Mientras que para saber el resultado final den Provincia de Buenos Aires habrá que esperar unos 10 día más, en otras 10 provincias terminó el recuento y aparecieron nuevos votos qe no habían sido computados el domingo por la noche tras la votación.

Y al mismo tiempo, surgieron datos incontrastables de los intentos de fraude perpetrados por personas ligadas a la alianza Cambiemos que dejan claramente al descubierto los intentos de fraude denunciados por doquier.

Por ejemplo, la diputada nacional Teresa García denunció que María José Labat, ex esposa del candidato de Cambiemos, Guillermo Montenegro, quien fue presidenta de mesa en la Escuela Secundaria nº 14 de San Isidro, puso distintas firmas entre el telegrama enviado al correo y el de los fiscale y además registró 50 votos menos para Unidad Ciudadana en el telegrama oficial, que luego fue utilizado para el recuento de votos.

La diputada García, tras formular la denuncia afirmó  ¿Alguien puede explicarme cómo no debo pensar mal si la Presidenta de la mesa 408 de San Isidro es la ex esposa del candidato a diputado y funcionario PRO Guillermo Montenegro, María José Labat DNI 18161848, firma al fiscal la constancia de la existencia de votos de UC y en el telegrama pone CERO votos para UC y modifica su firma?

Otro caso parecido se registró en la localidad bonaerense de Pergamino donde se detectaron varios casos en que las planillas de los fiscales no coinciden con los telegramas oficiales de los presidentes de mesa.

Como en el anterior, en este hecho participa alguien vinculado con Cambiemos. Una de las mesas en las que se omiten los votos a la lista de Cristina Fernández de Kirchner es la que fue presidida por Tomás Stanley, primo de la Ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.

Lisandro Bormioli, concejal de UC en Pergamino,  denunció que Stanley "le firmó la planilla a los fiscales donde registra que la lista de CFK tenía más de 70 votos, pero el certificado que va al correo lo dejó en blanco, es decir que la junta electoral cuenta cero votos para Unidad Ciudadana".

En la localidad de Moreno se reunieron varios intendentes peronistas de la Primera Sección Electoral que, tras realizar un cotejo de los datos, denunciaron la manipulación de los datos del resultado de las PASO

El intendente de Moreno Walter Festa detalló que "se cargó el 95% de los telegramas. Nosotros en nuestro resultado final tenemos 111.000 votos para Unidad Ciudadana y están cargados 102.000, es decir que faltan 9 mil votos que deberían sumarse a la lista de CFK".

Mientras tanto ya concluyó el escrutinio definitivo en las provincias de Jujuy, Santiago del Estero, Tucumán, Tierra del Fuego, Entre Rìos y Salta. Vale destacar que Cambiemos sólo gano en Jujuy y Entre Ríos y con menos votos que en las elecciones de 2015.

En síntesis: si aparecen votos que no estaban contabilizados el resultado final de elección no debería ser el mismo que conocemos hoy. A esas maniobras para alterar los resultados, aquí y en Júpiter, se las denomina fraude. Aunque no lo quieran reconocer.