estábamos al terminar 2016, con el oficialismo haciendo fulbito discursivo para entretener a su parcialidad y los medios de mayor circulación gritando ole desde sus tribunas para ampliar la cobertura. Pero de a poco, en los últimos treinta días, se fue colando la política. Y para Macri —también para Durán Barba y Marcos Peña— se frustró la posibilidad de llegar al récord de un año sin hablar de política.

Comunicación de campaña, comunicación de gobierno

Siempre es un desafío el pase de la comunicación de campaña a la comunicación de gobierno. Luego de triunfar en las elecciones la estrategia discursiva suele acompañar los movimientos que se organizan en torno a la realpolitik. Habitualmente es una etapa de rupturas más que continuidades, por la diferente naturaleza de esas instancias y lleva un tiempo acomodar el paso.

El trío aludido sorprendió con un manejo hasta aquí nunca visto en estas tierras. Inauguró un estilo de comunicación gubernamental que hizo gala de un virtuoso manejo de los medios sociales y el mundo digital y una estrategia simple y plana en los medios analógicos y tradicionales. Mucho movimiento en los primeros y campañas despolitizadas, ausentes de sorpresa, en los segundos. Poca interacción con periodistas (con periodistas que hagan periodismo). Mucha propaganda. Poca comunicación política. Marcos Peña explicó que se trataba de una comunicación horizontal, con mucha imagen y conceptos simples y concretos. Que utiliza interacciones directas, mediante timbreos y correos electrónicos. Que aprovecha de las apariciones sorpresivas de Macri —al estilo del falso viaje en colectivo, o pidiendo ir al baño en la casa de algún vecino, agregamos nosotros—.

Las metáforas banales como la luz al final del túnel, las dos pizzas, los brotes verdes, la revolución de la alegría, poblaron un discurso más cercano a la autoayuda que a lo político que es novedoso en la instancia nacional pero no lo es en referencia al macrismo. Desde que se puso en campaña para gobernar la Ciudad de Buenos Aires las referencias deportivas fueron moneda corriente en el universo Pro, no son los únicos que las utilizan en política. Ahora nos hemos acostumbrado a "retiros espirituales" donde se esfuerzan en mostrar que son un equipo, con eso de vestirse todos parecidos, hablar en el mismo tono y homogeneizar lo que se dice.

Se trata de un universo feliz en el que se pregona la posibilidad de una vida de goce, siempre y cuando se condene al kirchnerismo al último lugar de la escala social, y se cuente en ese objetivo con la complicidad de la mayor parte del arco político y social. Hubo momentos en este 2016 que parecía que lo lograrían. Hicieron su aporte denuncias a granel que siempre encuentran un fiscal dispuesto y un juez pronto. Declaraciones de compromiso de referentes y dirigentes que quizá aspiraban a una sobrevida política a la sombra de un macrismo hegemónico, conformados con poco más que un hueso.

De la autoayuda al pedido de ayuda

Pero llegó el fin de año sin que hayan logrado meter presa a Cristina. Con poco más para decir de José López sin que aparezca manchado Angelo Calcaterra (el primo presidencial). Para colmo de males Milagro Sala sigue presa en una situación que es denunciada en cuanto ámbito internacional participa nuestro país. Y el presidente puesto a elegir entre mantener su alianza con el radicalismo y cumplir con los derechos Humanos, optó por lo primero. Cantado. Pero no cómodo.

Es en este panorama que se colaron los dos importantes traspiés legislativos en sendas iniciativas del Poder Ejecutivo: voto electrónico frenado por el Senado, impuesto a las Ganancias en Diputados. Con el primero se les cae un anhelo sospechado de todo tipo de negociados. Con el segundo queda expuesta, una vez más, otra promesa de campaña incumplida.

Pero además se vino diciembre y el sinceramiento se sintió fuerte en "la víscera más sensible". Se filtran opiniones negativas por todos lados, las encuestas por más amañadas que estén no se pueden dibujar tanto y los dueños de los medios no hacen nada por evitar que a sus conspicuos escribas se les cuelen referencias al espanto que produce la incapacidad de la tribu gobernante. De todos modos se esfuerzan —ya se ha dicho—, y sobre todo, les queda mucho por sacarle antes de volcarse a la oposición. Pero ese es otro tema y quizá la moneda de cambio haya que buscarla por los ignorados Panamá Papers.

Decíamos que se metió la política en el medio y ya no pudieron patear la pelota afuera con frases de ocasión. Tuvieron que salir a hablar de política los que trataban de esquivarla. Vimos a Peña y Frigerio en la Sala de Prensa de la Casa Rosada amenazando de seguidismo a Cristina a quienes no quisieran tratar el Voto Electrónico y luego de sucedido el fracaso, el gobierno el pleno acusando de "feudales" a los gobernadores. Con ganancias llegó el golpe para Massa, a quien luego de ensalzar como futuro líder del peronismo en Davos el mismo presidente acusa de impostor, por ser parte de un acuerdo opositor. Michetti hablando de veto a la posible Ley, luego desmentido. Bienvenidos a la política.

Veremos cosas de este tipo de aquí en más si es que el gobierno quiere dar batalla política y no se entrega. Seguir como hasta ahora poniendo el eje de la política en un lugar y el de la comunicación en otro sería suicida. Porque el marketing político es un elemento y no puede ser nunca un argumento.

Sitios Sugeridos




Avast logo

El software de antivirus Avast ha analizado este correo electrónico en busca de virus.
www.avast.com