jueves, 12 de enero de 2017

de tilingos y zombies

Ética y estética en política



Los tilingos tienen un problema estético con el Peronismo. Les causa repulsión nuestra imagen. No les gustan nuestras formas. Tienen fobia a nuestros rituales. Sienten terror por nuestro habito de andar como "malones" por las calles. Podríamos seguir con varios ejemplos mas, pero todos tendrán que ver con una visión estética negativa del Peronismo.

Por el contrario nuestro problema con los tilingos es ético. Cuestionamos su doble moral, su hipocresía, su falso intelectualismo, su ombliguismo egoísta, su pensamiento cipayo, su convencimiento de superioridad. Todo nuestro cuestionamiento tiene que ver con la ética porque nace de una convicción filosófica e ideológica.

Peron era un dictador porque usaba uniforme militar. Evita se reía del pueblo porque vestía como una reina.
Los tilingos no criticaban al Turco Riojano por sus políticas que destruyeron al estado, les molestaba "la pizza y el champagne".
Nestor era desprolijo y "tuerto". Les molestaban las medidas políticas de la "yegua terca", pero lo que les revuelve el estomago son sus carteras y zapatos. El odio hacia el Peronismo siempre parte de un prejuicio estético. Los tilingos ante su falta de convicción en algo, utilizan el cholulismo farandulero para ubicarnos en el papel de los malvados de la película o culebrón novelesco de la tarde.

Unos partiendo de prejuicios estéticos y otros desde convicciones éticas hacen imposible cualquier dialogo, discusión y menos algún tipo de acuerdo. Son dos planos opuestos. Dos mundos paralelos. Es como arreglar un desafío al fútbol y que los otros vengan con raquetas. Tilingos y Peronistas, como el agua y el aceite, son imposibles de ser mezclados. Solo queda soportarnos los unos a los otros y dios quiera, sin querer eliminar al opuesto.


El Chino.




Avast logo

El software de antivirus Avast ha analizado este correo electrónico en busca de virus.
www.avast.com


1 comentario:

  1. Por qué soportarlos a los tilingos? En este país hay que hacer la gran Pol Pot: trazamos una línea, nosotros estamos de este lado, no querés venir, bala en la frente y otra cosa.

    El hijo de Arrostito

    ResponderEliminar