martes, 27 de junio de 2017

Los abusos en el cardenal Newman

http://www.lanacion.com.ar/1971564-la-larga-lucha-de-un-hombre-para-develar-el-abuso-que-sufrio-hace-mas-de-30-anos
http://www.diarioregistrado.com/sociedad-/el-director-de-colegio-newman-le-pidio-perdon-a-rufino-varela-por-el-abuso-sexual-sufrido_a586cf9c46cafd4911a4848dc
http://www.telam.com.ar/notas/201706/193528-irlanda-abusos-colegio-cardenal-newman.html
HAY AL MENOS 22 DENUNCIAS DE EXALUMNOS
martes 27 de Junio de 2017

Irlanda investiga los casos de abusos en el colegio Newman

Ocurrieron hace por lo menos 40 años. El presidente Mauricio Macri fue alumno de la institución. El Papa se disculpó con las víctimas.
LA INSTITUCIÓN. La sede central del colegio de                      San Isidro se encuentra en Irlanda, por eso                      interviene el país. El Papa pidió disculpas                      públicamente en nombre de la Iglesia.

LA INSTITUCIÓN. La sede central del colegio de San Isidro se encuentra en Irlanda, por eso interviene el país. El Papa pidió disculpas públicamente en nombre de la Iglesia.

El escándalo que desató las denuncias de abusos de al menos 22 ex alumnos del Colegio Cardenal Newman, ubicado en San Isidro, por parte de sacerdotes de la institución ya llegó a la Justicia de Irlanda. Estos se debe a que la sede central donde funciona la congregación "Christian Brothers" está ubicada en el país europeo.

La Oficina de Servicios de Protección de la Guardia Cívica (GNPSB, por su sigla en inglés) le envió un mail a Rufino Varela, el único exalumno que hasta ahora contó públicamente los abusos que sufrió en el colegio. En ese correo, un agente le adelanta que la oficina de minoridad (TUSLA), abrió una investigación para conocer la responsabilidad de los Christian Brothers tanto en los abusos como en el encubrimiento por parte de la escuela.

Los abusos ocurrieron hace más de 40 años, las víctimas tienen hoy entre 50 y 60 años. De todos ellos, el único que los hizo públicos fue Varela, de 52 años, quien en diciembre del año pasado en un reportaje denunció que fue víctima de un abuso cometido por Finnlugh Mac Conastair, un capellán irlandés al que todos llamaban "padre Alfredo".

El pasado 10 de abril, en una carta pública, el hermano Hugo Cáceres, superior regional de la congregación de los Christian Brothers de América Latina, pidió perdón a "todas las víctimas" del colegio, dando por hecho que Varela no había sido el único.

Para entonces, el Newman, uno de los colegios más exclusivos de la Argentina, era una olla a presión dividida entre quienes apoyaban a Varela y los que le reprochaban haber lavado los trapos sucios fuera de casa.

El 14 de marzo pasado, Varela había decidido reencontrarse después de 40 años con muchos de sus excompañeros y se sumó a un asado en una parroquia de Virreyes. Creía que el llamado del papa Francisco para pedirle perdón en nombre de la Iglesia podía haber calmado los ánimos entre sus excompañeros.Pero haberse convertido en una de las pocas víctimas de abuso sexual en recibir un llamado del mismísimo Papa no hizo más que profundizar las divisiones. Varela escuchó primero recriminaciones, pero poco a poco otros se animaron a contar lo que les había pasado y así supo que la lista era extensa.

De su camada suman al menos 11 los casos de abuso, y en todo el colegio ya se contabilizan 22, según los datos que maneja Varela. En el mail que la víctima recibió la semana pasada, la Policía de Irlanda le pide que "acerque el contacto de otras víctimas y también de los abusadores que podrían seguir vivos".

Ubicado en San Isidro, el Newman es uno de los pocos colegios que sigue siendo sólo para varones. Por sus aulas pasaron varias figuras del gabinete (Luis Caputo, Jorge Triaca, Alfonso Prat Gay -ex titular de Hacienda-, entre otros), hasta el presidente Mauricio Macri.

Hasta ahora, el colegio se limitó a ofrecer disculpas públicas y sólo lo hizo después de que Varela decidiera contar lo que le había ocurrido. La víctima contó que a lo largo de 2016 se reunió en cuatro oportunidades con Alberto Olivero, director del Newman, y una vez con el sacerdote John Burke, exrector del colegio cuando ocurrieron los abusos denunciados. Todas las veces reclamó lo mismo: un pedido público de perdón.

La intervención de la Policía de Irlanda abre un nuevo capítulo centrado esta vez en John "Brother" Burke, quien actualmente vive en ese país y estuvo a cargo del colegio durante 18 años.



Libre de virus. www.avast.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario