combate-de-san-lorenzo

En realidad, no son tan sordos, pero me hacen acordar de la marcha "... oír se dejan, de corceles y de aceros".

Quiero ser concreto, y breve. Del conflicto por el Impuesto a las Ganancias, que ahora se va a llamar "a los Ingresos", ustedes han leído y escuchado mucho, también en los diarios de esta mañana. En el blog lo traté cuanto empezó esta batalla La Oposición y las Ganancias y en su punto álgido Ganancias y pérdidas, en el poder. Hace algunos meses subí una acusación que enfoca el problema fundamental: "Un trabajador paga Ganancias; un financista, no".

Ahora voy a tratar del marco político del asunto. Es el enfoque habitual del blog, no? La mayoría de los dirigentes sindicales que forman la conducción de la CGT hoy están satisfechos. Han llevado adelante una negociación, no consiguieron todo lo que planteaban, pero han mejorado la situación anterior de muchos de sus representados. La tarea gremial de siempre. Más significativo, han conseguido que el gobierno discuta con ellos, públicamente, la ley que quiere hacer aprobar. La mayoría de los gobernadores, y de los senadores, aceptaron con razonable satisfacción los términos que habían discutido.

En resumen, han confirmado al sindicalismo como uno de los interlocutores esenciales del poder en esta etapa. Y el paro de transportes cumplió el rol de la demostración de fuerza, sin la cual no se es escuchado. Pueden decirse -y en privado lo hacen- "misión cumplida". No pretendían asaltar el Palacio de Invierno.

Sin embargo, esa misma lectura fría de las relaciones de fuerza muestra un desarrollo que da para tener en cuenta. Ayer mismo uno de los principales alfiles del sindicalismo peronista hacía estas declaraciones:

"El diputado de extracción gremial y presidente del Bloque Justicialista, Oscar Romero, criticó a la CGT y a la mayoría de los gobernadores peronistas por haber dejado "en soledad" a los 17 diputados y al Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA) que apoyaron el proyecto de ganancias sancionado en la Cámara baja. Al mismo tiempo advirtió que en 2017 se juega "el futuro de la Patria, que no tendrá destino sin el peronismo".

Romero lamentó que muchos mandatarios, a quienes recordó que el bloque que integra Diego Bossio "les votó leyes que reclamaban", hayan "torpedeado" el proyecto aprobado en Diputados y que se hayan hecho eco del discurso de "la irresponsabilidad, del déficit, del presupuesto y de la obra pública, pero no de la realidad de los trabajadores".

"¿Cuál es el futuro del peronismo? ¿El que se arrodilla ante la posibilidad de recortes?", se preguntó en un comunicado difundido a la prensa."

Conviene saber que Oscar Romero es el diputado de SMATA y preside el Bloque Justicialista porque representa la concentración real de poder en ese grupo de diputados, la que avaló la ruptura con el bloque del FpV. Diego Bossio está instalado en los medios por su perfil opositor al kirchnerismo, como antes había sido instalado en cargos muy importantes... por el gobierno kirchnerista. En eso se parece a muchos otros jóvenes brillantes: Martín Lousteau, Hernán Pérez Redrado, Sergio Massa, Amado Boudou,... Algunos han mostrado más "muñeca" que otros, pero para tener peso en serio hay que juntar votos y territorio. O, como los gremios, afiliados y recursos.

Romero no habla por su cuenta -los sindicalistas no lo hacen. Toda la información que tengo me indica que desde hace un par de meses Ricardo Pignanelli, el Secretario General de SMATA, está cada vez más elogioso de Cristina Kirchner. Natural. Además de la evaluación que haga de su liderazgo, CFK es referente de la oposición al gobierno de Macri. Ninguna otra figura del peronismo ocupa, ni de cerca, ese lugar.

Además de las CTAs, el agrupamiento sindical que se ha definido hasta ahora más claramente en la oposición es la Corriente Federal de los Trabajadores. Pero el único gremio con muchos recursos allí es La Bancaria, que al no tener una conducción peronista le resulta difícil articular con el resto. Si el SMATA se suma abiertamente a la oposición... al menos, Cristina Kirchner tendrá más herramientas para su proyecto de 2017 en provincia de Buenos Aires.