Tanto la Tupac como representantes de derechos humanos y la política repudiaron esta maniobra que observan como un avance persecutorio por parte del gobierno local mendocino.

"El Comité por la libertad de Milagro Sala, Nélida Rojas y los presos políticos de la Tupac, repudia la detención de Fanny Villegas, nuera de Nélida Rojas, en lo que demuestra una vez más la persecución orquestada por el gobierno de Cornejo contra la familia Rojas y la organización Tupac Amaru y encabezada por la Fiscal Gabriela Chaves", expresó a través de un comunicado la organización popular liderada por Milagro Sala.

Continúa el texto: "La causa es una aberración institucional y una a una se van acumulando las irregularidades que la Fiscalía en la cúspide de la arbitrariedad viene perpetrando sin solución de continuidad y sin contralor de un juez de garantías, tornando ilusorias las garantías constitucionales del debido proceso".

Frente a las detenciones, organismos como el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) repudiaron la irregularidad con que actuó la Justicia mendocina, sin ningún justificativo para detener a las militantes.

"A las detenidas se les imputaron causas de extorsión, calificación para la que no hay ningún argumento; también, junto a otros 30 cooperativistas, se los acusó de asociación ilícita. Todas acusaciones clasistas y racistas, como si todos fueran delincuentes organizados", dijo a Contexto el abogado Horacio Báez, ex Juez de Cámara Penal, miembro del CELS y colaborador con la defensa de Rojas y sus familiares.

Báez agregó: "Todo esto viene con el agravante que, desde el 7 de abril, no hay juez de Garantías en la causa que intervenga para revisar lo actuado por la fiscal Chaves".

Tanto en el caso de Rojas como en el de Villegas, según expresó el abogado, las detenciones fueron habilitadas por "un aval jurídico" del Procurador General de la Corte mendocina, nombrado por el propio gobernador Cornejo: "Un hombre de indudable afinidad con el poder local. Pensamos que su rol es clave para que la Fiscal se anime a avanzar con tanta soltura contra los militantes".

Respecto de la detención de Rojas, el Diputado Nacional por Mendoza del Frente para la Victoria, Guillermo Carmona, se había pronunciado también sobre la responsabilidad del gobernador de Cambiemos: "Es una causa armada que tiene que ver con la decisión del gobernador de confrontar con el kirchnerismo, así lo ha expresado abiertamente, y busca a los sectores más expuestos y más vulnerables para llevar adelante esta campaña".

Asimismo, Báez señaló que la preocupación real de los funcionarios locales es la "militancia y la organización barrial" que representa la Tupac Amaru, referenciada en la figura de Milagro Sala, hoy presa en Jujuy.

"Es una organización política, y estos tipos creen que por tener banderas con el Che y Evita y dedicarse a construir barrios para los más humildes, son automáticamente delincuentes", dijo el abogado y añadió: "Ya de por sí, el propio gobernador Cornejo es un hombre que cree que todos tienen que estar en la cárcel, que aún en el proceso deberían estar en la cárcel y llegar al juicio oral en la cárcel".

En esta línea, Fanny Villegas ya se convirtió en la quinta presa política de la Tupac Amaru en Mendoza, en tan solo un mes.