martes, 13 de junio de 2017

De la tiza y el carbon al aerosol y la birome

Bases Ciudadanas: apología del volante escrito con birome

En Occidente, todo indica que la gente de a pie está venciendo a los aparatos electorales tradicionales. El kirchnerismo y su apuesta por aquellos que desplegaron la campaña artesanal de 2015

Por José Cornejo*. Fotos de Fotosur.

Sábado al mediodía. Me llega un mensaje por Telegram. "¿Qué hacés 15:30? ¿Te interesa el lanzamiento de Bases Ciudadanas en Avellaneda?". A días de la presentación legal de fórmulas y subfórmulas (miércoles 14), el mapa electoral está turbulentísimo. Existe en la Provincia un escenario donde el kirchnerismo no se presentará como Partido Justicialista y nacerá un nuevo frente partidario. El Frente Ciudadano es una posibilidad.

Llegué casi puntual para una exposición del Profe Romero. En el power, denuncia la cobertura de Clarín del conflicto docente. (Nota mental: en UTE, donde compartí mesa con él, tampoco había actores del sabbatellismo. ¿Se habrá distanciado?).

El centro cultural de Piñeyro es relativamente pequeño y no hay distancia con el escenario. El público estaba compuesto mayoritariamente por gente mayor que lo interrumpía todo el tiempo. Por momentos, los participantes discutían entre sí. Bastante cancha mostraba el Profe para lidiar con una asistencia tan activa. Terminó su exposición a las 17 en punto y hasta acá, el único dato llamativo fue el protagonismo de los espectadores.

De repente, un cordón militante y entran a paso veloz Máximo Kirchner, Juliana Di Tulio y los militantes que siempre lo acompañan. Además estaban los infaltables Walter Correa, de Curtidores, y Carlos Castagnetto, ex arquero del lobo platense y ex hombre fuerte del Ministerio de Desarrollo Social. Venían de otro acto con el intendente Jorge Ferraresi.

Una oradora leyó los diez puntos programáticos de las Bases Ciudadanas y todos los presentes votaron a mano alzada. Enseguida, el micrófono pasó para la diputada blonda.

Di Tulio tuvo un discurso encendido, Cristina style. Resonaron frases como "si no nos dicen qué quieren hacer es porque ocultan intereses inconfesables" y "que definan si quieren unidad o que no rompan más las pelotas". Luego fue el turno de Máximo. Siempre los asistentes quedan estupefactos con el timbre de voz, los gestos, los conceptos. Es la viva imagen de Néstor Kirchner. Pero este era un público aguerrido y después del encantamiento inicial, volvieron a la carga respondiéndole al líder camporista, redondeando sus conceptos, completando o matizando sus definiciones.

La exposición de Máximo tuvo dos mitades. En la primera subrayó el enemigo principal: el poder ejecutivo que conduce Mauricio Macri y su gestión ecónomica. "Para mí, a este gobierno no le están saliendo las cosas mal. Le están saliendo bien. Este es el país que quieren construir. Desde el 10 de diciembre de 2015, a Clarín le va muy bien. ¿A ustedes cómo les va?".

La segunda mitad se refirió, sin mencionarlo, a la fórmula que presentaría el ex ministro Florencio Randazzo. "Cristina se cansó de repetir que quiere unidad. ¿Qué más quieren? Si es verdad que buscan la unidad, que el lunes presenten una nota en Diputados y los aceptamos de nuevo en el bloque." La exposición fue relativamente breve, afortunadamente, porque los presentes querían tocarlo, abrazarlo, besarlo. Arremolinarse.

Ligeramente confundido, indagué a los organizadores sobre esta interacción entre oradores y oyentes. Me explicaron que la intención de Bases Ciudadanas es convocar a todos esos vecinos de a pie que militaron la última campaña presidencial. Los héroes anónimos del cara a cara.

Todo parece indicar que en el peronismo se jugarán dos proyectos. El polo de los votos, los vecinos y los territorios, esto es, la alianza de CFK con los intendentes. Y del otro lado, los cuadros dirigentes intermedios del anterior gobierno, que hasta el día fecha no parecen tener otra alianza que con los medios oligopólicos.

* Director Agencia Paco Urondo



Libre de virus. www.avast.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario