sábado, 1 de abril de 2017

Elecciones en Ecuador

 "Las resonancias de estos comicios se darán en América Latina y el mundo"

GPS Internacional
URL corto
Fabián Cardozo
Elecciones en Ecuador (2017) (106)
0 24 0 0

El domingo 2 de abril se define el destino de Ecuador para los próximos años en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Sputnik consultó al analista político Daniel Kersffeld para entender lo que está en juego en esta instancia para el país y la región.

"La revolución ciudadana es el nombre de este proceso político de poco más de una década donde se operó un cambio a todo nivel en el país. Hasta el momento en que Rafael Correa asume la presidencia, Ecuador se caracterizó por una enorme inestabilidad en sus gobiernos", sostuvo Kersffeld. "El opositor Guillermo Laso propone un corte radical con todo lo que se vino construyendo y plantea básicamente una vuelta hacia el esquema neoliberal en su sentido más radical", añadió. "Los últimos días se vieron imágenes de violencia de militantes de la oposición pegándole a un dirigente del oficialismo. Yo no recuerdo una campaña donde se hayan expresado de manera tan grave las distintas posiciones", consideró el analista.

Kersffeld señaló los avances sociales de este período y los desafíos del país hacia delante. "En Ecuador ya no hay analfabetismo y este problema se eliminó en estos últimos diez años. Además no hay ningún otro país en la región, ni siquiera los más desarrollados, que hayan construido la cantidad de hospitales y centros de salud pública como en Ecuador en pocos años", indicó. "Las propuestas nuevas del candidato Lenín Moreno apuntan a una mayor inclusión social de las personas con profundización de las políticas sociales con una política de vivienda que resuelva la falta de vivienda propia", dijo Kersffeld en entrevista con Sputnik y Radio Uruguay.

Además en GPS Internacional, nos adentramos en el panorama económico y político en Brasil, tras el operativo "Carne Fraca" y la condena del ex presidente de diputados, Eduardo Cunha. "Es una operación geopolítica. La policía federal brasileña está totalmente vinculada a intereses ajenos a Brasil, tienen convenio con el FBI y prácticas muy sintonizadas con el Departamento de Justicia de EEUU y no se ignora que Brasil es uno de los grandes exportadores de carne a nivel mundial", opinó el periodista y analista Beto Almeida. "Evidentemente hay corrupción y fraude pero también se construyó una historia sensacionalista", agregó. "Hay un interés que pretende que Brasil no pueda desempeñar el papel que estaba jugando sobre todo en los BRICS y en la integración latinoamericana". El analista brasileño también hizo referencia a la condena del ex diputado Eduardo Cunha y a la eventualidad de un nuevo juicio político al presidente Michel Temer.

En el cierre, el analista internacional Sergio Rodríguez Gelfenstein recorrió la historia de la Organización de Estados Americanos, las distintas etapas y episodios que marcaron su presencia hemisférica en América Latina y su presente en donde disputa espacios con CELAC y UNASUR. "La OEA tendrá el futuro que EEUU decida que tenga y mientras haya gobierno leales a ese país en la región, seguirá funcionando", sostuvo el analista.



Libre de virus. www.avast.com

Venezuela Comenzo el conteo regresivo del golpe


Libre de virus. www.avast.com

Aparecen las lluvias: claro que de DESINVERSIONES

 AHORA ES LA DE "PUMA" .......Y VAN......??

"Decidimos cerrar por cómo está el país", dijeron autoridades de la marca deportiva alemana. Ahora importarán los productos. Los trabajadores intentan quedarse con…

Libre de virus. www.avast.com

Todos lo perciben ; Nosotros lo definimos como que "Hay que cortar grueso"

LETRA P – PALAZZO / Para octubre, "con el peronismo no alcanza, el adversario es muy sofisticado"

A continuación reproducimos una entrevista publicada en el sitio Letra P al titular de la Asociación Bancaria y referente de la Corriente Federal de Trabajadores Sergio Palazzo. La misma fue realizada por el periodista Claudio Mardones. 

En octubre de 2009, el mendocino Sergio Palazzo fue electo secretario adjunto de la Asociación Bancaria junto a Juan José Zanola como titular. El segundo plano del ex encargado de Acción Social y Deportes de la entidad gremial duró poco, porque su compañero de lista fue detenido por el caso de la "mafia de los medicamentos". Antes de las elecciones que confirmaron la reelección de Zanola y sellaron el futuro de Palazzo, la obra social fue intervenida por decisión de la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Han pasado casi ocho años desde aquellos encontronazos que llamó "un circo mediático" para torcer los comicios de 2009. En la actualidad, transita el último año del mandato 2013-2017 y es uno de los dirigentes gremiales más aborrecidos por la administración de Cambiemos, que lo tilda de "sindicalista K", especialmente porque su gremio logró romper el techo del 18% anual que había previsto el presidente Mauricio Macri como aumento salarial para este año.

A fines de los 90, como titular de la seccional de su provincia, tuvo que afrontar la liquidación de los bancos de Previsión Social y de Mendoza, en una fusión que finalmente quedó en manos de su coterráneo el financista del menemismo Raúl Moneta. Con un pasado militante en el radicalismo y duras peleas públicas con el kirchnerismo cuando estuvo en el poder, Palazzo advierte, en diálogo con Letra P, que la política económica de la administración de Macri exige la unidad de sectores opositores políticos, sociales y sindicales. Antes de la reunificación de la CGT, en agosto pasado, el bancario lanzó su candidatura a encabezarla. Su gremio esta en la franja de salarios que supera la media y la actualización anual habitualmente registra uno de los mejores porcentajes de aumento. Con esa acumulación, La Bancaria le ganó la primera pulseada paritaria de 2017 al Gobierno, que impugnó el acuerdo en la Justicia y perdió.

-¿Cómo fue el desarrollo de la negociación paritaria con la que lograron romper techo de aumento del 18%?

-Muy duro. Fue una negociación que estuvo contaminada por una presencia del Estado a favor del sector patronal, que en vez de buscar el bien común de forma equidistante, decidió jugar su partido en la cancha del sector empresario para perjudicar a los trabajadores. A partir de ahí fue una pelea importante que la Asociación Bancaria logró sortear eficazmente. Lo pudimos torcer gracias a que los compañeros estuvieron a la altura de las circunstancias y nos dieron la fortaleza suficiente para no resignar en nada el acuerdo que teníamos preestablecido desde noviembre. Así pudimos sortear ese techo que nos quisieron imponer del 18 por ciento anual en cuatro cuotas.

-¿Esperaban que el Gobierno impidiera la homologación del acuerdo en la Justicia?

-Que recurriera a la Justicia no tiene ningún asidero. La ley 23.546 dice en su articulo 5 que, si las representaciones paritarias han acordado, el acuerdo debe ser homologado por los sectores que no querían firmarlo, en este caso, la Asociación de Bancos Argentinos (ABA) y el Banco Central. Eso no es todo: el artículo 6 de la misma ley dice que, cuando hayan pasado 30 días del acuerdo presentado ante el Ministerio de Trabajo, tiene que ser homologado tácitamente. Este acuerdo que firmamos ya había superado ese tiempo y en la Justicia no había ninguna chance para ellos.

-¿Cómo se explica entonces que el Gobierno haya avanzado de este modo en tribunales? ¿Fue para ganar tiempo?

-La idea que tuvo siempre fue amedrentar. Ahora quiere amedrentar a los jueces pidiendo el el juicio político porque resolvieron favorable a La Bancaria. Pensó que a partir de la presentacion judicial, como la que firmó Vidal con los estatales, nuestro sindicato iba a dar marcha atrás y lo que hicimos fue ponernos mas duros, no solo en el terreno judicial, sino en lo gremial con el paro de 72 horas.

-Desde que asumió Mauricio Macri ¿Cuál ha sido la ganancia de los bancos hasta ahora?

-El nivel de rentabilidad de los bancos en materia de dinero fue de 74 mil millones de pesos durante el ejercicio 2016, que cerró hace dos meses. Pero, si lo medimos por el "ratio" de rentabilidad sobre el capital, la ganancia fue del 35,2 por ciento. Antes de que asumiera Macri, ese "ratio" estuvo en el 30 por ciento. Es decir que no sólo ganaron mas dinero, sino que mejoraron el nivel de rentabilidad en cinco puntos.

-¿Ese nivel de ganancia fue determinante para que pudieran superar el techo del 18% que impuso el Gobierno?

-En la negociación fuimos con tres ejes: uno tiene que ver con la rentabilidad del sector, otro con el impacto del Impuesto a las Ganancias sobre el salario y el tercero con los niveles de la canasta familiar. Así, hemos logrado que el aumento quede en un 24,5% y que, a partir de ahi, cualquier incidencia inflacionaria que tenga el salario por encima del 19,5% debe ser contemplado como un reconocimiento, que no sólo tiene que ver con lo que perciba ese mes, sino que es retroactivo al 1° de enero. –

-¿Cómo impactará el desenlace de este conflicto en el resto de los acuerdos paritarios en marcha?

-Las paritarias siempre dependen de cada sector, que la manejan de acuerdo a lo que establecen los cuerpos orgánicos de los sindicatos. No todas las paritarias son iguales: hay sectores y actividades donde los compañeros tratan de que no les echen trabajadores, como pasa en la industria, donde hay una grave retracción. En ese caso, lo que más se cuida son los puestos de trabajo. Hay otras paritarias donde esto puede servir. Pero, más allá de un punto más o un punto menos, el tema central es que vulneramos el concepto que quería regular el Estado de un porcentaje igual para los sectores que están mal y los que están bien. Eso no corresponde. La paritaria es libre y es una negociación entre patronal y trabajadores que se tiene que homologar por el Ministerio de Trabajo cuando no afecta el bien común. Esto sirve para que el Estado no venga a imponer un numero, pero no es una referencia en cuanto al porcentaje: cada uno debate de acuerdo a su actividad.

-Esta semana, en medio de la negociación paritaria de la provincia de Buenos Aires con los gremios docentes, comenzó una campaña en las redes sociales para deslegitimar a los maestros con la idea de impulsar un voluntariado, promocionado desde un call center del oficialismo. Luego se supo que el primero en tuitear su propuesta es un miembro de Cambiemos que fue integrante del Batallón 601 de inteligencia del Ejército. En el medio, Roberto Baradel ya recibió varias amenazas contra su familia. ¿Cual es su opinión sobre la forma en que la gobernadora María Eugenia Vidal afronta la negociación con los docentes?

-Toda mi solidaridad con Robi Baradel por las amenazas que sufrió junto a su familia. Es deplorable que recurran a una campaña de trolls rentados para deslegitimar el conflicto docente. La aparición de personajes nefastos y de pasado oscuro no es exclusividad de este tipo que se ofrece de maestro voluntario. Es casi una constante de este Gobierno en su desprecio por los derechos humanos y la designación de personas en la función pública con antecedentes y opiniones vinculados a la dictadura. Con todo esto, Vidal incumple una vez más desde la gestión su promesa de campaña. "Las paritarias van a ser libres en el gobierno de Mauricio", decía ella por entonces.
"No alcanza con paliativos, porque el concepto central es la apertura de importaciones y eso es la pérdida de puestos de trabajo y cierre de PyME's"

-Este sábado, Letra P anticipó que el Gobierno tiene un plan vinculado al "compre nacional" para regular importaciones y evitar el paro nacional que convocó la CGT. ¿Usted cree que el Gobierno tiene posibilidades frenar el paro y retomar la Mesa de Dialogo que la dirigencia sindical dio por concluida cuando lanzó la marcha del 7 de marzo?

-La marcha del 7 de marzo va a ser muy contundente y el nivel de movilización hará que el paro se deba cumplir. El Gobierno plantea algunos cambios, pero el Presidente ya ha dicho claramente cuál es su concepto: dijo que la apertura de importaciones vino para quedarse y es una definición política que no avizora buenos resultados. No alcanza con paliativos, porque el concepto central es la apertura de importaciones y eso es la pérdida de puestos de trabajo y cierre de pymes que no pueden competir con costos chinos o taiwaneses, porque producen con trabajo esclavo condenado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

-Macri pronosticó para este año electoral la generación de nuevos puestos de trabajo y celebró la sanción de la reforma a la ley de ART. ¿Cree que se revertirá el incremento de la desocupación?

-Van por muy mal camino si la generación de empleo la quieren generar con flexiblizaciones laborales hechas por decreto, porque no les dan los números en el Congreso. En los '90 intentaron con pasantías y con los mismos proyectos, que incluían toda esta batería de desgravaciones impositivas. Todo fue para mejorar la rentabilidad de las empresas y no para mejorar el empleo. Si van por ese camino, están equivocados y cualquier economista puede verificar que no hay crecimiento. La baja de la inflación es un resultado de la recesión y eso no mejora la economía.

-El titular del gremio de Sanidad y miembro de la conducción unificada de la CGT, Héctor Daer, dijo que no quieren partidizar la marcha del 7. Fue para cruzar a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que había convocado a participar de la movilización en lugar de acompañarla durante su testimonial en los tribunales de Comodoro Py, previstos para el mismo día. ¿Coincide con Daer?

-Yo creo que todos los apoyos que reciba la marcha son bienvenidos. Está bien que la CGT plantee no partidizarlo. En todo caso, los que quieran apoyar, que sumen sus cuadros militantes detrás de las columnas del movimiento obrero. Todos los apoyos son necesarios y por eso está bien que la ex presidenta sume su apoyo para que haya más gente. El concepto de no partidizar es correcto por parte de los compañeros de la CGT. Bienvenidos todos los sectores políticos: la marcha ya fue apoyada por el Frente Renovador, el socialismo y otras fuerzas, por eso creo que está bien que la ex presidenta también lo haga.

-Desde su reunificación en agosto pasado, la respuesta de la CGT ante las medidas del Gobierno ha sido muy criticada, especialmente por tardía. ¿Cree que el Consejo Directivo confederal cambiará de posición?

-En La Bancaria y en la Corriente Federal de Trabajadores que integramos hemos dicho claramente que las medidas de confrontación tendrían que haber sido resueltas mucho antes. Pero entre quedarme con ese concepto, prefiero quedarme con la decisión de confrontar. Elijo profundizar esa coincidencia, porque el "ahora" nos impone buscar la mayor cantidad de esfuerzos para hacerle frente a una política económica que perjudica a los trabajadores. Lo que teníamos que decir ya lo dijimos. Tenemos que unificar toda la lucha que anda dando vueltas.

-Esta semana, la CGT publicó un documento donde dice que las únicas inversiones que llegaron son las especulativas y le exige al Gobierno un cambio en la política económica. ¿Suscribiría ese documento?

-Es un buen documento que analiza la situación económica. Coincido, pero habría que agregarle que cuando el Gobierno se entromete en las paritarias, como hizo con nosotros, y cuando el Presidente se arroga facultades que no le son propias en materia salarial y dice que pagará un aumento anual con la inflación como techo, lo que está diciendo es que consolida un sistema de inequidad e injusticia y cristaliza la pobreza del 30%. Si tenemos presente que hacen falta 13.000 pesos para no ser pobre y que el 70% de los trabajadores cobra menos de 9.000 pesos, lo que dice Macri es que no les permitirá mejorar su nivel de ingresos por encima de la inflación. Quiere decir que consolidó ese 30% de argentinos pobres porque nunca les va a permitir recuperar el poder adquisitivo. Creo que tendríamos que haber profundizado ese concepto, pero en términos de política económica coincido.

-¿Esta coincidencia puede acercar a La Bancaria al Consejo Directivo de la CGT?

-Por más que no estemos en la conducción formamos parte de la CGT. Acá lo importante es decir que, si Consejo Directivo toma un camino de confrontación con el Gobierno, ahí estará La Bancaria, porque creemos que esta política económica es muy nociva. Si Macri no la cambia, tendremos que estar todos juntos bregando para que así sea. Estaremos en la CGT en la medida en que se decida confrontar con esta política.

-Arrancó un año electoral clave, donde Cambiemos buscará revalidar los títulos en las legislativas. ¿Cómo impacta la polarización y la oposición al macrismo dentro del movimiento obrero?

-Creo que es muy necesario que confluyan todos los sectores políticos gremiales y sociales que tengan una visión distinta a la del rumbo que sostiene el macrismo. Tienen que confluir en un espacio de construcción de una propuesta. No digo que primero sea de candidaturas: eso depende del consenso mayoritario de los sectores que estén dentro de ese espacio y del candidato que mejor mida. Ése deberá encabezar para transformarla en una propuesta electoral, pero tenemos que trabajar sin egoísmos y sin coronita.

-¿A que se refiere?

-Acá no tiene que haber proscripciones y tampoco tiene que haber nadie que se quede con la camiseta puesta de numero 10. Quien mejor interprete los niveles de consenso contra las políticas de Macri es quien tendrá que encabezar.

-Esta semana que pasó, la CGT se reunió con distintos partidos, pero el plato fuerte fue con el Consejo Nacional del Partido Justicialista. Algunos hablan de la posible candatura de CFK en nombre del peronismo y otros apuestan a alternativas que incluyen su ausencia. ¿Para Ud será candidata?

-Yo creo que con el peronismo y con el kirchnerismo adentro no alcanza. Si nos planteamos un escenario hipotético de construcción de una propuesta, tiene que ser abarcativa de diversos pensamientos políticos y sociales que la integren. El adversario que tenemos en frente es muy sofisticado. Es la década del noventa sofisticada y recargada porque Macri tiene un blindaje mediático muy grande. Por eso digo que no alcanza el peronismo con el kircherismo adentro: hay que articular con los sectores sociales ,sindicales y políticos que tengan un tronco o una raíz nacional y popular y que defienda un modelo de país distinto a lo que sostiene Macri. Ahora, en ese contexto, la ex presidenta es una figura más que está en carrera.

-¿Apoyaría la candidatura de Florencio Randazzo?

-De Randazzo no puedo opinar porque no sé qué es lo que hace. Porque se fue cuando terminó el Gobierno anterior y nunca más estuvo en política. La verdad que lo que quiera o no quiera hacer Randazzo es una incógnita para todos, pero no me corresponde opinar porque parece que no quiere paticipar. Y como no está en carrera, no me corresponde opinar.

-En los últimos 35 años hubo distintas herramientas electorales promovidas por el sindicalismo. La CTA, con Víctor de Gernaro a la cabeza, promovió durante años opciones inspiradas en el PT de Lula. Hugo Moyano fue candidato en la Provincia de Buenos Aires, junto al empresario Francisco De Narváez. En este escenario, ¿sucede una nueva posibilidad electoral para que las organizaciones sindicales disputen el voto?

-A los dirigentes sindicales que se dedicaron a la construcción de un espacio político propio les ha ido bastante mal. Desde Saúl Ubaldini en adelante. Creo que el movimiento obrero tiene que participar en política porque es un gran actor actor de la política nacional. El mundo se rige por el capital y el trabajo con una intermediación del Estado. El capital genera agenda y el mundo del trabajo no. Entonces tenemos que participar en política, pero después de generar una propuesta sobre políticas de Estado. Después hay que dar un salto de calidad y participar en un partido, en un frente, o en varios partidos, o en varios frentes. La presencia de dirigentes del movimiento obrero en el Parlamento es lo que garantiza la voz de los trabajadores para sancionar leyes que favorezcan el mundo del trabajo, pero hay que hacerlo en un marco mucho más amplio. Hay que recordar que Ubaldini, una referencia inexcusable en el mundo sindical, terminó sacando el 5% de los votos como candidato a gobernador de la Provincia de Buenos Aires.

-Después del acuerdo paritario lo llamó la ex presidenta para felicitarlo y le llovieron las críticas. Después Diego Maradona le hizo llegar su apoyo por las redes. ¿Fueron los únicos?

-El Diego nos puso la espalda más grande que la del Ancho Rubén Peuchele. Le agradezco sus conceptos elogiosos. Que provengan del Diego nos llena de profundo orgullo. La ex presidenta me había llamado para interiorizarse del acuerdo cuando fue firmado. Yo tengo un buen trato con ella y cuando se enteró de los números me llamó para felicitarme porque no habíamos resignado nada de lo que habíamos ido a buscar en la negociación. No soy ingenuo: la ex presidenta genera esa trascendencia, pero llamaron otros sectores. Sería injusto no mencionarlos: llamaron los compañeros de la CGT, el titular del Partido Socialista, el propio (ex presidente del Banco Nación) Carlos Melconián, que llamó para felicitar. También Sergio Massa, Graciela Camaño y Ricardo Alfonsín, con quien tengo una buena relación personal y tienen sus divergencias dentro del radicalismo por su relación con el PRO.



Libre de virus. www.avast.com

FRAUDE ELECTRÓNICO

 El gobierno vuelve a la carga, ahora a través de la manipulación de los padrones

Servini de Cubría: "Si le quieren bajar electores,  con este sistema se los bajan".

Esta noticia salió en el interior de la última edición de Tiempo Argentino y en página par, la 16, cuando según mi criterio merecía ser destacada, y más en momentos en que la vicepresidenta ha dicho muy suelta de cuerpo que habría que suprimir las elecciones legislativas de medio término. Se trata nada más ni nada menos de un nuevo intento gubernamental para amañar las elecciones de octubre a fin de evitar una estrepitosa derrota que lo ponga al borde del K.O.  Luego del fracaso (ojo, en cualquier momento vuelven a la carga) de sus intentos por imponer el voto electrónico (fracaso en el que no todo el mérito es de la oposición; también se lo debemos a Putin y a la paranoia desatada por la posibilidad de que hackers de potencias extranjeras puedan decidir las elecciones si se utilizan esos sistemas que hizo que Holanda volviera a las boletas de papel y el conteo manual en las recientes elecciones) ahora procuran meter mano en los padrones a través del control absoluto en manos de la Cámara Nacional Electoral, es decir de Santiago Corcuera y Alberto Dalla Vía, dejando a los jueces electorales sin la potestad de dirigir el proceso de actualización de los padrones (eliminar fallecidos, cambios de domicilio, etc.) en favor de ese reducidísimo tribunal de alzada. Como advirtió una de las damnificadas por la medida, María Servini de Cubría (foto), respecto al sistema implementado en Córdoba (cabeza de playa para intentar extenderlo a todo el país): "Le están entregando la elección a un sistema que es inseguro y que además no está ni terminado ni probado. Elija el distrito electoral que quiera, si le quieren bajar electores,  con este sistema se los bajan. Con un sistema así. ¿cóm,o se yo quien tiene una clave de acceso? Los especialistas que consulté me dicen que no tiene ninguna seguridad". Por su parte, el diputado Rodolfo Tailhade advierte que el sistema podría quedar bajo el control de un allegado al prsidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti. Gabriel Mehlman,  que de él se trata, es quien está a cargo de la Unidad ejecutora del proyecto de informatización del Poder ejecutivo nacional. Y también está sumariado por truchar el sorteo de la causa Nisman, arrebatándosela al juez Sebastián Casanello. Les recomiendo leer, de manera complementaria, esta otra nota, acerca de las manipulaciones que se producen en la cúspide de un Poder Judicial corrupto desde antes que asumiera Macri la presidencia. Quien quiera oir, que oiga. Más claro, echarle agua. Los dejo con Martín Piqué.

 

ADVIERTEN QUE EL NUEVO SISTEMA DE CONTROL DE PADRONES ES VULNERABLE

POR MARTÍN PIQUE / TIEMPO ARGENTINO

"Le están entregando la elección a un sistema que es inseguro", sostuvo la jueza Servini de Cubría. La justicia electoral reclama precisiones

Hace tres semanas, en una reunión plenaria del Consejo de la Magistratura, se aprobó por mayoría, con algunas abstenciones, la implementación de un convenio con la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) regional Córdoba para poner en marcha un nuevo software de gestión electoral. La convalidación por parte de los consejeros del acuerdo con la UTN cordobesa no tuvo, inicialmente, demasiada repercusión. Ese convenio, a cuyo contenido tuvo acceso Tiempo, y en el que tiene una incidencia clave la Cámara Nacional Electoral, implica una erogación por parte del Estado de 9.108.000 pesos, a pagar en 12 cuotas mensuales consecutivas de 759 mil pesos. Se trata de una cifra significativa para una contratación directa. No se evaluaron otras propuestas más que la de la UTN mediterránea, pero no es justamente la cuestión económica la que está haciendo crecer una dura polémica en torno al Sistema de Gestión Electoral (SGE) elaborado por los ingenieros cordobeses. El corazón del problema, reconocido en confianza por abogados, jueces y camaristas, es que el software de administración y actualización centralizada de los padrones electorales no garantiza que los datos personales de los electores –todos los ciudadanos en condiciones de votar– no sean manipulados, ni adulterados, ni modificados sus domicilios, para incidir en el resultado.

El primer reflejo público de que se estaba gestando un clima de sospechas alrededor del nuevo software electoral, con acusaciones veladas, lo aportó la periodista Natalia Aguiar, autora de un libro biográfico sobre Ricardo Lorenzetti, El Señor de la Corte. "Lorenzetti logró firmar con la Universidad de Córdoba un millonario contrato para poder cambiar el software del Poder Judicial electoral, y esto le permitiría manipular los datos, subir o bajar votantes y dar vuelta una elección", señaló la periodista, en diálogo con Gustavo Sylvestre. Aguiar fue la protagonista inesperada de un episodio extraño. Denunció que su libro, al salir de la imprenta, había sido retirado de las librerías sin explicación convincente. A los dos días volvió a ser distribuido, sin que se profundizara demasiado sobre lo ocurrido.

Todo podía haber quedado allí. Pero los jueces federales de primera instancia con competencia electoral, sobre todo María Romilda Servini de Cubría –titular del juzgado federal 1º de Capital Federal–, comenzaron a reclamar precisiones, a hacer requerimientos y, finalmente, a convocar a los apoderados nacionales de todos los partidos políticos para advertirles sobre los riesgos del nuevo software. Uno de los aspectos sensibles del SGE elaborado por la UTN es que prevé la migración de todo el padrón nacional a una única base de datos cuya operación pasaría a depender directa y exclusivamente de la Cámara Nacional Electoral, integrada por los camaristas Santiago Corcuera (titular) y Alberto Dalla Via. Así, Servini y el resto de los jueces electorales del país –uno por cada distrito– se quedarían así sin una de las potestades que tenían hasta ahora: la de ordenar ellos, y no el tribunal de Alzada, el proceso de actualización, por ejemplo de fallecidos o cambios de domicilio, del padrón de cada provincia.

Más allá de la pelea por competencias que en definitiva son espacios de poder, la polémica por el SGE desnuda las desconfianzas que reinan en el ambiente judicial en torno a la confiabilidad e imparcialidad de la red informática que se emplea en el funcionamiento cotidiano. El incidente de la manipulación en el sorteo de la causa sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman –el sistema se la había asignado al juez Sebastián Casanello pero tras una intervención manual se la adjudicaron a Julián Ercolini– refleja la opacidad que reina en el 'data center' del Poder Judicial (Lavalle 1240), donde funcionan los servidores de Tribunales y la base de datos con todos los expedientes de la Justicia nacional. Otro antecedente que indica riesgos de vulnerabilidad está dado en la cantidad de claves de acceso remoto a la red que fueron repartidas entre empleados del área. No se conocen registros con los nombres de quienes poseen esos accesos.

En diálogo con Tiempo, la propia Servini de Cubría ratificó su inquietud por la implementación del software desarrollado en Córdoba. "Le están entregando la elección a un sistema que es inseguro. Además no está ni terminado ni probado. Elija el distrito electoral que quiera, si le quieren bajar electores, con este sistema se los bajan. Con un sistema así, ¿cómo sé yo quién tiene una clave (de acceso al sistema)? Los especialistas a quienes consulté me dicen que no tiene ninguna seguridad", advirtió la jueza. El convenio con la UTN tampoco genera confianaza entre algunos miembros del Consejo de la Magistratura. El diputado Rodolfo Tailhade (FpV) e integrante del Consejo acuerda en que "el software va a ser un peligro", sobre todo por la posible intervención de la Dirección General de Tecnología del órgano que analiza la conducta de los jueces. "(Gabriel) Mehlman ya no es más director, pero las cosas siguen exactamente igual ahí", agregó. Se refería a Gabriel Mehlman, un allegado a Lorenzetti, a quien se le abrió un sumario tras el episodio del sorteo de la causa Nisman. Ex director de Tecnología, Mehlman hoy está a cargo de la Unidad Ejecutora del Proyecto de Informatización del PJN.



Libre de virus. www.avast.com