sábado, 1 de julio de 2017

La impensada lista de Unidad Ciudadana en Córdoba


Luego de ser cooptado por empresarios y candidatos que no expresaban cabalmente (o nada) lo que significaba el kirchnerismo a nivel nacional y sus principales políticas, finalmente el kirchnerismo cordobés se decidió y logró conformar una lista de precandidatos a diputados nacionales que se nutre de las diferentes problemáticas y protestas sociales que han sacudido a la Córdoba gobernada por el schiarettismo-delasotismo Macri friendly.
Así, la lista del Frente Córdoba Ciudadana es encabezada por un docente universitario, Pablo Carro, secretario general de ADIUC (Asociación de Docentes e Investigadores Universitarios de Córdoba) y de la CTA alineada con Hugo Yasky, que cuenta con el respaldo de la referente local de La Cámpora, y actual diputada nacional, Gabriela Estévez.
Es secundado por Eduardo Fernández, presidente de APYME (Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa) y Valentina Enet, integrante de una familia víctima de la dictadura cívico-militar; una abogada que defendió a los usuarios cordobeses de los tarifazos schiarettistas-macristas.
Cuarto aparece Pablo Riveros, militante de la lucha por la defensa del bosque nativo cordobés, amenazado nuevamente -en lo poco que queda de él- por los agronegocios; quinta, Solana López, activista del movimiento de las mujeres y el #NiUnaMenos; sexto, Osvaldo Da Costa, del sur cordobés -Río Cuarto-, sector provincial subrepresentado en todos los partidos que se presentan a estas PASO.
En el resto de la nómina (incluidos los suplentes), se observan representantes de otras luchas políticas, sindicales, culturales, de derechos humanos, y juveniles, como integrantes del Comité por la Libertad de Milagro Sala, los recolectores de residuos, e inclusive productores agropecuarios.
Esta lista, que prescinde tanto de los Ricardo Jaime, Eduardo Accastello y Daniel Giacomino como de los funcionarios bajados desde Nación durante los gobiernos K, aspira a luchar por la novena banca, hoy en poder del radicalismo, que se la birló escandalosamente a la izquierda en la pasada elección (es la que detenta Diego Mestre, el hermano del intendente de Córdoba capital, Ramón Jr).
Justamente con los sectores de izquierda, que en esta elección van divididos en dos: Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) e Izquierda al Frente, es que el kirchnerismo cordobés planifica confluir para 2019, a partir de compartir muchas de estas luchas sociales que han parido una lista impensada sólo semanas atrás.
Será tarea difícil para el espacio lograr volcar las mismas en un caudal electoral que le permita no conformarse con ser una expresión cuasi testimonial y sí poder articular espacios propios y ajenos -acostumbrados a la atomización y la desconfianza- para poder construir una alternativa al cordobesismo bipartidista (UpC-Cambiemos), que se peleará por quién le entregará como ofrenda la elección a Mauricio Macri y sus políticas de ajuste, que prometen profundizarse aún más luego de octubre.

Quiénes lloraron por la dueña de Clarín Ernestina Herrera de Noble y quiénes no

Un análisis de los avisos necrológicos publicados por el fallecimiento de la propietaria del grupo Clarín, arroja que la mayoría de ellos provinieron de las empresas y familias más acaudaladas del país (ABC1). En el sector empresarial, sobresalen las industrias de la energía, gas y petróleo, laboratorios medicinales, comunicación y el sector rural. Varios de ellos, al igual que los dueños del multimedio, implicados en negocios en paraísos fiscales. Hubo ausencia total de los otros sectores de la población como: gremios,  cultura, universidades, ONG, etc. Una cruda radiografía que muestra al servicio de quien está y de quién depende el "gran diario argentino".

Por Lea Ross | @LeandroRoss

Rogelio "Pajarito" García Lupo (1931 – 2016) es uno de los referentes del llamado Nuevo Periodismo, que se impulsó a partir de la década de los cincuenta en América Latina. Bajo el apoyo de Ernesto Che Guevara, participó de la fundación de la agencia de noticias Prensa Latina, junto con Rodolfo Walsh, Jorge Masseti y Gabriel García Márquez. Ofreció su ayuda a Eduardo Galeano para la redacción de su libro emblema "Las Venas Abiertas de América Latina". Y además, participó de la creación del periódico de la CGT de los Argentinos, también junto con Walsh y Horacio Verbitsky.

Rogelio García Lupo (izquierda), junto con Rodolfo Walsh (al medio) y el consul en Chile.

Todos los días, García Lupo se dedicaba a leer las ediciones impresas de los principales diarios del país, a la hora de buscar lo que él llamaba las "huellas" que, muchas veces, el poder siempre deja marcado. Una sección predilecta de los periódicos a la hora de buscar esas huellas son los avisos fúnebres.

Según la teoría de García Lupo, cuando alguien del poder muere, el resto se expresa a calzón quitado. La mortalidad hace que los poderosos quieran expresar su pésame, aunque eso corra el riesgo de ventilar ciertos lazos que prefieren ocultar. Con lo cual parafraseando un viejo adagio, se podría decir dime quién te llora, y te diré quién eres.

Leer mas...