jueves, 10 de agosto de 2017

¿¡cerrando la grieta????¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

La presencia mediadora de Pinedo para el traspaso del mando, fue impulsada por el capricho de Macri, que quiso sacarla del

a CFK. Ahora miente contando al reves la trama de esa chiquilinada. Somos muy piadosos al calificarlo, por su investidura

presidencial. JGC.

Macri apeló a la descalificación personal de CFK
El agravio como campaña
El Presidente afirmó que su antecesora "tiene un problema psicológico, debe creer que todavía tiene el mando". Además, insistió en que la meta de inflación es del 17, pese a que sus propios ministros ya salieron a admitir que está superada.

El discurso de cierre de la campaña de Cambiemos de cara a las PASO estuvo a cargo del presidente Mauricio Macri y fue durante una entrevista televisiva. Durante una hora de charla, volvió a responsabilizar al gobierno anterior de los ajustes que él aplicó desde diciembre de 2015 y recurrió a la descalificación personal para referirse a Cristina Kirchner: "Tiene un problema psicológico, debe creer que todavía tiene el mando", disparó.

El Presidente sabe dónde apunta. Como precandidata a senadora bonaerense, según las principales encuestadoras, CFK aventaja a todos sus rivales políticos con los que competirá en las primarias del próximo domingo.

El instante en que Macri aludió a ella fue cuando recordó el día de asunción, en el que no hubo traspaso de los atributos de mando presidencial por los requisitos que él puso y que alteraron el protocolo. "Ella tenía en su cabeza no entregar el mando porque tiene un problema psicológico", la acusó e intentó vincular esta cuestión con la varias veces postergada visita del papa Francisco a la Argentina.

"Por ahí intentó (venir al país en aquellos días, para el traspaso de mando) y no se supo", arriesgó Macri sobre el Papa, a quien calificó como un hombre que está para "perdonar y poner la otra mejilla", porque "él no vive el antikirchnerismo, él profesa el perdón". No explicó a qué se refirió con esta frase.

En la entrevista de anoche con el programa "Intratables", el mandatario también se hizo tiempo para hablar de Venezuela y de lo "feliz" que se siente "de que los argentinos hayan descubierto a María Eugenia Vidal" (la dirigente de Cambiemos con mejor imagen positiva) y de las inversiones que aún no llegaron. No se refirió a la desaparición de Santiago Maldonado, ocurrida hace ocho días durante una represión de Gendarmería contra mapuches que se manifestaban en Chubut.

Sobre cuestiones económicas, charló poco y con generalidades. Y cuando lo hizo fue para insistir con que "la meta (de inflación) para este año es del 17 por ciento". Sin embargo, esta cifra ya había sido desechada por el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, quien hace dos días admitió que "honestamente, creo que no vamos a llegar al 17 por ciento de inflación".

Macri también ratificó el rumbo de su gestión, caracterizada por los ajustes, la apertura de las importaciones y los registros que dan cuenta de caídas de la producción de distintos sectores. Omitiendo este marco, sostuvo que "después de muchos años el país está en la dirección correcta".

En otro tramo, el Presidente desempolvó el slogan "pobreza cero". Pero al hacerlo no se refirió a los índices que dan cuenta de la situación de vulnerabilidad en que cayeron millones de argentinos por la política económica del Gobierno, sino que sostuvo que su misión como Presidente es casi profética: "Vengo a liberar a ese argentino que quiere salir de la pobreza."

"Yo no vine a perpetuar en la pobreza a la gente ni tenerlos en la leve subsistencia. Vengo a liberar a los argentinos que quieren que les abran una puerta para salir de la pobreza", reiteró y lanzó una particular definición de la crisis social: "La gente no es pobre. Está pobre."

En otro momento de la entrevista se le preguntó también si gobernaba "para los ricos". La respuesta fue comparar los destinos del país con su presidencia en un club de fútbol: "Cuando llegué a Boca me dijeron que iba a hacer un club para ricos, que iban a poder ir pocos a la calle. Pero hicimos de Boca uno de los principales clubes del mundo." En su interpretación, lo mismo ocurriría con la Argentina.


Marcha por Maldonado el viernes

 Declaración de CARTA ABIERTA


SANTIAGO MALDONADO O LA NUEVA CONQUISTA DEL DESIERTO



La desaparición de Santiago Maldonado constituye un hecho de extremada gravedad. Cuando crece y se agita la campaña por el perdón a los genocidas condenados por sus crímenes durante la última dictadura y el envío a su casa de los procesados pendientes de juicio, se produce este delito en el marco de la lucha de los pueblos originarios por sus derechos. 

Carta Abierta insta a la Justicia a investigar sin cortapisas la desaparición, en la que aparece la responsabilidad de la Gendarmería y funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación. La propia Ministra de ésta cartera, Patricia Bullrich, se ocupa insólitamente de filosofar acerca de  temas como la "república mapuche" y la "acción anarquista" haciendo honor a sus antepasados. Ellos perpetraron "la conquista del desierto" cuya segunda versión ha anunciado hace poco tiempo atrás el pariente de la funcionaria y candidato a senador por Cambiemos, Esteban Bullrich. Conviene recordar que el presidente Macri es, además de comandante en jefe de las FFAA, el Jefe Superior de todas las Fuerzas de Seguridad, entre ellas la Gendarmería Nacional.

Los buenos republicanos recuerdan o deberían recordar el inciso 17 del artículo 75 de la Constitución Nacional que entre otros derechos garantiza "la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan (..)  los pueblos indígenas argentinos". Es en el marco de las luchas por hacer vigente esta promesa constitucional que se ha producido la desaparición de Santiago Maldonado.


TODOS EL PRÓXIMO VIERNES 11 A PLAZA DE MAYO POR LA INMEDIATA REAPARICIÓN CON VIDA DE SANTIAGO MALDONADO.  


IMG 20170809 WA0001


DICEN del 8


La foto del 5/6/7 que se conocio ayer

la última encuesta bonaerense: se escapa cfk

El sondeo de estos días 5, 6 y 7 de agosto lo hizo Query Argentina, para la consultora M&R:
-CFK 38,6% 
-Cambiemos 31,8%.
-Massa: 15,7%.
-Randazzo 4,1%.
-La mayor diferencia de Cristina se da en el conurbano, - 42% a 29%. Cambiemos da vuelta esa diferencia en el interior de la provincia, 38% a 31%.
-Comparando la medición de junio de la misma empresa, la fórmula de Unidad Ciudadana repuntó de un 33,5% al actual 38,6%, mientras que Cambiemos cayó de un 33,1% a un 31,8%.
-En julio ya había señalado un diferencia a favor de CFK de sólo 3 puntos.

La City se conforma con revolear la pelota y colgarse del travesaño

 

Resumen de noticias económicas y financieras del día (10/08/2017)

Triunfo de Cristina presionaría al dólar: el martes vencen $ 534.000 millones de Lebac
El Cronista
Es sobre un stock total de $ 945.000 millones. Prevén que el Central deberá subir la tasa hasta 200 puntos y gastar u$s 1000 millones si CFK gana por más de 5 puntos
Ver nota

  Caen las bolsas asiáticas en un contexto de cautela y mercados débiles
El Cronista
Las acciones chinas cayeron arrastradas por los títulos de materias primas mientras que el Nikkei tuvo un comportamiento similar debido a la precaución de los inversores por el conflicto en Corea del Norte y en la previa a un fin de semana largo.
Ver nota

El BCRA hizo la mayor intervención en la era Macri: vendió u$s 584 M, pero igual dólar trepó al récord de $ 18,05
Ambito
El Banco Central realizó este miércoles la mayor intervención durante la era Macri en la plaza cambiaria: vendió u$s 584 millones, pero igual dólar trepó al récord de $ 18,05 en agencias y bancos de la city porteña, de acuerdo al promedio de ámbito.com, en medio de una recalentada plaza cambiaria.
Ver nota

  Por clima electoral, el Merval cayó 1,6% y tocó su menor nivel en siete semanas
Ambito
La máxima cautela inversora por la incertidumbre que provoca el resultado de las inminentes PASO aceleró el proceso de ventas en la bolsa porteña, que cayó un 1,6% este miércoles y quebró el nivel de las 21.000 unidades, pese a la publicación de una nueva tanda de buenos balances.
Ver nota



Escuchemos a los investigadores del Conicet

Los candidatos por Unidad Ciudadana, Florencia Saintout y Roberto Salvarezza, dialogaron con los perjudicados de Conicet

Por Silvia Montes de Oca

"Nos desorganizan la vida. A mí personalmente, me la han desorganizado muchas veces". El precandidato a diputado nacional por Unidad Ciudadana y ex presidente del CONICET, Roberto Salvarezza terminó la frase en medio de un aplauso cerrado en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP. El encuentro previsto junto a la decana de la Facultad de Periodismo de la UNLP y concejala del FpV-PJ Nacional y Popular, Florencia Saintout sufrió una demora de un par de horas en el inicio. Con reiteradas disculpas al auditorio, Salvarezza explicó: "es que hoy pasó algo muy grave". Se refirió a que por primera vez desde que fue creado, la Policía Federal ingresó al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, contiguo al edificio del CONICET, en el barrio de Palermo, ante el reclamo que los becarios decidieron llevarlo a cabo permaneciendo allí. Un reclamo que ya lleva más de nueve meses, a pesar de las reiteradas e incumplidas promesas de solución. "Quisimos ir a ver lo que estaba pasando, a acompañar, a pedir explicaciones". En la mañana Salvarezza había visitado el Municipio de Chascomús, donde la realidad repite el patrón de la pobreza y la desocupación en fábricas textiles cerradas. A media tarde, tenía previsto estar en La Plata. Pero en el medio, a propósito de los incidentes que se estaban produciendo en el Polo Científico Tecnológico, en las ex Bodegas Giol, Salvarezza se dirigió hasta allí para luego emprender el retorno a La Plata, donde llegó minutos después de las 18 horas.

Entre tanto, la candidata Saintout visitó la Unidad Productora de Medicamentos (UPM) junto a Daniel Gollan, ex Ministro de Salud de la Nación. Allí los esperaban el vicedecano de la Facultad de Ciencias Exactas, Patricio de Urraza y el Director Técnico, de la Unidad, Arturo Hoya.

Como viene sucediendo en los encuentros que lleva adelante Unidad Ciudadana, en este caso, los candidatos estuvieron acompañados por representantes de la comunidad académica y científica. Carlos De Feo, Secretario General de CONADU (Federación nacional de docentes universitarios); Juan Manuel Padro, de la Red Federal de Afectadxs -constituida en diciembre de 2016, representa a los hoy 450 científicos que, habiendo sido recomendados para ingresar a la Carrera de Investigador Científico de CONICET (llamado CIC 2016), no han podido hacerlo; Claudio Larriesta, geólogo en Y-TEC – la empresa de tecnología creada en 2012 por YPF (51%) y el CONICET (49%), cuya misión es brindar soluciones tecnológicas de alto impacto para el sector energético y María Greco, una estudiante de la carrera de Trabajo Social a la que como a tantos otros estudiantes, el gobierno dejó de pagarle la beca correspondiente al plan Progresar, que se financia con fondos de ANSES.

Luego de conocer el equipamiento con que se desarrollan medicamentos en la UPM, que depende enteramente de la Secretaría de Extensión de la Facultad de Ciencias Exactas, Florencia Saintout fue la primera oradora. "En la Argentina no solo está el conocimiento para hacer medicamentos. Están los hombres y mujeres que se siguen preparando, que usan tecnología producida en la Argentina. Aunque después vayamos a los barrios y nos encontremos con personas que nos dicen que tienen que elegir entre comprar un yogur o un medicamento. En muy pocos meses vemos que se pasa de esta opción a ir con una lista de remedios que no pueden comprar y por lo tanto, terminan no tomándolos".

"Esta es la tremenda Argentina que estamos sufriendo en este momento y esa es la Argentina que estamos combatiendo, por eso estamos del otro lado, del otro lado de la historia. Los científicos, los docentes, los trabajadores y los que ni siquiera tienen sindicatos que los defiendan cuando de un día para el otro les cambia la vida."

Frente a colegas provenientes en su mayoría de las ciencias exactas y naturales, Saintout se refirió al rol de las ciencias sociales y recordó que "la ciencia social está para analizar estas cuestiones. Nace a contracorriente del sentido común. Pone en cuestión un sentido históricamente construido entre relaciones de poder. Por lo tanto, en este momento es imprescindible, hagamos ciencia social o no, estar batallando contra un sentido común que construye el "hay que salvarnos como podamos".

Roberto Salvarezza consideró que lo que propone el actual gobierno es no tener cabida. "Es la exclusión. Así como se vacía la ciencia y la educación, se vacía todo lo que nosotros queríamos como un derecho y ellos lo transforman en negocio, sin la menor ética".

El ex presidente del CONICET recordó las palabras del actual Jefe de Gabinete, Marcos Peña, cuando en diciembre pasado expresó que el espíritu crítico le ha hecho mucho daño a la Nación. En ese sentido, afirmó: "vienen por nosotros porque justamente no quieren espíritu crítico. Les molesta el conocimiento. Porque nosotros vamos a salir a decirles lo que hacen mal. No se trata de un problema de caja, ni para la ciencia ni para la educación. Se trata de que las universidades siempre han sido el lugar de resistencia. Y qué buena es la autonomía universitaria en momentos como estos. Son nuestros científicos y universitarios los que van a discutirles los negocios de salud, o los de medio ambiente. O como cuando desde los Departamentos de Informática y Computación, nuestros especialistas fueron hasta el Congreso y cuestionaron la implementación del voto electrónico. Un ejemplo muy claro de cómo, desde la comunidad científica, pudieron pararse y decir: con esto se puede hacer fraude".

Por su parte, el médido sanitarista Daniel Gollan recordó las palabras de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner acerca de que los modelos neoliberales desestructuran la sociedad, la desorganizan. "En este tiempo estamos constatando eso. No sólo en los números, en las estadísticas, en lo que nos cuentan. Lo que pasa en cada uno de los ámbitos públicos y privados".

"Estamos saliendo casa por casa, empresa por empresa, comercio por comercio. Y realmente creo que nos quedamos cortos respecto del nivel de sufrimiento que genera en la sociedad esto de no poder planificar la vida. Algunos no pueden planificar si tendrán vacaciones, otros si tendrán trabajo y otros directamente no saben ni pueden planificar si podrán comer esta noche. Uno recorre los barrios y ve la carga de angustia que hay en estas personas que dicen tener que elegir entre comer o comprar los medicamentos. Todo lo que tenían el Estado se los ha quitado. Entonces, nos estamos quedando cortos con lo que la realidad está produciendo. Cuando la patria está en peligro, lo menos que se puede permanecer es indiferente".

Carlos de Feo, de CONADU agregó que miles de jóvenes ya no pueden acceder o permanecer en la Universidad porque este proyecto político hoy los está dejando afuera. "Gracias a la autonomía universitaria nosotros pudimos resistir en los noventa y logramos que la Universidad siguiera siendo gratuita, pública y estatal. Vienen por una Universidad que responda a las necesidades del mercado".

Como tantos otros investigadores presentes en el Aula Magna de Ciencias Exactas, Matías Rafti, docente y delegado de la Asociación de Docentes de la Universidad de La Plata (ADULP) habla acerca de la necesidad de reconstruir el modelo de proyecto de país, para el cual era importante y tenía sentido contar con empresas de base tecnológica nacional. El mismo es hijo del proceso que inició Néstor Kirchner, cuando refundó el sistema científico, lo que le permitió acceder a carrera. "La inyección de gente y recursos que se promovieron en la pasada década fueron en salvaguarda del conocimiento. Kirchner encontró un sistema científico con una pirámide muy envejecida, casi vacía de becarios en la parte inferior. Al generar ese trasvasamiento generacional se evitó que con la jubilación de muchos investigadores se perdieran líneas de investigación que hubieran significado años de retraso para recuperarlas. Este hecho nos marcó a los que hoy estamos cerca de los cuarenta años".

"Es como tener la Ferrari en el garaje. Pero si no tiene nafta no puede andar. Y la nafta son los becarios que ponen la mano y la cabeza a los proyectos y líneas de investigación. Justo ahora, cuando el CONICET –en la actual coyuntura- decide redireccionar los fondos desde la formación de recursos humanos hacia otros destinos, como el financiamiento de los llamados spin-off o la implementación productiva de conocimiento básico aplicado, y lo presenta como alternativa casi excluyente".

La defensa de lo hecho incluye dotar la capacidad instalada -que tuvo magnitud creciente hasta 2015– de gente que la opere con recursos para producir conocimiento. Para Rafti, la perspectiva es que con el actual programa, la disminución de recursos humanos e insumos necesarios vuelva ociosa parte de la capacidad instalada en los últimos años. El otro punto tiene que ver con los insumos necesarios para hacer investigación. Falta de insumos porque cotizan a precio dólar y se compran gracias a subsidios que se otorgan en pesos. "La educación superior y la generación de conocimiento no puede ser un bien de cambio, no puede funcionar con la lógica del mercado. Tiene que funcionar con la lógica de un Estado que se oriente hacia el bien común, hacia el beneficio de toda la sociedad. No parece ser una prioridad del actual gobierno en el contexto presente de mercantilización del conocimiento", afirma.

Matías Rafti siente que formó parte de un momento revolucionario en el país: ARSAT, la creación de YTEC, las políticas activas en cuanto a la producción y regulación de medicamentos en la Argentina y el impulso a la tecnología de producción de reactores nucleares y radares –sin olvidar los cientos de científicos repatriados– forman parte de una de las banderas del desarrollo de soberanía tecnológica nacional. "Las cosas que nosotros tenemos más cerca del corazón", dirá Rafti. "Identificar a la ciencia con la soberanía es una de las razones que han motivado un cambio en la conciencia del científico como trabajador".

En el contexto actual, a la incertidumbre porque peligra el salario se suma que el actual gobierno va vaciando de contenidos y sentidos a empresas que son modelo en la región. YTEC fue creada para alcanzar la soberanía energética, de la mano de recursos humanos propios y de desarrollar el know how y disponer de las herramientas para explotarlo. Ahora, ¿qué sentido tiene YTEC si el autoabastecimiento de energía deja de ser una prioridad? En cuanto a ARSAT, Rafti señala: "Se puede desfinanciar la construcción del ARSAT 3 dejando sin contenido el ARSAT 2 o bien meter compañías extranjeras a competir en el área de los servicios que puede ofrecer en telecomunicaciones el ARSAT 2. Lo que está en juego hoy, es el modelo de país".



Paralelo de Macri y Macron, y el porque de la velocidad en los cambios.

http://www.voltairenet.org/article197388.html

Lo que está preparando el presidente Macron

Los franceses están descubriendo con inquietud, ya demasiado tarde, que en realidad no conocían a Emmanuel Macron, a quien eligieron como nuevo presidente de la República. Basándose en las recientes declaraciones de Macron y comparando sus actos como presidente con el contenido del informe que había redactado para la Comisión Attali en 2008, Thierry Meyssan anticipa el verdadero rumbo del partido En Marche!, creado específicamente para poner a Macron en la presidencia.

 | DAMASCO (SIRIA)  
+
JPEG - 32.6 KB

Desde que el presidente Jacques Chirac sufrió su accidente cerebro-vascular, en 2005, Francia no ha tenido un verdadero jefe de Estado. Debilitado por la enfermedad, Chirac permitió la lucha interna entre sus ministros Villepin y Sarkozy. Y después, los franceses llevaron sucesivamente a la presidencia de la República a dos personajes –Nicolas Sarkozy y Francois Hollande– que nunca llegaron a cumplir realmente con lo que debería ser un presidente de Francia. Ahora acaban de elegir para ese cargo a Emmanuel Macron, creyendo que se trataba de un joven impetuoso y capaz de recuperar la dirección del país.

La campaña que antecedió la elección presidencial de 2017, al contrario de las anteriores, no dejó espacio a un debate de fondo. Fue cuando más la ocasión de comprobar que todos los candidatos de menor importancia –o sea, los que no contaban con el respaldo de las grandes formaciones políticas– ponían en tela de juicio a la Unión Europea, institución que todos los candidatos importantes consideraban la panacea. Esta campaña presidencial fue fundamentalmente una especie de serie de televisión que denunciaba la supuesta corrupción de la clase política en general y en particular la del candidato favorito, Francois Fillon –narrativa típica de las «revoluciones de colores». Y como en todos los modelos anteriores de revoluciones de colores, sin excepción alguna, la opinión pública reaccionó a favor de lo que podríamos llamar la "política de la escoba", o sea todo lo anterior es corrupto y hay que liquidarlo, mientras que todo lo nuevo es justo y bueno. Pero no se ha comprobado ninguno de los delitos mencionados.

En las revoluciones de colores anteriores, la opinión pública demoraba entre 3 meses –como en la «revolución del cedro» libanesa– y –como en la «revolución de las rosas» de Georgia– 2 años en despertar y darse cuenta de que había sido manipulada. Y esa opinión pública volvía entonces a lo que quedaba del anterior equipo gobernante. La habilidad de los organizadores de las revoluciones de colores consiste por tanto en realizar de inmediato los cambios que sus padrinos quieren imponer en las instituciones.

Emmanuel Macron anunció desde el principio que reformaría urgentemente el Código Laboral, recurriendo para ello a un procedimiento que le permitiría hacerlo por decreto. También anunció importantes reformas institucionales: modificación del Consejo Económico y Social, eliminación –en términos empresariales podría hablarse más bien de «despido»– de la mitad de los diputados y senadores y «moralización» de la vida política. Todos esos proyectos corresponden punto por punto al contenido del informe de la Comisión para la Liberación del Crecimiento Francés elaborado en 2008, comisión que tuvo como presidente a Jacques Attali y cuyo secretario general adjunto fue precisamente Emmanuel Macron.

JPEG - 49.4 KB
El informe de la Comisión Attali, creada por el presidente Sarkozy, comienza con las siguientes palabras: "Esto no es un informe ni un estudio sino una serie de instrucciones para reformas urgentes y fundadoras. No tiene carácter partidista ni bipartidista. Es no partidista."

El Código Laboral

En lo tocante al Código Laboral existe, efectivamente, un amplio consenso a favor de adaptarlo a las situaciones económicas contemporáneas. Sin embargo, el análisis de los documentos preparatorios disponibles, muestra que el gobierno no es parte de ese consenso. La intención del actual gobierno francés es abandonar el sistema jurídico latino para adoptar el que se encuentra en vigor en Estados Unidos. Eso implica que un empleado y su patrón podrían negociar entre ellos un contrato que viole la ley. Y, para que no queden dudas sobre la amplitud y la importancia de esta reforma, el sistema educativo francés tendrá que "producir" niños bilingües, que sean capaces de hablar francés e inglés al terminar le enseñanza primaria.

Pero no ha existido en Francia ningún tipo de debate sobre este cambio de paradigma. Como máximo, se mencionó en debates parlamentarios sobre la ley El-Khomri-Macron, en 2016. Algunos observadores señalaron en aquel momento que el predominio de las negociaciones en el seno de la empresa sobre los acuerdos por sectores de actividad abría el camino a una posible caída de Francia en el derecho estadounidense en materia laboral.

Esta opción resulta particularmente sorprendente dado que, si bien Estados Unidos es la primera potencia financiera mundial, en el plano económico ese país se ha quedado detrás de naciones tan diferentes como China y Alemania. Además, si el Reino Unido respeta el voto de sus electores y sigue adelante con el proceso de salida de la Unión Europea, el modelo dominante en el seno de la Unión ya no será el modelo anglosajón –de carácter financiero– sino el modelo económico de Alemania.

Las instituciones

En cuanto a la reforma de las instituciones, llama la atención ver que, aún en caso de que resultaran excelentes las reformas que el presidente Macron pretende imponer, ninguna responde a lo que esperan los franceses. Nadie había denunciado hasta ahora una cantidad excesiva de parlamentarios ni de concejales. Sí existen, por el contrario, muchos informes que denuncian la acumulación de estratos administrativos (comunas, comunidades de comunas, departamentos, regiones y Estado) y la proliferación de comités o comisiones considerados inútiles.

La realidad es que el presidente Macron esconde sus verdaderas intenciones. Su objetivo a mediano plazo, ampliamente anunciado desde 2008, es suprimir las comunas y departamentos. Se trata de homogeneizar las colectividades locales francesas según el modelo que la Unión Europea ya impuso en todas partes fuera de Francia. Rechazando la experiencia histórica francesa, en la presidencia de la República se considera que los franceses pueden ser administrados como todos los demás europeos.

La reforma del Consejo Económico y Social sigue siendo nebulosa. Sólo se sabe que se trataría simultáneamente de disolver los innumerables comités o comisiones clasificados como inútiles y dejar el diálogo social en manos del Consejo. El fracaso del presidente De Gaulle en ese tema, en 1969, hace pensar que si se realizara esa reforma no sería en aras de resolver un problema sino de enterrarlo definitivamente. En efecto, aunque el diálogo social se efectúa actualmente a nivel sectorial, la reforma del Código Laboral dejará ese diálogo sin objetivo concreto.

En 1969, el presidente De Gaulle se resignó a abandonar nuevamente su viejo proyecto de «participación», o sea de redistribución del incremento del capital de las empresas entre los propietarios y sus empleados. De Gaulle propuso, en cambio, hacer que el mundo del trabajo participara en el proceso legislativo. Y para eso se le ocurrió organizar la fusión del Consejo Económico y Social con el Senado, de manera que la cámara alta reuniese simultáneamente a representantes de las regiones y del mundo profesional. Lo más importante es que propuso que esa cámara no pudiera seguir redactando leyes por sí misma sino que emitiese una opinión sobre todos los textos antes de la presentación de estos en la Asamblea Nacional. Se trataba, por tanto, de otorgar un poder de opinión legislativa a las organizaciones campesinas y liberales, a los sindicatos obreros y patronales, a las universidades y a las asociaciones familiares, sociales y culturales.

Las dos prioridades que el presidente Macron pretende llevar adelante antes del "despertar" de sus electores pueden entonces resumirse de la siguiente manera: 
- regular el mercado laboral francés según los principios del derecho estadounidense; 
- adaptar las colectividades locales a las normas europeas y enquistar las organizaciones representativas del mundo laboral en una asamblea puramente honorífica.

Además de borrar, sólo en beneficio de los capitalistas, toda huella de varias siglos de luchas sociales, Emmanuel Macron tendría entonces que lograr alejar a los parlamentarios de los electores que votaron por ellos y que esos parlamentarios renuncien a implicarse en los asuntos públicos.

Sobre el mismo tema, ver 
- «De la Fondation Saint-Simon a Emmanuel Macron», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 17 de abril de 2017. 
- «Kadima! En Marche!», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 10 de mayo de 2017. 
- «Macron y Libia: la Rothschild Connection», por Manlio Dinucci, Il Manifesto (Italia), Red Voltaire, 2 de agosto de 2017.